Everything but temptation

julio 8, 2009

Cosas del chat

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , — mytemptation @ 10:20 pm

Uno que intenta socializar por distintos ámbitos y medios también se ha puesto a prueba con esto de los chats. Desarrollemos algunos ejemplos reales como la vida misma:

Primero, típica conversación de sólo siete palabras…

– Me llamo Samba.

Momento en que uno piensa si se trata de un nick o de un auténtico nombre, de momento mi cabeza se queda con la cosa de que tiene buen ritmo…

Yo subo la apuesta: ‘Me llamo mytemptation.’ Tiene ese toque picarón y a la vez elegante…

– … y soy de Brasil.

Ya estamos con los topicazos, se creen que por venir del país de los ritmos calientes ya me tienen ganado con cuatro palabritas, pues que sepan que con el último brasileño que estuve la tenía pequeña! Así que contraataco:  ‘pues yo soy de valladolid, EA!’

El EA! con mayúsculas así en tono chulesco, cierro el chat y me pongo a leer un libro.

chat

Segundo, típica conversación en lo que primero que cae es hace cuánto que no follan…

– …pues que nada desde marzo.

A uno al que por distintas circunstancias se le ha realocado la sangre muy abajo a la vez que se le nubla ya el pensamiento, piensa que moja seguro. Aunque en la cabeza surge una cuestión, recordemos ya no tiene ahí la sangre sino más abajo, …tiene que haber un pero!!!

– El caso es que tengo mononucleosis

MonoQUE!!! con mayúsculas, eso suena fatal!!!

– Vamos, lo que se conoce como la enfermedad del beso…

Qué bonito, suena hasta romántico… No me engaño más, cierro el chat y me pongo a leer un libro (y van dos).

Tercero y vamos acabando, a vueltas con lo de los nicks graciososetes. Seguiré insistiendo, Oscar Mayer no es un nick que me atraiga!!!

Me salgo definitivamente del chat (y van…), y me pongo a leer un libro.

Anuncios

enero 13, 2009

Retorno al edén

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , — mytemptation @ 8:50 am

 

Tras estos días de excesos regreso de bruces contra la rutina y no precisamente porque las aceras resbalen. Soy yo el que se siente cansando tras un lunes agotador que se extiende por mis huesos, y al que le seguirá un martes esforzado desde el que ni se atisba el fin de semana…

frio

Observo la foto adjunta, es mi tierra ayer mismo. Echo de menos las mantas calientes estilo cuéntame, mis pijamitas estampados, mi despertar con un beso, mi inocencia con diez, once y doce años. Cargaba mi mochila de ida con libros, cuadernos y lápices de colores volvía con las manos pintarrajeadas y una pesada carga de deberes, o eso creía.

El esfuerzo no se transformaba en sudor ni en hartazgo. El regreso se endulzaba con nocilla o con mantequilla y azúcar. Existían los dibujos animados y juegos de mesa pero no las consolas. Llegaba a mi hogar y me sentía abrigado a pesar de la niebla, a pesar de los -11ºC…

enero 11, 2009

El día después de la nieve y las noches con chicos

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:16 am

 

Cuando era pequeño en el frío (y húmedo) Valladolid mi hermano y yo esperábamos a que nos vistieran en sintonía para salir, al momento la calle nos veía envueltos en capas y capas, gorro y orejeras incluidos. De llover el modelo de invierno se complementaba con unas botas de agua. Era entonces cuando se nos llenaban los ojos de un brillo especial y mi entusiasmo por salir se disparaba porque sabía exactamente lo que iba a suceder en el preciso instante que pisara la calle… Lo primero que había que hacer era buscar el charco, las botas eran pasaporte para la diversión, la excusa perfecta para chapotear…

