Everything but temptation

septiembre 4, 2010

Primeras impresiones

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , — mytemptation @ 5:00 pm

A veces la vida nos sorprende con una cita a ciegas, con el típico amigo de un amigo que nos presentan en el momento más inesperado, con una copa de más y alguien que tropieza en nuestro camino (¿o seré yo quien tropiezo?)… para todos estos caso las primeras impresiones pesan, y cómo.

Impresiones son esas cuatro palabras que intercambiamos pero también esa frase que nos callamos. Es esa sonrisa forzada por impresionar que lo único que nos deja es cara de tontos. Es ese día en que no nos preocupamos por afeitarnos cuando lo que sólo queremos es que quien ahora nos mira estuviera rozando (y retozando) con nuestra mejilla…

Nadie conoce la mezcla exacta para que esa primera impresión se convierta en un reflejo de lo que somos, y que ese espejo resulte en algo atractivo para otros. Que podamos llegar a conectar y, quién sabe, que resulte en algo más.

Y resulta que es sábado, y que me estoy afeitando, y que saldré buscando sonreír a la vida.

Será que esta vez busco no meter la pata con esas primeras impresiones y palabras.

Será que las respuestas siempre quedan sin voz en mi mirada.

Será que quiero que alguien me roce con su mano.

Será que quiero más, que retocen y que para ello estoy dispuesto incluso a poner las dos mejillas si hace falta.

febrero 21, 2010

Pon un romántico…

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 9:58 pm

Unos se conforman con poner un consolador en sus vidas, otros necesitamos esas vibraciones en forma de caricias y calor de otra manera. El caso es no estar nunca satisfechos con lo que uno tiene más a mano…

Estoy de vuelta de unos desenfrenados carnavales canarios. La gente ligera de ropa, las ganas de divertirse y el alcohol, todo mezclado en su justa medida lo convierten en un paraíso del vicio. Un vicio sano, en todo caso. Ése que te hace alargar tus dedos más de la cuenta entre el gentío para tocarse y dejarse tocar, que dispara los sentidos (y no sólo los sentidos) que invita a juntarse y a perder la ropa, la poca que queda.

Es una moderna danza tribal a ritmo de sonidos electrónicos donde todos llevamos la máscara de quien no somos. Mientras, multitud de manos que no son las tuyas se van apoderando de tu cuerpo. Prueban a intentar saciar su sed hasta dar con las elegidas que te acercarán aún más al paraíso. La noche se tornará en perversión, y la perversión en sexo, mucho sexo. Al día siguiente más de lo mismo salvo que serán otras manos.

Uno despierta del sueño (y de la resaca) una semana después para darse cuenta de que la vida no es sólo eso, o debería decir sexo. Recién llegado a Madrid, ya de bruces contra la realidad/rutina ansío bajarme una peli romántica, solo por sentir que unas manos rozan mi corazoncito. Sólo por saber que esas mismas manos estarán de nuevo ahí al día siguiente, y al otro, y al otro. Lo dicho el caso es no estar nunca satisfechos con lo que se tiene más a mano…

enero 14, 2010

El consolador de mi mesilla…

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , — mytemptation @ 8:37 pm

No sé, no sé qué tiene esto de empezar los años que siempre queremos verlo  acompañado de un halo purificador en forma de promesillas que gustamos de hacer con la boca muy grande: ‘pongo a dios por testigo de que …”. Es ese rito de iniciación que se consuma con las cenizas de fin de año. Una orgía de excesos que ya tenemos olvidado un par de semanas después.

También es cierto que para nuestros adentros nos prometemos cosas menos confesables o directamente nos tiramos el rollo. Como mi amiga: ‘prometo dejar de usar el consolador, éste es va a ser el año de una buena tranca…’. Ya sabéis prometo, y prometo hasta, que otra vez caigo, y me lo meto (el aparato como en este caso).

