Everything but temptation

junio 8, 2009

La última vez

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:02 pm

…cada objeto insustancial cobra recuerdo en mi casa. Será que en estos días estoy más perceptivo o que me siento solo o que necesito dotar de vida y significado a lo que me rodea en casa.

En los días que estoy sólo el mero hecho de descubrir en el baño un viejo líquido de lentillas impulsa a mi mente, y a todo mi yo, a inquirir quién fue el último que lo usó. Por supuesto, ninguno de esos elementos cobraría significado de por sí. Son sencillos elementos que están en todas las casas pero es el detalle y el momento grabado a fuego en mi cabecita que me lleva a recordar.

vida

Sí, hará un mes alguien pasó la noche y llevaba lentillas. Quién usó el cenicero para alguien, como yo, que no fuma… Efectivamente, esos mismos dedos que rozaron mis labios sostuvieron un cigarro al que yo complementé con un cenicero, quién sabe, tal vez para prolongar el momento.

Es en días grises como hoy, en que me ahogan los silencios y se multiplican los recuerdos. Tal vez, sea el ansia de repetir. Quién rozará ese elemento cotidiano que tengo en casa y dejará su huella durante largo tiempo en mi recuerdo… cuándo sucederá… quién será el próximo…

abril 20, 2009

El espejo

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , — mytemptation @ 11:01 pm

 

Regreso de playas paradisíacas descansado. La arena ha relajado los pies a mi paso y algún grano se ha posado ya en Madrid a modo de recuerdo. El salitre pareciera no haber desaparecido aún y resurge de repente en mis labios.

relax

El sol se ha cruzado por todo mi cuerpo durante cuatro días seguidos y estoy más que bronceado. En este mismo instante visto de blanco para reforzar el contraste. Mañana repetiré en el trabajo, vestiré si cabe más de blanco, hasta los gayumbos serán blancos. Si por mí fuera olvidaría el cinto de oficinista esta semana y dejaría caer el pantalón hasta mis caderas para mostrar que algo tan bonito sólo lo puede ofrecer la naturaleza, sol y piel no he necesitado más.

Como todo lo bueno el bronceado será igual de efímero, así me ha dado por pensar mientras el contraste de unos ojos verdes con una tez morena me sonreían en el espejo. Era yo mismo. Sé que no durará mucho así que intentaré que no sólo mi espejo disfrute con ello. Confío en que me dure hasta el fin de semana…

abril 16, 2009

Mitos: Antínoo Vs Alejandro

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , — mytemptation @ 9:53 pm

 

En este mundo abarrotado de mediocres en busca de su minuto de fama que sepan que Alejandro Magno antes de los treinta años había conquistado más de la mitad del mundo conocido hasta ese momento. Murió a los treinta y tres con un legado donde se entremezclan historia y mitos.

Aunque si me ofrecieran ser un personaje de la Antigüedad me quedaría, sin duda, con Antínoo convertido en dios y mito a su muerte por gracia de la relación mantenida con el emperador Adriano y del que tantas obras de arte nos han quedado creadas en su memoria.


antinoo

Desde que coincidiera en su ciudad natal con Adriano le acompañó en todos sus viajes, el joven caería al río Nilo el 30 de octubre de 130 y se ahogó con veinte años ante la mirada de Adriano.

Aunque era bastante infrecuente que personas que no pertenecían a la familia imperial fuesen honradas de modo tan particular dos mil años después se conservan más de cien retratos de Antínoo, a los que hay que añadir hasta doscientas cincuenta acuñaciones distintas en monedas.

En sus esculturas se caracteriza por sus rasgos suaves, un tanto redondeados. Los labios son gruesos, pero la boca no es muy grande. La nariz es muy recta, y las cejas curvadas. La mirada es generalmente algo ausente y, sobre todo, melancólica.

