Everything but temptation

noviembre 2, 2009

Anhedonia

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 12:52 pm

Es la incapacidad para experimentar placer, la pérdida de interés o satisfacción en casi todas las actividades. Y es que placer continúa siendo esa palabra difícil de describir pero de la que todos tenemos recuerdo por haberla experimentado.

Hay distintos tipos de placer físico: el producido por el gusto (ciertamente se pueden llevar a la boca muchos tipos de cosas); el producido por el tacto (masaje, placer sexual en sus diversas manifestaciones,…); el placer auditivo (¿la música de lady gaga?), el visual (arte,…), el deportivo (y si no díganselo a mi vecino madridista)…

Alguien nos explica en su blog que sufre de un retardo de placer. “Cuando hago algo que me da placer solo soy consciente de esa felicidad después de haber vivido ese momento. Soy retardado de placer en todo. En todo menos en el sexo. Cuando me corro soy plenamente consciente de mi placer. Es el único momento…”.

placer

Nos hemos convertido en una especie que busca el éxtasis exprés. No hemos acabado de disfrutar una cosa y ya estamos buscando la siguiente… Pasa (y mucho) en el mundo de las relaciones. Nos saciamos antes de empezar, y nos lanzamos a buscar más y más sin detenernos a saborear lo que teníamos entre manos… y a la larga sólo queda el vacío, el retardo en el placer, el recuerdo de lo que ya no está ni estará con nosotros.

Nos recuerda wikipedia que los griegos aconsejaban un placer moderado y consideraban un vicio pernicioso cualquier placer inmoderado. Algo tiene que haber para mí, y muchos otros, a medio camino entre el vicio, el morbo y despertar cada noche solo con poco más que un recuerdo entre las manos…

Anuncios

septiembre 27, 2009

Relato: Del corte de mangas al corte de pelo

Filed under: Relatos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 12:28 pm

El despertador le descubrió con pocas ganas de ir a currar e incluso peor cara. El sábado no era el mejor día para estar trabajando en una peluquería, y nada podría salvarla de acabar con pies molidos y manos doloridas.

Hasta que se obró el milagro, una fuerte tromba de agua se inició de camino al centro que leacabó por despertar e hizo también que asomara una sonrisilla a nuestra protagonista. Llegó empapada pero sabedora de que su estrella había cambiado por la suerte meteorológica. Como no podía ser de otra manera el teléfono comenzó a sonar para anular citas varias de pelu, pedi y bisílabos varios. Todas mujeres, a pesar de anunciarse como peluquería mixta pocos hombres osaban cruzar la puerta. Tal vez el cartel con fondo rosa ahuyentara a las fieras con melena, vamos, a ellos.

toro

El despertador le acabó por abrir los ojos a la realidad sería el último día que compartiera cama con ella. En vez de expresarlo con palabras se limitó, a la puerta de casa, a hacer un expresivo corte de mangas. La tarea se completó con un sms en el que simplemente decía ‘ya volveré a recoger mis cosas’.

Había llegado el día D, y estaba resuelto a un cambio radical. Mientras iniciaba el paso hacia el centro unos truenos anunciaron la que se avecinaba. Estaba claro hoy era día de tormenta para todos.

Sin rumbo claro se resolvió aventurarse en lo que había deseado durante toda su puta vida. Hacer cosas estúpidas sin que una voz cansina le recriminara eso mismo, lo estúpido de la situación. Así, empapado y con ganas de aventura se encontró en medio de la calzada. A un lado un garito de mala muerte que auguraba mañana de resaca, un clásico. Justo enfrente una peluquería con un cartel rosa. La decisión estaba clara, iría a desmelenarse. Primero un par de copas para empezar bien la mañana.

La única persona visible era una chiquita mona que se mordía las uñas. Ante mi presencia apartó las manos de su boca y mostró una bonita sonrisa, casi-casi de felicidad.

Descansando sus posaderas sobre la butaca mataba el tiempo mordiéndose las uñas. Habían transcurrido un par de horas y ni un cliente había asomado por la puerta. Esto debía de ser muy próximo a lo que llamaban felicidad… Alertada por el chillido de la puerta giró la vista y descubrió a un buen mozo que daba la sensación de haber dejado un gran peso atrás. Mientras se ponían manos a la obra él pensaba: estará casada pero no le gusta trabajar con alianzas ni anillos. Ella sencillamente, será maricón. Quién si no pediría un corte tan próximo al cero.

Si bien el lenguaje corporal, ése que no necesita de palabras, comenzó a fluir. Sería el involuntario roce de sus cuerpos en todo el proceso. O los efluvios de perfumes (y algún que otro alcohol) mezclados con olor a lluvia. O las pasiones soterradas tan próximos a un sábado noche.