Hace unos días ayudaba a un amigo en la compra de los muebles para su nuevo piso. El paseo por Ikea nos llevó modernos modelos de mesilla de noche. Mi amigo cubicaba con sus manos sobre el aire e ingenuo yo pensaba que era para hacer idea de los espacios y limitaciones. Algo había de cierto pues en ese instante me confiesa que ese modelo no era los suficientemente grande para que cupiera su consolador…

Abramos pues los ojos porque el qué elijamos para acompañarnos noche tras noche importa. Así que a mí mismo me ha dado por detener la mirada en mi mesilla de noche y qué contiene. Y lo que abunda es una enorme pila de pañuelos de papel a modo de consolador. Elegí eso mismo en su momento y creedme ahí cabe toda mi vida, lo mismo sostiene una lagrimilla que algún fruido corporal…

diciembre 5, 2009

Corazón abierto

Filed under: sentimientos — Etiquetas: , , , , , , , , — mytemptation @ 11:25 pm

He cambiado de estrategia, sólo una noche de sexo a la semana. Rechazo polvos exprés, evito las noches del aquí te pillo, aquí te mato…

Sé que repetiremos, que cuando digo una noche de sexo será toda una noche, hasta que el amanecer nos descubra entre sábanas. Pero hay más, los abrazos. Ésos a los que tan pronto me he acostumbrado. Ésos que nos unen más, que se prolongan durante horas. Ésos que me rasgan el corazón porque sé que no va a funcionar.

Él los buscó desde el primer minuto, porque le arroja pasión a lo más ínfimo, porque necesita del contacto con el otro, porque dormiría atado a mí durante horas. Me llena, me llena de sentimiento, de besos, de pasión. Pero en la medida en que me arrastra con sus brazos, con su cuerpo desnudo, arrastra mi corazoncito que también quiere su parte.

Mi corazón que tan dolorido se ha sentido este año, ése que tengo lleno de heridas aún sin cicatrizar ha latido de nuevo con fuerza con lo más sencillo: un abrazo… mientras mi fría cabeza trata de acallarlo sin éxito. Porque las historias se repetirán, porque desaparecerá de nuestras vidas, porque con esta puta mala suerte que tengo, todas mis historias acaban de la misma manera… Cosas que le pasan a este tonto enamoradizo.

noviembre 29, 2009

Relato: Sabadete

Filed under: Relatos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 6:36 pm

Conozco esa mirada de rechazo de un vecino extraño en un portal extraño. Intento que salga la vena amable de los buenos días pero mis pelos y mis ropas mal puestas (y peor vestidas) retratan el final de la fiesta. Con la luz de la calle las pupilas luchan por sobrevivir, al tiempo que intento hacer dos cosas a la vez para pensar dónde cojones dejé el coche.

Creo andar firme y decidido pero los tumbos y eses por la calle asustan a todo el personal. Incluso un viandante osa apartar de mí al perro. Como si me fuera a comer al perro… En ese instante mis tripas deciden aportar su opinión personal al respecto. No he comido nada en catorce horas. Lo único sustancioso fue un limón de una de mis penúltimas copas en una especie de juego sexual (uno de tantos). Había que tirarse el rollo y pasarle la lengua a todo lo que llegara a mi boca. Aunque ya digo no creo que fuera el episodio más patético de esta tragedia que es cada sábado noche.

Hemos transformado el arte de salir en un desgaste personal que deja imágenes como la que describo. Probablemente necesite hasta el martes para recuperarme de todo esto, aunque mi memoria sólo acierta a recordar partes de un todo que avergonzarían mi árbol genealógico de los últimos dos siglos. No recuerdo tan siquiera si he follado (del todo).

Al fin encuentro el coche y me aposento. Coloco el espejo que no se atreve ni a mirarme. Avergonzado, bajo la mirada y me doy cuenta que tengo la bragueta abierta. Tiro de la cremallera y doy por finiquitado este finde… Mi cabeza ha comenzado ya a despertar, y le da por pensar: ‘qué coño cuento el lunes en la ofi. Si es que no me acuerdo de nada…’

noviembre 16, 2009

Morb(oso)

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:35 pm

No me había pasado nunca. Volvía de una cena, igual que hace dos semanas en un día cualquiera de diario. Yo conducía y mi acompañante aporreaba a fuerza de pulmón la canción del momento. Puede que el alcohol suavizara algo su voz en el estribillo ‘I got a feeling…’.

