Everything but temptation

mayo 30, 2009

Cita a ciegas

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 6:19 pm

Recuerdo hace un puñado de años haber quedado para una especie de cita a ciegas. Lejos del actual mundo de webcams y antes de que nos rodearan las redes sociales y los perfiles, lo de quedar con alguien al que no conocías tenía su cosa.

Era un dos por dos, vamos, una cita a ciegas doble con lo que elevamos la apuesta de riesgo y morbo porque hay que repartirse de algún modo. Entre decide tú y te propongo yo, mi colega y yo ni cenamos. Además llegamos un pelín tarde allá en la mismita Puerta del Sol. Lo que vimos no nos decepcionó para nada eran dos bellezas imponentes. Ya perdonados por llegar tarde (sería que lo vieron tampoco les pareció nada mal) tuvimos que poner sobre la mesa la frasecilla de ir a picar algo…

macrusia

Fuimos a parar a una tasca donde ponían unas buenas raciones. Y dado que nuestras citas (que ya no eran ciegas) eran muy exquisitas, pidieron una copita de vino. Nosotros con el hambre, el ansia y la emoción, unas buenas jarras de cerveza y un par o tres tapas bien consistentes…

La foto fue más que patética, nosotros devorábamos hasta las migas de pan mientras hacíamos por intentar dar conversación (con la boca llena), pero es que el hambre y la hora nos mataban por dentro. Apenas les miramos directamente a los ojos pues lo que había que ver estaba sobre el plato. Cuando sorbían su copita de vino nosotros aprovechábamos para pinchar la morcilla. Y claro pasó lo que tenía que pasar que esa noche no nos comimos nada. Eso sí saciados de embutido sí que acabamos.

Aprendí importantes lecciones esa noche: de casa sal comidito, si tu cita pide un copa de vino tírate el rollo haciendo lo mismo y, por favor, cierra la boca mientras pruebes una ración de fritos… Buen finde!!!

abril 27, 2009

Tradiciones etílicas

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 3:33 pm

 

Hay una tradición en México que dicta que no se puede comenzar a beber tequila antes del mediodía, es la misma tradición que compañeros mejicanos de mi empresa se saltan ya a la misma hora del desayuno, a eso eso de las diez.

Yo tengo otras tradiciones, siempre a vueltas con mis problemas de sueño. Si a medianoche no he logrado coger sueño copita de vino que me pimplo, y si al rato no ha funcionado pues otra más. Bien pensado no tengo claro el límite de esta regla porque de seguir por ahí en la madrugada puedo llevar una buena y estar en el mismo estado que mis compañeros mejicanos en el desayuno.

 

suenos2

 

Cierto es que hay otros remedios para mis problemas de sueño, por ejemplo nada de lo anterior me sucede si estoy acompañado, no sé qué es o es que vosotros bien lo podéis imaginar pero en lo último en que pienso es dormir… Creo que tiene que ver con echar mano a algo, y  si no puede ser algo caliente pues la forma de lo botella (y su contenido) me sirve de sustitutitvo, ains.

Que me lo estoy viendo una noche más. Esperando la llamada de mis sueños (ésa en la que acabo en buena compañía) se va a transformar en la dieta del sacacorchos (no confundir con la del cucurucho) la de otra noche más en vela en la que me toca recurrir a la copita de vino…

marzo 25, 2009

Qué hacer con 8,2 segundos…

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 6:33 pm

 

Un estudio asegura que los hombres sólo necesitan 8,2 segundos para enamorarse… Afirma que si mantiene la mirada fija durante ese tiempo se enamoran. Eso me parece sentirse no ya bastante intimidado sino violado.

A ver, no sé si esto de las comparaciones son odiosas pero que yo me aclare. Yo sólo necesito tres copas para saber que cualquiera de las personas que pueblan la disco esa noche me gustan… Qué pasa, soy un chico fácil (en el beber me refiero), y más en olvidar porque la única neurona que queda funcionando tras semejante marea etílica no logra recordar nada a la mañana siguiente.

tiempor

Continuemos, más ejemplos, con esas tres copas y tres segundos me basta para liarme y desliarme con alguien y me sobran cinco coma dos segundos… ahí queda eso para sobrado yo… Y digo aún más, que aunque me acabo de tomar una copita de vino (por eso del dormir bien) aún puedo subir la apuesta.