Como si fuésemos animales adiestrados teníamos que comprobar la efectividad del material, las botas hacían su función pero la excitación era tal que al poco tiempo el agua salpicaba ya a toda mi ropa y se introducía sin saber muy bien cómo en la propia bota. La historia acaba siempre igual, mi madre se enfadaba con nosotros, retornábamos al hogar y nos desnudaba pues extrañamente hasta los calzoncillos estaban mojados… Para entonces yo ya era feliz con la naturaleza porque me había llevado conmigo algo que ella nos había entregado el don de la lluvia (sucia).

nieve

Las historias con la nieve son diferentes el primer día es el más que divertido, el tacto de la nieve recién caída que proporciona ese extraño frío calor en las manos… al día siguiente hay hielo e intencionadamente o por descuido acabas siempre en el suelo… un día después tras la nevada las calles están pobladas de una extraña mezcla gris que ni es recuerdo de lo que fue, un invierno o un día de navidad blancos.

Anoche lo hablaba con un amigo, yo soy una persona (creo) de comportamientos sencillos a la hora de buscar relaciones: quiero esto para esta noche, lo busco y lo tengo… Él me mostraba los fallos en mi simplicidad, ¿y si queremos algo más? Entonces mi teoría se queda corta, qué nos queda el día siguiente y el de después. Todo se convierte en una mezcla extraña que embadurna nuestra cabeza de negros y grises, y lo hacen una masa intratable. El orden natural de las cosas en mis noches se repite: excitación (cuerpo), hostia contra la realidad (mente) y masa sucia y gris (mi cabeza confundida), por este orden…

diciembre 27, 2008

Un año para el recuerdo (II): Salida del armario en Nochebuena

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , — mytemptation @ 3:07 am

 

Supongo que éste es uno de los clásicos en las entradas de un blog, al menos, en lo que se refiere a salida del armario y no tanto a lo de armar el Belén en Nochebuena, nunca mejor dicho. Sucede que me ha llevado un poco más que a muchos porque mi vida se construye por trocitos temporales en distintas ciudades. No he vivido más de veinte meses en la misma ciudad desde hace doce años. Y ya tocaba asentarse, yo en Madrid, y construir relaciones, amigos duraderos, confidentes e incluso un blog.

bosques-sin-fronteras

Hacía que no visitaba mi ciudad medio año, y ya en el AVE elaboraba un pequeño discurso de lo que había que decir. Yo que juego con las palabras a diario en el blog y me costaba expresar lo que quería decirme incluso a mí mismo antes de exteriorizarlo en voz alta ante otros, en este caso mi familia. Me fueron a recoger a la estación, me tomé un buen tubo de cerveza a la puerta de casa y hala al toro.

Fue sencillo, llegué a casa y mis padres estaban en la cocina, besos y una frase rápida ‘tengo que deciros una cosilla…’, esta entrada no formaba parte del discurso pero fue fácil, algún tono en mi voz emocionado (esto tampoco lo había preparado) y poco más, en la medida que formulaba lo que soy veía los ojos de mis padres crecer en alegría… nada podía ir ya mal.

Conjugué, y mucho, el verbo construir que es lo que más deseo ahora en que disfruto de lleno de mi vida, confesé que últimamente gozo de periodos de inmensa felicidad… y lo dejamos ahí porque tocaba comer, la comida en Nochebuena. A mi hermano y cuñada que también comían pues se lo dije de corrido y, sobre todo, ella insistía en conocer si había alguien, si había fotos, si estaba conviviendo con alguien… Esa misma tarde mientras paseaba por Valladolid con la cara helada de frío me volvía a sorprender sonriendo a la vida, en otro de esos momentos (y van…) de inmensa felicidad. Gracias a tod@s.

 

PD. Hoy la foto es para el premio al mejor Árbol Gigante 2008, El Carballón de Valentín (Tineo, Asturias), nació alrededor de 1160… Por otra parte, os noto algo descarriados con esto del final de año dado que os centrasteis en comentar mi foto en plan que si nudista o que si no, cuando lo importante era la parte de guapetón, si lo llego a saber subrayo antes la palabra. Mañana, en Un año para el recuerdo: sms para recordar.

Blog de WordPress.com.