Ella sugirió rematarlo con un masaje capilar, él se dejó arrastrar por sus manos. Ella pensaba en un número de teléfono, él en una (y muchas) noches para el recuerdo…

Tal vez porque el masaje se había extendido ahora al cuello, tal vez porque el tiempo pareciera no correr para él, tal vez porque ella anhelara rematarlo ahí mismo con un beso. El agua fría puso fin a todas esos momentos. Ella alzó la voz, son quince cincuenta. Él replicó, necesitaré un champú para el pelo.

La noche del sábado la pasó mordiéndose las uñas pensando en su cuello. Él, tirándose de los pelos. Quería para sí a aquella peluquera pero la resaca y desmemoria se interpondría entre ellos. La noche le despertó agarrado a un bote de champú e involuntariamente con las manos en el pelo. Nervioso por hacerlo crecer a golpe de tirones, impaciente por poder repetir todo aquello.

mayo 14, 2009

Ocho centímetros

Filed under: sentimientos — Etiquetas: , , , , , , , — mytemptation @ 4:31 pm

 

La Leona de Guennol es una estatua mesopotámica de 5.000 años hallada en Iraq en 1930. Se trata de una figura antropomórfica que representa a una leona hipermusculada. De piedra caliza, apenas mide ocho centímetros siendo uno de las primeras obras maestras de los albores de la civilización.

Fue subastada por 57 millones de dólares, la cifra más alta de la historia pagada por una escultura, la pieza permanece en manos privadas anónimas.

Su importancia histórica deriva en que fue creada al mismo tiempo que el primer uso conocido de la rueda, el desarrollo de la escritura cueniforme y las primeras ciudades de la humanidad.

guennol

Desconozco quién puede invertir 57 millones de lo que sea en algo tan pequeño que no llega a los ocho centímetros, o qué tipo de placer absolutamente fuera de lo terrenal puede dar algo así. Tampoco sé qué pueda representar para mí o para nadie algo tan al principio de la historia de la humanidad.

Pero hoy encuentro reflejo en este pedazo de historia que os relato. Encontré a mi chico hace apenas unas semanas, no es ni tan siquiera musculado pero puedo asegurar que anoche mismo, al despedirnos, pagaría lo que fuera por un trozo de él pues estaremos alejados una semana. Para mí representa el principio de la felicidad plena, el llegar a comprender, de verdad, el significado de esa palabra de cuatro letras.

Es mi descubrimiento, el hallar ese uno entre millones sobre los que poblamos este planeta. El saber que nos complementamos a la perfección y ser consciente de que tan sólo estamos al inicio de la relación, que aún podemos derivar hacia algo mejor aunque ya soy consciente de que es mi obra maestra. Ésa de la que en hoy mismo quiero un pedazo (que valoraría en millones) para que mi corazoncito pueda sobrevivir una semana separados…

abril 6, 2009

Una fotografía

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:55 pm

Una fotografía me sirve de inspiración esta noche, nada que tenga que ver con píxeles ni brillos, ni tan siquiera mates. Es la entrada de Yes de hoy mismo en su blog

Llevo toda una vida sin cámara de fotos y no acabo de acostumbrarme a ese cruce de extrañas sensaciones. Me pasa que en una de cada cien fotos hay algo más, algo oculto o que quisiéramos ocultar: una mirada, una postura, un gesto…

beso

Ese instante de algo muy personal que queda ahí para siempre, esa sensación de que alguien atrape algo de ti aunque sea un instante de soledad en compañía o de pura felicidad (ojalá), ese escalofrío que te recorre al recordar lo que realmente pasaba por tu cabeza cuando lo que es no es lo que parece…

Y se vuelve a repetir, mi memoria comienza a funcionar y recuerda. La foto como sigue, había dos personas en un cuarto, una de ellas que hoy ni quisiera recordar. Mientras me mostraba fotos de lugares increíbles yo no podía dejar de mirarle. Los colores en su cercanía se multiplicaban, las sensaciones en mi imaginación se disparaban sin ver una sola foto, por su mera presencia…

De repente su voz llenó la estancia ‘¿no es lo más maravilloso que has visto nunca?’. Yo contesté sin dejar de mirarle un instante ‘lo es…’.

diciembre 27, 2008

Un año para el recuerdo (II): Salida del armario en Nochebuena

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , — mytemptation @ 3:07 am

 