Tan melancólico como estoy yo, queriendo que alguien lance una moneda al aire (ni tan si quiera acuñar doscientas con mi rostro) y que me diga: ‘esta moneda por tus pensamientos…’. Tan ausente como que los personajes arriba descritos ensombrecen cualquier rutina diaria moderna como la que dentro de un momento me regrese a casa, un día más, en el metro, un día más…

marzo 19, 2009

A vueltas con el futuro…

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 8:16 pm

 

Hasta hace poco leía el futuro, es que lo bordaba. Era en compañía de la noche, con la oscuridad. Se me daba mejor en la distancias cortas casi-casi pudiendo tocar tu mano pero indirectamente leyendo tus ojos muuuy dentro, al compás de tus labios… Era una armonía casi perfecta, puede que en una discoteca o entre copas y minis pero las percepciones en una especie de sex(t)o sentido, el futuro se me adelantaba en forma de imagen de nuestros cuerpos juntos, de nuestros labios.

 passion

Y desde hace un tiempo todo cambió. Ha sido con el buen tiempo con la recién llegada luz de primavera que ha cegado mis sentidos. Porque, es cierto, noto muy dentro unas burbujas que me hinchan el pecho y aceleran mi pulso. Sé que son esas que necesito compartir, que seguro que llevan un nombre y una imagen dentro pero de las que no logro vislumbrar ni el menor de los detalles.

¿Y si mi futuro estuviera justo detrás de mi butaca en el cine, o de retorno a casa una tarde, o esperando la última copa aquella noche que me dio por no prolongarla más…?

Miras pero no ves, oyes pero no escuchas… ¿Tan difícil es interpretarlo? Quiero acercar mis sentidos, mis ojos y mis labios a aquel que los pueda leer… 

marzo 16, 2009

Brindis en la noche

Filed under: sentimientos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:47 pm

 

En casa había un par de copas de vino iguales pero cada una distinta, cada una con su encanto… cada una con su recuerdo pegado en forma de labios rosados, labios ardientes; de pulso firme y caricias calientes; en forma de noches prolongadas hasta la madrugada (de la luz de las velas a la luz de la luna); en forma de últimos sorbos y deseo contenido; en forma de deseo más tarde consumado…

rosa1

Todo iba bien hasta que algo se quebró y quedó sólo una copa de cuerpo entero. Los restos de la otra los envíe a reciclar, tal vez, renaciera algo bueno para otra persona de todo aquello… Me dirigí y a la tienda de chinos, por no derrochar, y compré otro par de copas si cabe más brillantes, más altas, en una palabra más copa por cargarlas de más y más recuerdos…

Sucede que anoche me fijé en ellas, allí siguen sin estrenar y algo cargadas de una fina capa de polvo a la espera, supongo… al igual que yo. Para no comerme mucho la cabeza al momento abrí una botella de vino y brindé por los buenos recuerdos con mi copa desemparejada. Y su recuerdo me dio cierto calor en la garganta, en el estómago y más tarde en mi corazoncito… Apagué las luces y me dirigí a la cama no sin antes dejar junto a las copas un fino paño por si algún día necesitara desempolvarlas con toda urgencia…

febrero 26, 2009

Luz de vida

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:45 pm

Será la experiencia del carnaval, será el buen tiempo que nos acompaña pero últimamente noto que la ropa se me suelta con más facilidad que de costumbre, será tu voz, será el licor, serán las luces de esta habitación, será el poder de una canción, … 

Creo que todo empezó hace un par de semanas en las rebajas. Me probé un vaquero que me quedaba como un guante y en el mismo instante de quitármelo perdió el botón. Era la señal que estaba esperando, decidí quedarme el pantalón y despreciar el botón.

