Everything but temptation

febrero 21, 2010

Pon un romántico…

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 9:58 pm

Unos se conforman con poner un consolador en sus vidas, otros necesitamos esas vibraciones en forma de caricias y calor de otra manera. El caso es no estar nunca satisfechos con lo que uno tiene más a mano…

Estoy de vuelta de unos desenfrenados carnavales canarios. La gente ligera de ropa, las ganas de divertirse y el alcohol, todo mezclado en su justa medida lo convierten en un paraíso del vicio. Un vicio sano, en todo caso. Ése que te hace alargar tus dedos más de la cuenta entre el gentío para tocarse y dejarse tocar, que dispara los sentidos (y no sólo los sentidos) que invita a juntarse y a perder la ropa, la poca que queda.

Es una moderna danza tribal a ritmo de sonidos electrónicos donde todos llevamos la máscara de quien no somos. Mientras, multitud de manos que no son las tuyas se van apoderando de tu cuerpo. Prueban a intentar saciar su sed hasta dar con las elegidas que te acercarán aún más al paraíso. La noche se tornará en perversión, y la perversión en sexo, mucho sexo. Al día siguiente más de lo mismo salvo que serán otras manos.

Uno despierta del sueño (y de la resaca) una semana después para darse cuenta de que la vida no es sólo eso, o debería decir sexo. Recién llegado a Madrid, ya de bruces contra la realidad/rutina ansío bajarme una peli romántica, solo por sentir que unas manos rozan mi corazoncito. Sólo por saber que esas mismas manos estarán de nuevo ahí al día siguiente, y al otro, y al otro. Lo dicho el caso es no estar nunca satisfechos con lo que se tiene más a mano…

Anuncios

noviembre 23, 2009

Mis primeros guisos y el romanticismo

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:12 pm

Me descubro en el sofá con compañía. La conversación ha fluido. La química y algo de alcohol parecen ya recorrer nuestras venas, y nuestras cabezas (las dos). Hasta que llega un momento en que todo parece torcerse, dos largos silencios indican que la situación-sofá ha de reconducirse. Soy yo el que toma la iniciativa, basculo mi peso hacia su cara y le planto un prolongado beso.

Sus ojos le delatan, le he pillado por sorpresa. No es la primera vez, ni será la última. Tengo clavadas esas miradas: en ascensores, en parques, en espejos, en coches… Veo su mirada desnuda que muestra algo que no esperaba (al menos todavía). Me trago mi saliva y me alejo. Tal vez sea momento de que corra el aire unos segundos…

Me toca congelar el momento y dictar a mis manos calientes que se detengan. Ésas que aún no han tenido tiempo para detenerse en lo que ansían. Y es que sólo hay una primera vez para estas cosas y lo he vuelto a precipitar.

Mi alivio es que ninguno de los dos recordaremos ese instante, o tal vez, sí y estas palabras ahora escritas queden grabadas en la mente de alguien por mucho tiempo. Lo he vuelto a hacer, me he vuelto a adelantar. La diferencia es que ésta vez incluso se atreven a expresármelo en voz alta: “pensé que sería algo así con abracitos, juntarse…”. (¡tierra trágame!).

Que nada, no hay manera. Soy un torpe cocinero en el arte de encontrar ese punto exacto del romanticismo. Algo así como cogerle el punto a un guiso a al arroz, que en ocasiones te pasas y otras la cosa aún estaba pelín cruda.

Mientras mi mente cocina una respuesta, y aún en el sofá, le planto otro beso. Hay que hacer tiempo… a ver si me acaba haciendo bien este guiso 😉

noviembre 16, 2009

Morb(oso)

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:35 pm

No me había pasado nunca. Volvía de una cena, igual que hace dos semanas en un día cualquiera de diario. Yo conducía y mi acompañante aporreaba a fuerza de pulmón la canción del momento. Puede que el alcohol suavizara algo su voz en el estribillo ‘I got a feeling…’.

Hasta que llegó el semáforo en rojo y tuve que frenar bruscamente. Ni se inmutó, me cogió por mi cabellera y me plantó un beso con lengua. El vodka comenzó a fluir entre nosotros, me gustó y quise saborear largamente ese momento ante la luz en ya en verde. Al siguiente semáforo mostramos nuestra indiferencia más absoluta uno por el otro…

La larga avenida madrileña daría para juguetear a cuenta de los semáforos. Éste sí, éste no, éste me gusta, me lo como yo… A la puerta de su casa los dos sentimos la necesidad del sexo. Mi mano asió su cara con fuerza para que no nos despegáramos en ese nuestro último beso por esa noche. No hubo tiempo para más, uno a su casa y yo a seguir mi camino.

