Everything but temptation

mayo 17, 2009

Con la sonrisa a cuestas

Filed under: sentimientos — Etiquetas: , , , , , , , , , — mytemptation @ 7:51 pm

 

Este finde me ha faltado gente con la que compartir una cerveza, me ha faltado revelar alguna confidencia, me ha faltado sentir una mano amiga sobre mi espalda… Es curioso cómo un día puede pasar a ser algo excepcional por el mero hecho de compartir pequeñas cosas como las que comento. Que cuestan tan poco pero que de verdad se aprecian…

Uno con la edad, o con la experiencia, o por las propias cicatrices que deja la vida ha ido aprendiendo. Es por eso que me gusta siempre sonreír a los demás, aunque haya momentos que ni se entienda. Soy de los que escucho más que hablo. Soy de los que comparto más que atesoro…

deseo

Será que hace buen tiempo, que nuestro reloj biológico alarga un poco más las horas en esta primavera de días más largos, será que se ven más cerca las vacaciones… Pero mis ojos no lo ven, o no lo sienten así, se me cruza la mirada, los cables y demás.

Será que, a veces, vivir sólo lleva más de unos pocos pequeños esfuerzos, que se echa de menos a la gente, compartir una pizza sobre el sofá para hablar de temas que aportan tanto a nuestras vidas como eurovisión, qué sé yo…

Estamos a las puertas del lunes pero esto se hace cuesta arriba, y sin embargo sigo con la sonrisa puesta… la costumbre.

Anuncios

abril 26, 2009

Los domingos y el recuerdo

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:58 pm

Los domingos como día más relajado de la semana me da por rememorar la infancia. Siempre me asoma una sonrisilla a la que se junta una enorme sensación felicidad interna gracias a esas pequeñas fotos del recuerdo que retornan del pasado.

Así, recuerdo con cariño cómo mi abuela rezaba por nosotros todos los días y así nos lo decía. Con mi tierna edad suponía que era lo que debían hacer los mayores, entre otras muchas cosas rezar por los nietos. Me sentía reconfortado (y mucho) cada vez que oía sus palabras.

caraculo

En la actualidad, y al menos la gente que me rodea no se lleva mucho eso de rezar. Tal vez, en este nuevo siglo se ha sustituido por otros modos: un fuerte abrazo al reencontrar en el tiempo a alguien, un buen par de besos y nuestra mejor sonrisa al saludar a otro,…

Casi veinte años después tengo claro que nadie reza por mí y aunque recién llegado a Madrid ya me siento arropado por gente que, tal vez, sin necesidad de expresar en voz alta que desea lo mejor para mí. Yo mismo lo hago con mis amigos y conocidos, me emociono ante la posibilidad de que encuentren trabajo, o de cómo ha salido un examen,… Me gusta participar de esas sensaciones, de ese puñado de cosas buenas que nos reserva la vida.

Ojalá, aunque no sea a modo de rezo, ni se cruce religión alguna nos aborde de vez en cuando un grato pensamiento. Así os lo dejo hoy relatado, abandono el domingo aún con la sonrisilla en la cara y enviando a todos mis mejores deseos…

abril 13, 2009

La sonrisa del lunes

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , — mytemptation @ 6:49 pm

 

Como la mayoría soy de ésos a los que los lunes les cuesta un poco más empezar, incluso mi cara parece que no acaba de sentarle bien el madrugar y muestra su peor lado… En su momento hubo una esperanza, cada mañana de cada lunes de cada semana eso parecía cambiar. Era entrar por la puerta del trabajo lanzar mi buenos días y ya con sentir su tono de voz en la lejanía mi humor cambiaba por completo y hasta una sonrisa atisbaba en mi rostro.

amor

Y es que hay personas que tienen ese don de tener una sonrisa permanente en su cara y, lo que es más importante, contagiarla a los otros. Por un largo tiempo fui afortunado de esta manera tan gratuita cada mañana, hasta que me trasladaron… Es cierto se acabó, echo de menos ese momento de descubrir a alguien que antes de decir nada me regalaba su mejor sonrisa, casi ná.

