Everything but temptation

noviembre 20, 2010

Tócate los pies…

Filed under: Sin categoría — Etiquetas: , , , , , , , — mytemptation @ 7:51 pm

Llegadas estas fechas todos buscamos ya con qué calentar los pies fríos. Soluciones muchas, realidades pocas. Uno que ha estado recalentado su cuerpo con esto del verano olvida siempre que luego vendrán los fríos, sí algo de cigarra y hormiga hay. Pasan los días y aquello que parecía tan fácil, eso de juntar dos cuerpos se complica. La gente comienza a abrigarse y a encerrarse en casa en vez de echarse a la calle. Los planes y quedadas cambian de la terrazas y la caña fresquita a la peli y palomitas bajo la mantita en casa. Y cual cigarra me he descuidado en guardar para el duro invierno.

Sucede que me he girado a buscar con qué me podría yo dar calor a estos inicios de otoño y me he dado cuenta que he no aprovisionado nada, ni unas pobres palomitas de microondas. Así que ahora ando a toda prisa intentando resolver lo más mediato, los pies fríos. Me ha tocado tirar de armario con la típica manta, pero no es lo mismo. He intentado hallar solución en el mismísimo catálogo de Ikea, y ná que no hay manera, que lo único que pone solución a esto es que alguien me frote las patitas ¿te apuntas?, (yo pongo la mantita…).

Anuncios

julio 18, 2010

La prueba del algodón: the marshmallow test

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , — mytemptation @ 1:04 pm

Todos hemos practicado la típica quedada en la que se invita a alguien a ver una peli a solas cuando el propósito es otro bien distinto: atraer a alguien a tu terreno cuanto más próximo a tu cama o sofá mejor.

De no aguantar a que llegue tan siquiera el título de la peli dejaría a las claras lo que buscábamos, acción, y no precisamente en la pantalla. Vamos que somos de los que nos dejamos llevar por el típico calentón.

Aunque existe otra alternativa. La de la compañía de alguien más que agradable, su cercanía, el leve contacto con su piel acurrucados en un sofá, en una palabra el calor del otro durante una hora y pico. Es seguro que al final de la peli un simple beso sepa distinto, que nos sepa a mucho…

En los años sesenta un grupo de científicos hizo un experimento con niños de cuatro años. Se les presentaba una apetitosa golosina frente a sus narices junto al siguiente reto. ‘Te dejo a solas, si a mi vuelta (20 minutos) la golosina sigue ahí te premiaré con otra’. Lo que sucede durante esos veinte minutos lo podéis apreciar en el vídeo, sufrimiento.

Los científicos fueron más allá, y siguieron las vidas de los niños hasta la adolescencia para argumentar que aquéllos que supieron esperar demostraban mejor inteligencia emocional, mejores habilidades sociales, mayor tolerancia a la frustración… Vamos que el saber esperar tiene sus frutos y puede que diga mucho de nosotros mismos.

Parece que estamos olvidando eso de ‘saber esperar’ que vamos a lo mediato, a lo impulsivo. Que olvidamos que se puede disfrutar con lo sencillo. Yo mismo me puse a prueba el finde pasado. Esperé (y desperé) pero sin duda el beso con el que cerramos la peli fue de película, y también lo que hubo después…

noviembre 8, 2009

Más allá de un cuerpo bonito

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:53 am

Creí llegada la etapa en que mis cabezas bienpensantes (la de arriba y la de abajo) cederían espacio a una larga lista de cuerpos bonitos. El puñetero mundo de las citas, ese encuentro tan popular en las pelis en el que uno busca y con un poco de mala suerte encuentra algo más. Me tiré de cabeza (nunca mejor dicho) para poner seriedad en esto de las relaciones y me arrastró la corriente.

Quise cerrar uno de mis sentidos, el de la vista y el encanto por lo bonito hasta autoconvencerme de que hay otros encantos, quizá ocultos, donde sólo hay que rascar un poquito para llenarse de ellos. Pero no, mi teoría se ha venido abajo y me he cobrado lo que sólo una palabra puede resumir: auténtico-fracaso, y es que ese tsunami ha logrado arrastrar hasta mi siempre presente buen humor.

belleza y dolor

En el restaurante convenido recién llegado a esa medio cita medio a ciegas, se repiten las pautas. Odio esa mirada de deseo en mí que se prolonga a lo largo de la conversación en la que flota un: ojalá lleguemos a compartir más de esa noche. Puedo leer incluso más allá en el otro, leer ese poso de fracasos que creen ocultar tras una sonrisa para agradar. Todo es perfecto en apariencia mientras yo lucho por encontrar lo más ínfimo que haga saltar ese resorte a la atracción, al deseo, al quizás esta vez sí.

Pero no funciona, y soy yo mismo el que replica esa sonrisa por agradar sabedor de que no habrá un otra vez, de que volveré a casa con el estómago lleno y mi corazón igual de vacío, y duele. Y mucho.