Hoy se ha vuelto a repetir, coche y noche. Cena en el centro. Risas, confidencias, charla distendida. Quizá menos alcohol. Y de nuevo al coche. De repente un frenazo ante el mismo semáforo de la otra vez.

A los dos se nos ha cruzado en el mismo instante idéntica idea, el beso… Transcurrieron los segundos y el momento pasó. Tal vez, no había morbo en el asunto. Tal vez, ninguno de los dos buscábamos compromisos… (Adiós posible pareja, adiós). No hubo tiempo para más, uno a su casa y yo a seguir mi camino. Fin de la historia.

noviembre 15, 2009

Pan, Peter Pan

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , — mytemptation @ 9:02 pm

Creo que muy último paso por la adolescencia consistió en no avergonzarme al desnudarme ante alguien la primera vez. Cierto es que el alcohol (llamémoslo botellón) y la noche han ayudado a mi generación a suavizar el asunto, y que el sigo XXI ha traído consigo más facilidades. Los tiempos cambian, ay, si las webcam hablaran…

Pero en mi caso esa desvergüenza debió de evolucionar hacia los veintitantos pues aún me recuerdo con ciertas reticencias a tirar para abajo del slip… ains.

FrasesySexo

Y es que mi espíritu de Peter Pan se ha negado con fuerza a abandonar dicho remanso de eterna juventud. Ése que no quiere responsabilidades pero sí seguir disfrutando de lo bueno de seguir siendo un poco niño. Sinceramente pienso que lo de ruborizarme fue lo último que me ató a Peter Pan. Peter voló hacia su país y yo me quedé en tierra.

En ocasiones, busco esa inocencia con gente con la que me gustaría compartir algo más. Probar algo de lo que ya la edad o la inexperiencia son excusas. Llevo ya unas noches anhelando compartir mi cama con alguien. Estar abrazados y susurrarnos confidencias. Buscando algo que me dé miedo iniciar. Buscando algo que me ruborice sí, para a renglón seguido abrazarlo fuerte con mis manos… y hacerlo nuestro, suyo y mío.

octubre 20, 2009

Y nosotros, ¿qué somos…?

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , — mytemptation @ 7:48 pm

Siento crecer el nivel etílico en mi sangre, el alcohol amplía mi sonrisa y sonrosa mis mejillas dando aún más vida a mi rostro. Es sábado, es noche. Estoy a la vuelta del nuevo curso, y viejas voces me sorprenden con frases como las del título.

Porque nos movemos en un mundo de relaciones múltiples, de follamigos, de encuentros fugaces, de deseos instantáneos saciados antes de que dé tiempo a nada.

Mi teoría (nunca expresada en voz alta) es que la frasecita sobra, que ni uno ni otro podremos dirigir el rumbo de nuestra relación (si es que la hay), y que ella (la relación) será la que nos dirija a nosotros.

iceberg

Cada vez que me han dirigido esa frase me ha inundado un sentimiento de inseguridad por la otra persona. De querer adelantarse, de querer no tropezar, de no salir herido como hacemos periódicamente con esto de las relaciones.

Yo mismo me he encontrado compartiendo cama con alguien y al mismo tiempo mordiendo la almohada para no preguntar qué somos, seguro de que la contestación sería negativa… Seguro de que me sentiría mucho peor escuchando la respuesta en boca de otro: que no había nada entre nosotros. Sólo sexo, o miedo a la soledad, o que la opción de matar el tiempo con alguien es más saludable si se hace en compañía, qué sé yo.