Pero no todo van a ser malas noticias porque creo que he hecho un pequeño descubrimiento, es en la cafetería donde tomo mis desayunos a diario. Ella es pequeñita y de cara redonda. Cada mañana viste para mí una sonrisa espléndida que me dedica junto a un buenos días, para continuar con: ‘lo de siempre, café y barrita con tomate…’ y yo entonces también sonrío y me alivio al instante de mil y un problemas. Sé que no puedo competir, ella siempre me gana y yo me lo callo pero por dentro me repito, gracias por sonreír(me), mil gracias.

Lo mejor de todo es que también disfrutaré de esa vitalidad y enfrentarse con una sonrisa a la vida mañana martes y el miércoles y… Y hay más, porque la semana que viene será también el lunes, el martes,… Tengo poco por decir: Gracias por sonreír!

marzo 12, 2009

Sin palabras

Filed under: Relatos — Etiquetas: , , , , , , , , — mytemptation @ 7:37 pm

 

Bajo unas luces de neón y música lady gagera lo (re)descubro a mis ojos. Conozco sus facciones, rememoro su sonrisa, reconozco sus manos, su ropa… combina camiseta blanca con vaqueros decolorados, los mismos de otras ocasiones. Jamás hemos cruzado una palabra y sin embargo sé lo que va a pasar. Mi ojos azules, no.

Será que leo el futuro, será que me tira siempre del mismo sitio el presente… Me aproximo, rozo su brazo con el mío, acerco mi mano. Lo agarro y se pone en mis manos. Cruzamos miradas, lo arrastro lejos de su grupo, y el momento surge para los dos… sin palabras.

 corazon

Hoy la prueba es diferente, distintos actores ya de día. Espera en un portal con una encendida sonrisa perdida que desde ese instante quiero para mí . Parece ocioso, la primavera lo muestra con manga corta y deja entrever su origen bajo una piel más que morena. Aminoro mi paso pues mi cabeza me impide prestar atención a más de una cosa a la vez… me veo incapaz de ver el futuro.

Atravieso el portal, no cruzamos nuestras miradas pero siento, a mis ojos, una sonrisa aún más caliente… Actúo de manera impulsiva, saco un papelito, el único que tengo rubricado por un puñado de números que completan mi móvil, y se lo acerco mientras pienso para mí ‘utilízalo con inteligencia’. Esta vez me soy yo quien pongo en sus manos.

Lo toma, y por un momento parece que lo va a doblar pero tras un movimiento brusco lo arruga y lo arroja al suelo… sin palabras.

marzo 3, 2009

El lector

Filed under: sentimientos — Etiquetas: , , , , , , , , — mytemptation @ 10:15 pm

 

El lector susurra palabras al oído que pocos entienden. El lector se esfuerza por gritar y expresar lo que siente pero no le llega la voz, el sentido de sus palabras se pierde. La fuerza de la persona que las empuja no es suficiente porque no están claras porque sólo se atisba un rayo de luz cuando lo que se necesita es total claridad.

perro

Este lector se preocupa a diario de redactar líneas sentidas, palabras con doble sentido, lecturas entre líneas pero nadie socorre su grito. A este lector le cuesta expresar sus sentimientos, lo que desea, lo que quiere mantener a su lado y lo otro que quiere alejar. Este lector vencido por el esfuerzo de luchar contra lo que es y no quiere (o no puede) no tiene más remedio que susurrar una noche más un puñado de palabras…

Y cómo no, en forma de palabra, en forma de extracto de un texto… Algo así como: “a smile sometimes says what the heart wants to but words can’t explain. I was asked if I was glad to meet you. I simply smiled…” Algo así como: “una sonrisa a veces dice lo que el corazón quiere pero las palabras no pueden expresar. Me preguntaron si estaba contento al conocerte. Yo sencillamente sonreí…”

 

febrero 4, 2009

Los abrazos rotos…

Filed under: sentimientos — Etiquetas: , , , , , , — mytemptation @ 10:54 pm

 

Sigo fascinado por esta expresión, y es que ayer mismo le di significado.

arena

Aquí queda mi modesta interpretación: es cuando intentas hacer cuentas sobre lo que has dado y lo que recibes a cambio, me refiero a lo que hay dentro, muy tuyo.

Eso que te gusta compartir o entregar gratuitamente y por lo que a cambio recibes una sencilla sonrisa que te llena tanto como el más preciado de los tesoros.

Eso que a veces, roza tu piel muy dentro, y alcanza tu alma y que te atreves a abrirlo y entregarlo a otros a cambio de nada.