Supongo que éste es uno de los clásicos en las entradas de un blog, al menos, en lo que se refiere a salida del armario y no tanto a lo de armar el Belén en Nochebuena, nunca mejor dicho. Sucede que me ha llevado un poco más que a muchos porque mi vida se construye por trocitos temporales en distintas ciudades. No he vivido más de veinte meses en la misma ciudad desde hace doce años. Y ya tocaba asentarse, yo en Madrid, y construir relaciones, amigos duraderos, confidentes e incluso un blog.

bosques-sin-fronteras

Hacía que no visitaba mi ciudad medio año, y ya en el AVE elaboraba un pequeño discurso de lo que había que decir. Yo que juego con las palabras a diario en el blog y me costaba expresar lo que quería decirme incluso a mí mismo antes de exteriorizarlo en voz alta ante otros, en este caso mi familia. Me fueron a recoger a la estación, me tomé un buen tubo de cerveza a la puerta de casa y hala al toro.

Fue sencillo, llegué a casa y mis padres estaban en la cocina, besos y una frase rápida ‘tengo que deciros una cosilla…’, esta entrada no formaba parte del discurso pero fue fácil, algún tono en mi voz emocionado (esto tampoco lo había preparado) y poco más, en la medida que formulaba lo que soy veía los ojos de mis padres crecer en alegría… nada podía ir ya mal.

Conjugué, y mucho, el verbo construir que es lo que más deseo ahora en que disfruto de lleno de mi vida, confesé que últimamente gozo de periodos de inmensa felicidad… y lo dejamos ahí porque tocaba comer, la comida en Nochebuena. A mi hermano y cuñada que también comían pues se lo dije de corrido y, sobre todo, ella insistía en conocer si había alguien, si había fotos, si estaba conviviendo con alguien… Esa misma tarde mientras paseaba por Valladolid con la cara helada de frío me volvía a sorprender sonriendo a la vida, en otro de esos momentos (y van…) de inmensa felicidad. Gracias a tod@s.

 

PD. Hoy la foto es para el premio al mejor Árbol Gigante 2008, El Carballón de Valentín (Tineo, Asturias), nació alrededor de 1160… Por otra parte, os noto algo descarriados con esto del final de año dado que os centrasteis en comentar mi foto en plan que si nudista o que si no, cuando lo importante era la parte de guapetón, si lo llego a saber subrayo antes la palabra. Mañana, en Un año para el recuerdo: sms para recordar.

octubre 23, 2008

Creo que me he ganado un amigo para toda la vida

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 8:33 pm

Es curioso cómo nos llegan a sorprender, incluso, los más cercanos. Tengo un compañero de curro con el que he compartido infinidad de desayunos y comidas por no hablar de interminables horas en la oficina, y ayer comiendo me dice que su compañero de piso es realmente su ex, aunque han estado dos años juntos…

No soy una persona que se fije en los detalles, pero coincidimos por casualidad recientemente en un restaurante y él iba muy bien acompañado, sonreía a raudales e intuí una actitud que parecería demasiado familiar para algunos, el brazo de alguien casi rodeaba su cuello. Más, ha retomado el gimnasio y llega a ir hasta seis veces por semana. Desde hace poco ha comenzado a sorprenderme con todo un recital de cremas quemagrasas, reductoras de cadera y reafirmantes de cara. Ha sido un increíble proceso en sólo un mes.

El que nunca salía de marcha me descubría en recientes conversaciones que había tenido que coger un taxi de madrugada un día de diario porque ya no funcionaba el metro… Vamos que era blanco y en botella, y me lo dijo con su sonrisa y su radiante felicidad para a renglón seguido darme una lección de cómo pasarlo bien en un mes terminando cada una de sus frases con un ahora que estoy soltero… Y mientras yo callado, pues con mis pocas palabras de asentimiento me inundaba la sensación de estar teniendo una de las conversaciones más importantes de mi vida…

Ahora en el desayuno charlamos sobre sus problemas de soltero, que también los hay. De momento, hemos quedado para salir el sábado. Lo que ya era un amigo y compañero de trabajo creo que ha pasado a convertirse en un amigo para toda la vida…

octubre 14, 2008

Sonrisa a medianoche

Filed under: sentimientos — Etiquetas: , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:46 pm

Será que ando bajo el influjo de la luna llena de esta misma noche, será que me he tomado una copita de vino para dormir bien pero me ha vuelto a suceder, me he vuelto a descubrir sonriendo en la cama a punto de dormir… Y digo que me sorprende porque con las hostias que te da la vida a diario pues, al final, con la calma de la noche me descubro que inconscientemente hago un resumen del día, y surge, surge esa sonrisa.