Y ahora todo se junta, es esto del sol y las horas de luz que me animan a enseñar un poco más la rayita del gayumbo. Me siento florecer y la sabia se renueva en mí, agudiza mi vista y descubro belleza (y bellezones) a cada paso. Me sorprende el suave perfil de unos labios en la distancia. Mis verdes ojos se aclaran aún más, incluso mis oídos se sienten acariciados por algún que otro piropo…

Sonrío, busco sonreír a la primavera, a la vida. Madrid, he regresado y este finde salgo. Si lo que arriba describo me lo produce la claridad y la luz de la primavera, esperad a saber cómo me pone la noche… continuará.

febrero 20, 2009

Relato: crepúsculo

Filed under: Relatos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 11:10 am

Es ese momento en que tu cuerpo da pequeños impulsos para levantarse de la cama pero tu cabeza se niega. Es ese momento en que los recuerdos pasan como flahes por tu mente, y abres y cierras los ojos pues no sabes si rememoras algo pasado o todo es una mera ficción…

Los sentidos empiezan a despertar y los dolores muy dentro a llamar a tu cabeza, el alcohol se cobra su peaje, sientes tu vejiga rebosar o tu cabeza estallar. Acostumbrado a los mismos achaques del fin de semana, distingo algo diferente hoy son mis labios, y duelen. Salivo con más frecuencia de lo normal, los humedezco a cada instante.

Y otro flash, luces de discoteca y besos: suavemente duele; sábanas revueltas y pasión: suavemente quema; y ahora quema y duele en una cama vacía en la que se repiten fotogramas en el recuerdo, es ‘Crepúsculo’, esa historia de vampiros.

Les tenía ganas y por eso esta noche de carnaval calzo poca ropa mientras tiento con miedo entre mis manos un diente de ajo. Por alguna extraña razón lo pierdo al entrar en la discoteca. Luces y sombras me rodean ya borracho, mi cabeza se ladea ligeramente ofreciendo ya mi cuello.

Ahora recuerdo, hay una mano a la que luego le siguen unos labios, y donde luego asoman los dientes. El cuello es un mero entretenimiento para darme calor y ponerme aún más cachondo, ofrezco mi boca, mis labios, mi cuerpo entero. Es noche de carnaval y un vampiro es lo que quiero.

enero 19, 2009

Mis momentos mágicos tienen nombre

Filed under: sentimientos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 11:01 pm

 

Hay muchos momentos mágicos cuando estás conociendo a alguien sobre todo si se entremezcla algún tipo de sentimiento. Para mí, el más importante, es ese momento en que se cruzan las miradas para que la otra persona pronuncie tu nombre por primera vez…

Yo lo asemejo a un cierto pudor, algo así como estar desnudo, pero donde rápidamente te visten esas sencillas letras que componen tu nombre para mostrarte ante la nueva persona. Personalmente, compartir mi nombre con alguien es decir ya mucho de mí… Cuántas veces nos sucede que surge en una conversación un nombre y rápidamente lo asociamos a un viejo amigo o enemigo, que esa simple palabra nos dice más, mucho más…

 letras

El finde lo hablaba con un conocido que irónicamente desconoce mi nombre. Lo digo en serio, esa primera vez me llamó ‘ojos’ (y desde entonces) pues es lo primero que quedó retratado en su retina. Son mis ojos verdes los que le sirven de recuerdo cada vez que nos comunicamos por el messenger o que mi voz suena por la línea de teléfono. Aún me acuerdo de aquella vez compartiendo cervezas en un bar, querer presentarme a alguien y decir eso mismo, ‘ojos’… Era la primera vez que me nombraba pero en ese primer instante no fui consciente de la situación. Salí al rescate con mi mano seguida de un atisbo de sonrisa para pronunciar yo mismo mi nombre: ‘soy ojos, encantado’…

Habría mucho más que contar, como esa persona que sigue clavadita en mi corazón, con la que hubo amor de verdad hace ya muchos, muchos años. Tal vez magnifique en ella recuerdos, pero si hay una cosa que permanece indeleble fue esa primera vez. Sigo recordando el lugar, lo que vestía, su olor y lo más importante, el momento que lo envolvía todo resumido en cinco letras pues … ésa fue la primera vez que dijo mi nombre, de sus labios salió un: Jorge.

diciembre 11, 2008

Sólo son deseos

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , — mytemptation @ 10:32 pm

 

Me apetece relatar brevemente y hacer un ejercicio de memoria. Hará unos meses estaba en mi cama con alguien, y después de un tremendo calentón mi acompañante me preguntó si podía fumar.