Eso que si alguien quiere y desea pisotea se puede destrozar fríamente en un instante  y que a pesar de ser algo intangible e inmaterial queda hecho añicos.

Eso que quieres abrazar y como respuesta recibes algo frío y lejano… algo así como los abrazos rotos.

No sé si me he explicado pero yo me entiendo.

diciembre 15, 2008

Es sólo un trabajo

 

Abandono la oficina un día más, sólo, caminando hacia el metro. Ha sido un día normal, o eso creo. Llevo ya unos cuantos trabajando en lo mío, son muchas personas las que han pasado por mis manos, a las que he enseñado lo que sé, que es mucho. Recién llegados (y no tanto) a los que dedico mi tiempo, desinteresado, mi sonrisa que no va en nómina, ni mi humor perenne, un detalle: mis bueeenos días se alargan más que los del resto de mi compañeros. No siento nada especial al cabo del día, tal vez haya habido en alguna ocasión palabras de agradecimiento, o si cabe signos. Ni los recuerdo o los valoro muy poco. Siento que doy mucho. No entra en mi mente que deban agradecérmelo. Otro detalle: soy consciente de que con sólo hablarles al teléfono reconocen mi voz, no hace falta identificarme.

thank-you

El finde un amigo nos hablada de lo agradecido que era su trabajo, es animador en hoteles y cada final de las vacaciones para una familia representa para él una despedida, las evita pues son muchas. Nos contaba una pequeña anécdota, la niña que animada por sus padres ese último día le dicen ‘despídete del Tony’, y ella que se echa a sus brazos y él que en secreto contiene las lágrimas… Hace chous y variedades, y se sorprende de que al final le aplaudan incluso más que una compañera suya que es profesional en el asunto. Él lo justifica en que transmite y a la par se sorprende de que le comenten (y agradezcan) incluso en el ascensor del hotel lo que hizo la noche anterior…

Yo mientras cuenta todo esto observo sus manos, silente. Le quiero agradecer que esté ahí, que me haga pensar esa noche como lo está haciendo, que aunque esté en paro ese recuerdo es lo mejor que puede dejar un trabajo, el sonido del aplauso, el esfuerzo del trabajo bien hecho, el cariño de la gente. Permanecí callado pero esa noche quise decirle… que como persona también transmite.

diciembre 9, 2008

Juegos de toallas o lo que es la vida misma

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 11:46 pm

 

Me habréis notado algo tenso con la vida, y con lo mío estas últimas entradas. Y para tratar de relajarme pues he recurrido al gimnasio, y creo que ha funcionado. Mi mejor momento es el último de todos, el de la ducha en el que relajo mi mente y siento mi verdadero yo. Últimamente mientras un potente chorro de agua caliente masajea mi espalda retrato a quien querría llevarme a la cama, es una opción otros piensan en fútbol. Pero es que hay más en este teatro que es mi gimnasio, ya en el vestuario he podido observar el juego de toallas que se trae el personal.

toalla

Me explico, yo la llevo pequeña (la toalla) porque tal vez tenga mucho que enseñar o que fuera a rebosar de todos modos…

Bromas aparte, sólo puedo decir que no falla, aquellos ciclados y musculados a la hora de la verdad pues que la tienen pequeña, mucho brazo tipo jamón y poco de lo otro, puro teatro. Los que se nota que van sobrados no tienen problema y andan en bolas durante minutos, los que tapan y tapan ya sabemos. Es un juego fiel reflejo de la vida misma, ocultamos nuestros defectos.

Cuando era pequeño me golpeé con una mesilla de marmol, perdí un diente y lo que lo reemplazó sirvió a muchos de apodo y mofa en clase durante largos años. Trataba de ocultar mi sonrisa y mi(s) dientes. Llegado un momento todo cambió decidí sonreír a un espejo, a mí mismo, y pronto lo trasladé a la calle y a mi entorno.