Hasta que llegó el semáforo en rojo y tuve que frenar bruscamente. Ni se inmutó, me cogió por mi cabellera y me plantó un beso con lengua. El vodka comenzó a fluir entre nosotros, me gustó y quise saborear largamente ese momento ante la luz en ya en verde. Al siguiente semáforo mostramos nuestra indiferencia más absoluta uno por el otro…

La larga avenida madrileña daría para juguetear a cuenta de los semáforos. Éste sí, éste no, éste me gusta, me lo como yo… A la puerta de su casa los dos sentimos la necesidad del sexo. Mi mano asió su cara con fuerza para que no nos despegáramos en ese nuestro último beso por esa noche. No hubo tiempo para más, uno a su casa y yo a seguir mi camino.

Hoy se ha vuelto a repetir, coche y noche. Cena en el centro. Risas, confidencias, charla distendida. Quizá menos alcohol. Y de nuevo al coche. De repente un frenazo ante el mismo semáforo de la otra vez.

A los dos se nos ha cruzado en el mismo instante idéntica idea, el beso… Transcurrieron los segundos y el momento pasó. Tal vez, no había morbo en el asunto. Tal vez, ninguno de los dos buscábamos compromisos… (Adiós posible pareja, adiós). No hubo tiempo para más, uno a su casa y yo a seguir mi camino. Fin de la historia.

noviembre 8, 2009

Más allá de un cuerpo bonito

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:53 am

Creí llegada la etapa en que mis cabezas bienpensantes (la de arriba y la de abajo) cederían espacio a una larga lista de cuerpos bonitos. El puñetero mundo de las citas, ese encuentro tan popular en las pelis en el que uno busca y con un poco de mala suerte encuentra algo más. Me tiré de cabeza (nunca mejor dicho) para poner seriedad en esto de las relaciones y me arrastró la corriente.

Quise cerrar uno de mis sentidos, el de la vista y el encanto por lo bonito hasta autoconvencerme de que hay otros encantos, quizá ocultos, donde sólo hay que rascar un poquito para llenarse de ellos. Pero no, mi teoría se ha venido abajo y me he cobrado lo que sólo una palabra puede resumir: auténtico-fracaso, y es que ese tsunami ha logrado arrastrar hasta mi siempre presente buen humor.

belleza y dolor

En el restaurante convenido recién llegado a esa medio cita medio a ciegas, se repiten las pautas. Odio esa mirada de deseo en mí que se prolonga a lo largo de la conversación en la que flota un: ojalá lleguemos a compartir más de esa noche. Puedo leer incluso más allá en el otro, leer ese poso de fracasos que creen ocultar tras una sonrisa para agradar. Todo es perfecto en apariencia mientras yo lucho por encontrar lo más ínfimo que haga saltar ese resorte a la atracción, al deseo, al quizás esta vez sí.

Pero no funciona, y soy yo mismo el que replica esa sonrisa por agradar sabedor de que no habrá un otra vez, de que volveré a casa con el estómago lleno y mi corazón igual de vacío, y duele. Y mucho.

Al parecer sólo busco sufrir. Todo lo que buscan mis ojos es algo hermoso hasta el dolor…

octubre 20, 2009

Y nosotros, ¿qué somos…?

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , — mytemptation @ 7:48 pm

Siento crecer el nivel etílico en mi sangre, el alcohol amplía mi sonrisa y sonrosa mis mejillas dando aún más vida a mi rostro. Es sábado, es noche. Estoy a la vuelta del nuevo curso, y viejas voces me sorprenden con frases como las del título.

Porque nos movemos en un mundo de relaciones múltiples, de follamigos, de encuentros fugaces, de deseos instantáneos saciados antes de que dé tiempo a nada.

Mi teoría (nunca expresada en voz alta) es que la frasecita sobra, que ni uno ni otro podremos dirigir el rumbo de nuestra relación (si es que la hay), y que ella (la relación) será la que nos dirija a nosotros.

iceberg

Cada vez que me han dirigido esa frase me ha inundado un sentimiento de inseguridad por la otra persona. De querer adelantarse, de querer no tropezar, de no salir herido como hacemos periódicamente con esto de las relaciones.