Tal vez, incluso sea un sistema de autodefensa y a la hora de recapitular entre lo bueno y lo malo del día me quede precisamente con eso, con lo bueno. Que una amiga se ha quedado embarazada, el chiste que alguien se esforzó es explicarme (dos veces!!!), la sonrisa gratuita de mi compañero de oficina cada mañana,…

Así pensado, esos instantes son pequeños granitos de arena que todos sumados pesan tanto en mi cabeza al cabo del día que los tengo liberar, y qué mejor manera que agarrado a la almohada con mi mejor sonrisa, ¿será eso a lo que llaman felicidad?

septiembre 15, 2008

Relato: el móvil y el sexo

Filed under: Relatos, sexo — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:45 pm

Era festivo y casi la hora de comer, el día acompañaba y a pesar de estar en las postrimerías del verano aún el sol calentaba en el cogote, y a esas alturas del calendario eso estaba muuuuuy bien. Lo primero que dijo nada más sentarnos es que yo estaba muy guapo… cómo iba a poder salir algo mal un día que comenzaba así.

La rutina se había perdido hoy en descubrirle un nuevo sitio para comer o, tal vez, sólo ese detalle en la carta, no lo recuerdo pero al otro lado de mis ojos sólo encontraba sosiego y felicidad. El sitio del café también lo sugerí yo, un local de moda de la zona. El postre y la copita lo reservamos para casa, y de camino se repitieron las paradas y trasbordos, también nuevas confidencias.

Hacía semanas que decidiera desplazar la cama de mi rutina sexual y extenderlo a otros ámbitos domésticos, para empezar el comedor estaría bien… Corrieron los hielos y el vodka, y también las cortinas. Se deslizaron la ropa y el combinado por nuestra garganta. Era perfecto, el moreno de nuestros cuerpos identificaba hasta dónde habíamos dejado correr el sol este verano, y conformaba una curiosa foto de tostados y blancos.

Su móvil interrumpió la escena, el (poli)tono era el de una canción del verano que, por supuesto, desconocía. Se puso a bailar al ritmo, y descubrió para mí toda su esencia, esa que me hacía repetir cada fin de semana, el perfecto retrato de lo que buscaba y que había encontrado.

La segunda parte continuó ya en mi cama, había decidido desplazarla pero no desterrarla! Al recostarme me reencontré mi lugar favorito y placentero, el de las siestas. Y más pronto que tarde llegó el relax, el regusto de lo bien hecho que se mezcla con las palabras en la intimidad.

En algún momento todo cambió. De repente comenzaron los reproches por algo en lo que sin duda me equivocaba, corrió la ropa por sus extremidades y la sombra por detrás de la puerta, imposible ya de alcanzar. Los pensamientos se apelotonaron pero poco había ya que dialogar.

Mi llamada de móvil no estimularía esta vez de la misma manera a la persona que acababa de desear, cómo decirle que para mí el sexo no importaba que lo que de verdad valoraba era su persona y esa intimidad de después, bajo las sábanas…

septiembre 10, 2008

La felicidad y quién la tiene más larga

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:18 pm

Hay días en que surfeas la Red y no encuentras más que tonterias, hay otros como hoy en que he hallado esto:

En una encuesta realizada a unos estudiantes de Harvard se les preguntó si preferían ganar 50.000 dólares al año y los demás 25.000 o bien ganar 100.000 y los demás 250.000. La mayoría eligió la primera opción.

Lo primero que me viene a la cabeza es que a los chicos a los que se preguntó esto se les considera listos, así pues puede que ganar un cerito más a la derecha implique más carga de trabajo, estrés, escaso ocio o que incluso no se te levante ni por la mañana ni por la noche. Al parecer la respuesta científica a dicha pregunta no va por ahí y tiene que ver con algo llamado ‘felicidad’ (?) que es eso que todos buscan y unos pocos sienten apenas unos instantes.

Dice el estudio que la pega a lo anterior viene cuando el dinero puede emplearse en comparar, no en comprar, en cuyo caso podemos caer en un círculo de infelicidad. A mí es que es todo con ejemplillos me resulta más fácil. Vamos a ver, esto es lo de tenerla (un pelín) más larga que el vecino, que puede que seas feo y desgarbado pero ese centímetro de más te da un subidón que pa´qué. En la sociedad actual tenemos ejemplos claros, quiero decir mitos, de que cuanto más mejor. 

Sin embargo, los expertos aseguran que la puñeta a todo esto es que incluso un coche de lujo proporciona una felicidad pasajera: en el momento en el que nuestro vecino adquiere un automóvil similar al nuestro la felicidad obtenida se anula, es decir, el círculo ese de infelicidad. Hay que joderse! Y es que encima es así!!

No tengo una conclusión clara para este estudio pero me quedaré con lo que siempre me han dicho en casa: el dinero no da la felicidad, pero ayuda…

Blog de WordPress.com.