Cuando salgo de la ducha puede que ande algo morcillón (sólo un poco) pero ése también soy yo, el de justo después de la ducha. Y es lo que hay. Hace ya mucho que aprendí a sonreír a la vida, de frente.

octubre 30, 2008

Relato (continuación): Porros

Filed under: Relatos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 7:51 pm

Aunque ha habido alguien que me ha inspirado (Gracias!), desgraciadamente esta vez no puedo decir basado en hechos reales. Confío que os guste…

Había anochecido, el cambio de hora nos engañaba ya a media tarde. Recién salido de la ducha me dirigí al dormitorio, desnudo me observé, y perfilé una sonrisa. Me gustaba lo que veía, sabía que me quedaba algo por hacer pero me autoconvencí de que no sería necesario… Ni paja, ni ducha fría. Antes de lanzarme a la calle me volví a remirar en el espejo, mi sonrisa se había ensanchado, me atrevería a decir que mis dientes asomaban por detrás expectantes…

Habíamos quedado en un parque pero lo que mi presa desconocía era que estaba casi donde mi cama le esperaba ya. El saludo a la boca de metro fue frío, pero sólo hizo falta un instante para que todo cambiara. Retiró sin yo quererlo una gota de sudor de mi frente y sentí su calor humano. Nuestros ojos se cruzaron al tiempo que restregó sus dedos para deshacerse de mi carga. Y en ese momento mis poros se cerraron, contuvieron su torrente las hormonas y todo ascendió muy rápidamente a mi cabeza.

Recuperé mi raciocinio, lo sensato. Me recordé paseando con mi primera novia, la primera vez que juntamos nuestras manos, con curiosidad pero también con miedo. El temblor inicial para enlazar nuestros deditos, y recuerdo que apreté y apreté que sólo quería recordar ese instante de calor y sentimiento.

Pasé de sentir delirio a algo tan sencillo como el deseo de no apartarnos, de rozarnos toda la noche sin más que juntar nuestras manos. Y creo que mi acompañante también sintió ese calor, primero fue el roce al pasarme el mechero, o tal vez fuera la llama que le siguió. Y en el rincón más oscuro del parque, iluminados por un pequeño porro encendido comenzamos a hablar de la vida, de uno, de otro, de nosotros…. Los porros también ayudaron, nos liberamos, nos liberaron…. A lo más que osé esa noche fue a prolongar el roce de nuestros dedos al pasarnos el porro entre calada y calada, el mismo roce que cuando era crío. Bastó y fue suficiente, a la tarde le siguió la noche y a ésta la madrugada. Y helados de frío decidimos recogernos cada uno siguió su camino.

La despedida de lo más sencilla mi mano tomó la suya, a su apretón le siguió el mío. Por supuesto, los besos llegaron pero mucho más tarde y hubieron de aguardar el tiempo justo hasta que fueron sentidos. Sólo el amor sabe por qué los hizo esperar aún semanas, semanas de sentimiento, de manos, de calor sentido.

Lo más sorprendente, los espejos. Cómo cambiaron de actitud. Antes los miraba y devolvían eso mismo frío, ahora era verlos los dos juntos y devolvían sólo candor, su amor y el mío.

octubre 23, 2008

Creo que me he ganado un amigo para toda la vida

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 8:33 pm

Es curioso cómo nos llegan a sorprender, incluso, los más cercanos. Tengo un compañero de curro con el que he compartido infinidad de desayunos y comidas por no hablar de interminables horas en la oficina, y ayer comiendo me dice que su compañero de piso es realmente su ex, aunque han estado dos años juntos…

No soy una persona que se fije en los detalles, pero coincidimos por casualidad recientemente en un restaurante y él iba muy bien acompañado, sonreía a raudales e intuí una actitud que parecería demasiado familiar para algunos, el brazo de alguien casi rodeaba su cuello. Más, ha retomado el gimnasio y llega a ir hasta seis veces por semana. Desde hace poco ha comenzado a sorprenderme con todo un recital de cremas quemagrasas, reductoras de cadera y reafirmantes de cara. Ha sido un increíble proceso en sólo un mes.

El que nunca salía de marcha me descubría en recientes conversaciones que había tenido que coger un taxi de madrugada un día de diario porque ya no funcionaba el metro… Vamos que era blanco y en botella, y me lo dijo con su sonrisa y su radiante felicidad para a renglón seguido darme una lección de cómo pasarlo bien en un mes terminando cada una de sus frases con un ahora que estoy soltero… Y mientras yo callado, pues con mis pocas palabras de asentimiento me inundaba la sensación de estar teniendo una de las conversaciones más importantes de mi vida…

Ahora en el desayuno charlamos sobre sus problemas de soltero, que también los hay. De momento, hemos quedado para salir el sábado. Lo que ya era un amigo y compañero de trabajo creo que ha pasado a convertirse en un amigo para toda la vida…

Older Posts »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.