Yo mismo me he encontrado compartiendo cama con alguien y al mismo tiempo mordiendo la almohada para no preguntar qué somos, seguro de que la contestación sería negativa… Seguro de que me sentiría mucho peor escuchando la respuesta en boca de otro: que no había nada entre nosotros. Sólo sexo, o miedo a la soledad, o que la opción de matar el tiempo con alguien es más saludable si se hace en compañía, qué sé yo.

Nunca he encontrado la respuesta deseada cuando mi corazoncito me ha impulsado a preguntar. Nunca he satisfecho positivamente la curiosidad de quien ha osado preguntármelo…

octubre 1, 2009

Hombre blanco, soltero, busca…

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 7:23 pm

Iniciado el nuevo curso uno decide intentar venderse (y van…) de la mejor de las maneras posibles. Agotado el verano de cuerpos duros y amores fugaces es el mejor momento para gritar a todos (a ver si algun@ se va ya enterando) de lo que encierra este cuerpecito y su corazoncito. Vamos, definir lo que hay en pocas palabras y lo que vamos buscando.

Lift speech (el discurso del ascensor) es un concepto americano en el que te sitúan en un ascensor junto a alguien a quien tratas de impresionar. El momento dicta que sólo se tengan alrededor de treinta segundos para expresar tu mensaje. Por tanto necesitas ser breve pero intenso, claro pero yendo a saco. Creo que me explico.

deseo

El primer problemilla que veo es meter (algunos dirían encerrar) a la persona de tus sueños en el mismo ascensor. Cada uno tiene sus armas de persuasión, y ascensores hay hasta en Zara, así que hasta con un poco de mala suerte…

La segunda parte es la compleja, qué decir. Ehhhh, mira que soy un chico muy majo. Ehhhhhh, vamos que un encanto, pero al mismo tiempo supercañero. Ehhhhhhhh no hablo de sexo, no pienses mal… que también me mola, sabes… Ehhhhhhhhhh, y mira que soy un chico de gimnasio en plan sanote aunque la noche me pierde, claro que sin excesos… Ehhhhhhhhhhhh.

Total que he ido recapacitando en cuáles serían mis palabras llegado el momento, a ver qué pensáis:  ’No tengo mucho que decir, tan sólo mírame a los ojos y bésame…’.

Ahí os dejo eso. 😉

septiembre 29, 2009

Mojito

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , — mytemptation @ 1:59 pm

Cerrojazo al verano, es sábado y es noche y qué mejor manera de despedirnos de lo bueno (y también de lo malo) que una buena fiesta del mojito en una terraza: ron, lima, hierbabuena, azúcar moreno, hielo picado… Como la experiencia en esto de los alcoholes es un grado, choca la primera de las instrucciones que recibimos aún sobrios: marcar los vasos por nuestros nombres. Nadie entiende el porqué pero más tarde quedará claro, pues al tercer mojito agarrarías hasta el macetero con tal de seguir con la fiesta. Será el azúcar (o más bien la mezcla de ron) que envuelve boca y sentidos y de la que el cuerpo siempre te pide más.

condones

Aparece una cámara de fotos y posamos con sonrisa bobalicona y colores en las mejillas más que ardientes. Así nos descubrirán en el facebook a la mañana siguiente. Pero antes de que llegue el día queda completar la noche. Me ausento entre falsas excusas porque yo tengo mi plan X (sí, con equis de sexo). Me descubro en casa de mi andalú que habla con la zeta, y que me conquistó con una sola frase: ‘zi ez que erez muy guapo…’ cómo me ponen sus zetas!! Yo ya voy con calor en el cuerpo sólo falta compartirlo. Cuando comienzo a quitarme la ropa otra de zuz frasez acaba por arreglar mi sábado. Los excesos de curro del andaluz (trabaja los sábados) me anuncian ‘zi ez que no tengo ganas ni de chingá…’, y así me quedo compuesto y sin ‘eso’. Recojo mi dignidad y mi ropa, y regreso a casa sin saber por qué en la fiesta del mojito soy el único que no moja…

Older Posts »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.