Al parecer sólo busco sufrir. Todo lo que buscan mis ojos es algo hermoso hasta el dolor…

julio 20, 2009

Relato: a dos velas

Filed under: Relatos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 6:59 pm

Me fijé en un curioso detalle de su apartamento, ese par de velas situadas sobre un televisor que nunca veía. ¿Un olvido, un detalle decorativo,…? O, tal vez, que inconscientemente un día decidió apartar ciertos objetos que sencillamente no veía su vida. La tele con su mando, y alguna que otra cosilla a la que alcanzaba ya el polvo de lo lejano. Por ejemplo, unas velas con todo lo que hay detrás y pocos veían: una relación de pareja, eso tampoco lo veía.

agua

Recordó que en las pelis, siempre hay esa típica escena romántica a la luz de las velas. Y entre que las horas de sol en verano se prolongan y que la noche las pasaba pensando en lo que no tenía ni podría compartir, pasaban y pasaban así los días del calendario.

Supongo que tenía todos los ingredientes, bastaría con recurrir al frigo, encender el horno, tomar las velas y encender también éstas. Reducir la luz de ambiente, tomar también una mesa y dos sillas para darse finalmente cuenta de que todos y cada uno de los pasos era perfecto, pero que esos ingredientes no servían para llenar ese vacío que tenía dentro. Tan vacío como esos objetos que seguían sin aportar nada a su vida, una tele con su mando y un par de velas hacía largo tiempo… apagadas.

julio 6, 2009

Flecha Rota (Broken Arrow)

Filed under: sentimientos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 8:37 pm

Parecería el título de una película pero tiene que ver con mi vida real. El finde me crucé con uno de esos amores que surgieron de un flechazo (nunca mejor dicho). El caso es que fue verlo y se me retorció algo ahí dentro, a la altura del corazón.

Como en las pelis de vaqueros la flecha te entra con suavidad pero es difícil liberarte de ella una vez dentro. Incluso el sacarla produce más daño que el primer corte (the first cut is the deepest…). Algo así me sucedió, de la misma manera que apareció al poco tiempo el flechazo y su arquero desaparecieron, así por este orden.

arrow.jpg

Fue cosa de unas semanas pero lo suficientemente intenso para algo se me quedara clavado muy dentro. La cosa empeoró pues tras romperse la flecha (broken arrow) quise tirar y tirar de ella, mas sólo logré llenar mis manos de astillas. Supongo que basta con dejar correr lo suficientemente el tiempo…

Dicen que la mancha de mora, con otra se quita. Así lo he entendido siempre, y me esfuerzo en ello pero el finde sentí que hay cosas que quedan muy clavadas. Seguro que ha quedado dentro más de una astilla y no sólo en mis manos…

junio 21, 2009

Los ricos también lloran

Filed under: sentimientos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:36 pm

Fue una de las telenovelas precursoras de los llamados culebrones y la serie de más éxito latinoamericana allá por 1979. Por razones de edad nunca llegué a ver la serie pero sí que me quedé con las cuatro palabras del título y con su profundo significado.

Porque yo, a menudo, lloraba y con mi subconsciente infantil lo interpretaba como ponerme a nivel de los más ricos… quién sabe, tal vez, en mi mente de niño ése era el primer paso para ser yo también rico, y por eso salí más llorón de lo normal para desgracia de mis padres.

desperezarse

Treinta años después, la realidad me ha demostrado que sigo sin ser rico pero que las lágrimas siguen fluyendo en contadas ocasiones. Por ejemplo, hoy como algún que otro domingo elijo una peli para matar el tiempo (y mis penas) al final de la semana.

No sé cómo he osado elegir una peli que de por sí ya contiene la palabra love: love actually. Es esa típica peli de vidas cruzadas en que por un casual todos acaban encontrando el amor de sus vidas, en la misma ciudad con la misma rutina diaria…

Ains, puede que mientras escribo estas palabras esté aún con la lagrimilla suelta, pero joder ¿de verdad estas cosas pasan en la realidad? Lo juro es que parece que es tan real que el próximo en ser agraciado por el guión de esa película voy a ser yo mismo… ains,

diciembre 6, 2008

Tienes un trabajo pendiente conmigo…

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , — mytemptation @ 11:58 pm

 

El de hoy es un masaje, perdón mensaje cifrado para una persona, cualquiera que se pueda sentir aludid@ que por favor responda a mi quejío’. Comencemos, hay una famosa película en la que la trama pivota sobre un picahielos (no desvelaré el título por cortesía, jejeje), pero la escena final nos descubre que el picahielos es guardado bajo la cama para amenizar la compañía en un caso dado…, al menos, eso es lo que entendí yo de Instinto Básico.

massage

La peli que yo me he montado para este largo finde es diferente. He redescubierto mi sentido del tacto con los masajes con aceite de bebés, otros usan chocolate o leche condensada, qué le vamos a hacer. Y desde entonces como que me encuentro falto de cariño. Fue abrir la botellita y ha quedado instalada bajo mi cama. Las horas pasan, los días transcurren y aquí que sigo embadurnadas mis manos de aceite pa ná, que no encuentro a quién atacar. Asín que os dejo la referencia: aceite Johnson’s baby aloe vera, la publicidad asegura que es ideal para hidratar (hasta diez veces más!!!) la piel del bebé durante su masaje. Y ya sabéis dónde encontrarme. Buen finde…

Blog de WordPress.com.