Mi respuesta fue: ‘lo negociaremos’. Como en muchas de mis palabras había una doble intención. La oculta implicaba mi esperanza en repetir. La más obvia la que se deriva en un proceso de negociación, algo así como tú me haces esto y a cambio yo…

cerilla

Él fue la primera persona que fumó en mi casa en más de un año, pero yo esa vez no le pedí nada a cambio, al menos, en voz alta. Algo deseé, una sola palabra pero fue por lo bajines, sólo me recuerdo apagando la cerilla cual vela que contiene tu deseo de cumpleaños.

La escena se repitió días después con los mismos actores y el mismo escenario, vamos, la misma cama, y sí hubo deseo antes, durante y el que más nos interesa ahora, el de después. Fueron solo dos palabras las que cruzaron mi mente en el momento que daba forma a mis labios para soplar la llama.

Que qué deseé la primera vez, un sencillo quédate. Qué añadí la segunda, un para siempre.

Buen finde a tod@s.

octubre 8, 2008

Relato: Arrugas y sexo

Filed under: Relatos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:04 pm

 

Ayer soñé…

Allí estaba yo reflejado en el espejo a mis treinta años muy bien llevados. La modestia no era una de mis virtudes, tampoco era un secreto. Pero si hablamos de secretos había algo que ocultar mi prolongada vida, más allá del paso de las estaciones y hojas de calendario, sólo una cosa me devolvía la vida y ésa era el sexo.

Pero volvamos a esa imagen en el espejo, hoy había algo extraño. Una mancha, un no-sé-qué en el entorno de la comisura de los labios, e inmediatamente le puse nombre una arruga!!!

No podía ser, la reacción inmediata fue culpar al espejo, pasé y froté con ese sonido característico donde creí que estaba la sombra, a modo de fase preliminar, la de negar la evidencia. Mas no funcionó, era yo, el yo real que ahora comenzaba a incomodarse con la tozuda realidad esa que para mi problemilla el tiempo no puede sanar.

Pronto comencé a reaccionar, había que negar la evidencia, a mi pareja tras casi tres años que me había dado vida e insuflado savia cada noche desde que nos conociéramos. Y así traté de engañarme en ese mismo instante, acabé la cerveza de un trago.

El baño del pub me sirvió de puerta de entrada a mi nueva realidad, eché una ojeada y elegí a mi presa, y la atrapé entre mis garras hasta que logré lo que buscaba, una noche más de sexo. A la mañana siguiente corrí hasta mi confesionario particular y allí me encontré de nuevo radiante, sin mancha, sin arruga, algo había cambiado, era yo y no sólo mi reflejo.

Me obsesioné quería más de lo mismo pero esa noche no lo logré encontrar, y a esas noches le siguieron otras, abandoné a los míos, perdí también lo que amaba. Cada mañana veía crecer las arrugas, al principio cubrían los labios, pero pronto aparecieron  muchas más. Necesitaba eso, y si no había más remedio pagaría por ello.

Vendí mis pertenencias, di todo lo que era mío, todo lo que tenía a cambio por una noche de sexo. Y ese fue el fin, mi onerosa recuperación tan efímera como lo que tardó en llegar el día siguiente y de ahí degeneré precipitadamente en algo viejo, arrugado, y al final sin tan siquiera dientes. Mi sueño se convirtió en pesadilla…

 

Al fin desperté, de forma instintiva comprobé con mi lengua que aún tenía todos mis dientes. Y sonreí, allí mismo en la cama, junto a quien amaba como había sucedido cada año desde hacía… desde aquella fiesta de cumpleaños en que nos conocimos. Una voz emergió con candor de entre las sábanas ‘Feliz cumpleaños, Toni’, a lo que respondí ‘Feliz aniversario, Ra’.

 

PS. Es que mi cumple es en una semana y estoy un poco obsesionado.

Blog de WordPress.com.