Nunca he encontrado la respuesta deseada cuando mi corazoncito me ha impulsado a preguntar. Nunca he satisfecho positivamente la curiosidad de quien ha osado preguntármelo…

octubre 18, 2009

Nuevo curso

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , — mytemptation @ 8:49 am

Es algo natural, tendemos a valorar etapas: que si el nuevo año, que si el nuevo curso (atrás quedan mis tiempos adolescentes), que si el cumpleaños: los 18, los 40, los 80 años… Todo ello daba lugar a intentar responder preguntas tan inquietantes, en su momento, como si lograré tener sexo alguna vez, liberarme de mis padres por más de un fin de semana, o que si se me levantará de la misma manera a partir de los treinta. Dado que hoy es mi cumpleaños pues toca reflexionar un poco. Comencemos por lo más próximo.

ver para creer

Hoy me he levantado sólo, vamos sin compañía (otra vez). Nadie me ha preparado un desayuno que es uno de mis grandes anhelos el día de mi cumple, tomad nota por si queréis quedar bien un día (y una noche). Llevo años teniendo claro que sabría recompensar (y cómo) un acto tan sencillo como ése. También tengo los pies fríos que gustosos se restregarían con lo más caliente que me quisierais ofrecer. En fin, que tengo un problema de temperaturas y claro, como estáis leyendo no sé autorregularme. Que necesitaría de otro (u otros), tampoco vamos a escatimar en cuestión de números.

Por lo demás, uno va notando su evolución, hasta llegar a grandes descubrimientos, por poco creíbles, que parezcan: y es que no sólo de alcohol y resacas vive el hombre… Como en la foto, ver para creer.

Sí, sé que estáis esperando ese pequeño detalle. Hoy como todas las mañanas se me ha levantado (y cómo). Hasta he respirado con alivio…

agosto 2, 2009

De tábanos y soberbia

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 8:51 pm

La soberbia de Belerofonte le llevó a creerse un dios. Tras vencer en incontables batallas logró igualmente domar a Pegaso, su caballo alado. Llegado el momento, pensó que nada le podría detener y montando a Pegaso comenzó a ascender al Olimpo donde creía que estaba su sitio, entre los dioses.

Dicen que el dios Zeus enterado de su propósito mandó unos tábanos que picaron a su caballo y lo encabritaron haciendo a Belorofonte darse de bruces contra la dura tierra, así vencido. Dicen también que Pegaso, por su parte, se remontó hacia el cielo donde se inmortalizó como una constelación.

Kiss Me

Yo osé, bajo los influjos de la soberbia o quizá del alcohol, besar unos labios exóticos recién traídos de Brasil que me pudieran llevar al paraíso o al Olimpo, lo mismo me daba. Al parecer un amargo destino me aguardaba, quise ser un dios pero no era mi destino pues algo me picó en el labio y ahora tengo una enorme… calentura.

Aquí me hallo, rendido sobre el suelo, soñando con lo que no pude tener. Mientras, mi calentura crece y crece, y ya se aproxima en tamaño a la misma constelación de Pegaso, a todo ella!!!

julio 16, 2009

12 cosas que hacer para recuperarte de tu amor de verano

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 6:52 pm

Bueno, ya estamos de lleno en el veranito. Tiempo para el relax, para romper con la rutina, y, cómo no, tiempo para el amor. Aunque puede que alguna cosilla no haya ido tan bien… ¿alguna nube de verano que se ha convertido en nubarrón tormentoso? Despreocúpate, aquí encontrarás respuestas claras (y divertidas) a ese pequeño problemilla. Pelillos a la mar o a la piscina del barrio, lo que te pille más cerca. Hay que tirar pa´lante con el siguiente plan que paso a paso te presento por fases y desfases…

(DES)FASE I: Auto-auscultación

-Lo primero de lo que hay que preocuparse es: ¿te hiciste un tatuaje con su nombre? Si la respuesta es no pasa a la Fase II, de ser sí… vamos a medir el daño, hablamos de unas sencillas iniciales o de cuántas letras estamos hablando. Da igual, aprende la lección y la próxima vez utiliza genna!!!

FASE II: Depresión

-Date una sesión de penosidad. Escuchar la canción Pena, penita, pena o que contenga las palabras tonto/estúpido, o sólo/soledad para los menos excitables. Enciérrate en tu dormitorio, corre las cortinas y hala a repetir una y otra vez la canción.
-Cómo olvidar que de la misma manera tienes recalentar tu reproductor de DVD con varios pases de una película ñoña, tipo Titanic, al menos, contiene mucha agua y te resultará refrescante.
-Quema alguna foto suya, o simplemente bórralas del móvil, arrójate al Facebook y al Messenger para bloquear todos los contactos con el ya innombrable.

(DES)FASE III: Gula

-Chocolate, su propia palabra lo define, y dicen que también funciona como sustitutivo…
-Alcohol, otro clásico, ese dios de nuestros tiempos modernos. No hay quien te quite la borrachera post-ruptura. Llama a tus amigos, si hasta tenéis ya una palabra clave para el asunto… y a quemar las barras de Chueca.
-Date un capricho con la tarjeta de crédito (sólo para los muy pudientes), y si no ve al Lefties o al rastro y malgasta unos eurillos.