En la misma disco en ocho segundos puedo saber mirando a un lado y a otro si esa noche acabaré en la cama…sólo. Será que la respuesta es siempre la misma para el mismo borrachuzo. Me lo pongo más facil, una vez en la cama me basta 0,2 segundos para (re)comprobar que estoy sólo, y me sobran todavía esos ocho segundos para caer rendido a dormir la mona…

marzo 16, 2009

Brindis en la noche

Filed under: sentimientos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:47 pm

 

En casa había un par de copas de vino iguales pero cada una distinta, cada una con su encanto… cada una con su recuerdo pegado en forma de labios rosados, labios ardientes; de pulso firme y caricias calientes; en forma de noches prolongadas hasta la madrugada (de la luz de las velas a la luz de la luna); en forma de últimos sorbos y deseo contenido; en forma de deseo más tarde consumado…

rosa1

Todo iba bien hasta que algo se quebró y quedó sólo una copa de cuerpo entero. Los restos de la otra los envíe a reciclar, tal vez, renaciera algo bueno para otra persona de todo aquello… Me dirigí y a la tienda de chinos, por no derrochar, y compré otro par de copas si cabe más brillantes, más altas, en una palabra más copa por cargarlas de más y más recuerdos…

Sucede que anoche me fijé en ellas, allí siguen sin estrenar y algo cargadas de una fina capa de polvo a la espera, supongo… al igual que yo. Para no comerme mucho la cabeza al momento abrí una botella de vino y brindé por los buenos recuerdos con mi copa desemparejada. Y su recuerdo me dio cierto calor en la garganta, en el estómago y más tarde en mi corazoncito… Apagué las luces y me dirigí a la cama no sin antes dejar junto a las copas un fino paño por si algún día necesitara desempolvarlas con toda urgencia…

marzo 15, 2009

Relato: Primer amor en una hucha

Filed under: Relatos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 8:17 pm

Con la llegada de la nueva estación recuperaba su hucha trimestral para hacer la tradicional compra de la nueva temporada. Ésa que con el paso del tiempo fue evolucionando. Así, cuando había pesetas la dedicaba a la compra de chuches a granel, pero dejando siempre un restillo para un pequeño detalle: un reloj, unas gafas de sol,… El reparto era tan ajustado que a la llegada de la siguiente estación no quedaba nada de lo invertido, el reloj ahogado tras (re)comprobar que, al fin y al cabo, no era sumergible; las gafas de sol perdidas en algún rincón de la ciudad; y de los chuches apenas quedaban las migas.

vih

Sucede que un día al ir a romper la hucha al inicio de cierto verano las hormonas se le atropellaron arriba en la cabeza (y también un poco más abajo). Se acabaron los chuches y pudo comprar sus primeros condones, empezó apostando fuerte con media docena de cajas (para un verano pensó que sería suficiente) y como detalle se regaló una colonia que estuvo apestando toda la casa por extensión, y a él mismo durante largos meses. Llegados a la hora del recuento de temporada la colonia se evaporó aunque en su casa hubo de abrirse más de una vez las ventanas y los condones quedaron todos, salvo uno que como buen autodidacta quiso utilizar de pruebas. Al cabo del verano y con el inicio del otoño se encontraba con la nueva hucha de temporada y media docena de cajas de condones…

Así que le dio por beber, ese otoño compró vino en tetra brick y coca-cola a partes iguales, y se quedó sin detalle. Para eso quedaban los condones para ver si alguien tenía el detalle… Pasaron las estaciones y horror, quién coño iba a pensar que los condones tuvieran fecha de caducidad!! Todos a la basura…

Hará unas estaciones se pilló con la hucha y con alguien. El detalle se lo dedicó a esa persona, su primer amor pero a mitad de estación tuvo que tirar de hucha para comprar un recogedor, quién iba a pensar que su corazoncito pudiera romperse en tantos pedazos…

septiembre 29, 2008

Cristales rotos

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 8:47 pm

 

Mis problemas de sueño se prolongan hasta bien entrada la madrugada, lo he intentado todo salvo la química de farmacia pero me doy cuenta cada día del coste que representa. Me explico, siempre he considerado que una copita de vino por la noche me podía ayudar con lo mío, y sino, al menos, acabaría el día con un sonrisita bobalicona en la cama…

Los números están claros. Con la cristalería estrenada este año, número de copas: seis, sobrevivientes: cero. Cristalería del todo a cien estrenada este verano, número seis, sobrevivientes uno. Y es que mi vicio tiene claras implicaciones monetarias.

Esta noche he vuelto a romper una nueva copa, y ahora ni tengo con qué engatusar a una visita de medianoche. Qué le ofrezco? los vasos época cuéntame del fondo del escurreplatos… También dicen que el sexo ayuda es que pero yo soy más del fin de semana.

En fin, que mi cristalería fina (y también la del chino) parece demostrar por la vía de los hechos que es incompatible con la tecnología, léase lavavajillas en el que encuentro otra vez cristales rotos. Lo sé no se pueden tener bonitos sueños después de venir de fregar con estas manitas pero es que necesito dormir sin sentir el olor del Fairy en mis manos. Prefiero el Don Simón, aunque sea.

No me extiendo más, pero me queda claro una cosa, me está saliendo por un pico esto de conciliar el sueño.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.