FASE IV: Reemplazo inmediato

-No pensarías que nos íbamos a quedar en casa encerrado o de resaca. Hala, a poner calor a los garitos de la ciudad para encontrar el amor de tu vida o, al menos, uno que te dure un par de estaciones.
-Envía tu email a tus amigos acerca de posibles citas a ciegas, o tira de chorbo-agenda o contrata el match.com, el meetic.com o el contactos.chueca.com. Y enciérrate, enRédate y no desconectes hasta tener, al menos, tres o cuatro citas en el bolsillo.
-Cómprate un bañador más corto y entallado, y luce palmito.

(DES)FASE V: No te rindas

-Regresa a donde vivía y pídele en matrimonio… hay un 50% de posibilidades de que te mande a tomar por el culo.

FASE VI: conviértete en estrella de la música (OT) o poeta

-Deja que tu mísera situación descubra al poeta que llevas dentro. Incluso, podrías convertirte en el próximo ganador de Operación Triunfo con las letras de melancólicas canciones que compusiste en estos momentos.
-Si nada de lo anterior funciona, conviértete en un pobre bloguero y da consejos en la Red sobre cómo recuperarte de un amor de verano…

junio 7, 2009

Caer

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:30 pm

 

…uno no debiera tropezar dos veces con la misma piedra. Es ese tipo de consejos que nos han coreado de una y mil maneras, con todo tipo de palabras para expresar que no es una buena idea… y, sin embargo, caemos. Y lo que es peor volvemos a repetir. Ni logro entender por qué en contra de nuestros propios razonamientos y voluntad caemos.

Los sábados noche, en particular, se convierten para muchos en eso, más de lo mismo. Toman de la noche a alguien que previamente se encargan de envolver en alcohol, y quién sabe qué más. Se van a la cama con ese algo y se levantan con lo que no es, ni fue, ni será…

levantarse.jpg

Es la lucha contra esa puñetera soledad que nos lleva a enfrascarnos en el fracaso más absoluto. Es una bomba de relojería bajo nuestra cama que nosotros mismos ponemos en hora y con la llegada de la luz del día siguiente se encarga de golpearnos con fuerza en la dura realidad.

Hoy se lo quiero recordar a este amigo con otras palabras pero con el mismo contenido y contundencia. Así te digo de forma muy clarita: ‘Uno no debe acostarse con un tipo con el que no se quiera levantar’…bss

mayo 16, 2009

Cosas del sábado noche

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , — mytemptation @ 11:43 am

 

Hay un momento en la vida en la que lo que se encuentra a tus pies se modifica para siempre, tiene mucho que ver con la primera borrachera. Me explico.

Durante toda una vida tomamos por seguro nuestra estabilidad y equilibrio hasta que llega esa noche en la que el alcohol se acumula en nuestras venas llenos de risa y diversión. Todo parece ir perfecto, hasta solemos ir sobrados y usamos ese verbo: controlar… Nos sale algo así como ‘apartaos, que yo controlo…’. Es ahí que llega esa típica escena en que decidimos ponernos en pie, algo falla, y acabamos por los suelos.

alcohol.jpg

Bienvenido a tu bautizo como borrachuzo oficial. Ahí tienes tu premio, tú medio descalabrado por los suelos aunque nada sentirás porque le alcohol te anestesiará unas horas más esa noche.

La primera reacción ya por los suelos te mueve a reírte de ti mismo y lo rídícula de la situación. Luego reintentas obtener lo que has perdido, el equilibrio, probando suerte con un segundo intento para desgraciadamente repetir escenario, otra vez tirado por el suelo. Es entonces cuando el poco cerebro pensante que te queda no comprende lo que sucede. Yo siempre he podido caminar, y cuando decía arriba era arriba, y ahora a todos mis intentos se estrellan contra la misma palabra: suelo…

Benditos amig@s, que te toman por los brazos y hacen su labor de escolta hasta lugar seguro mientras tú sigues farfullando palabras incoherentes ‘ lo estamos pasando de p.madre…’. El consuelo que a unos pocos les queda, incluidos los padres, es que pagarás tus pecados etílicos muy pronto, a solas, en forma de esa terrible palabra llamada : resaca…. Continuará, buen finde!!!

Older Posts »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.