Everything but temptation

abril 3, 2009

Los 20.000

Filed under: sentimientos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 12:17 pm

Aquí estamos, superadas las veinte mil visitas. Me ha dado por pensar la cantidad de veces que me gustaría (o no) que algo me sucediera en tal número de ocasiones a lo largo de mi vida, he aquí unos ejemplos:

Me gustaría decir 20.000 veces gracias, y otras 20.000 veces muchas gracias, y tan sólo en un año pues cada día debo mucho a mucha gente. Aunque sólo sean palabras agradezco a ese puñado de gente que me hace un poco más feliz todos y cada uno de los días del año.

Me gustaría me pararan por las calles que recorra a lo largo de mi vida para decirme ¿te acuerdas de mí? Aunque hayan transcurrido 20.000 días…

Me gustaría repartir 20.000 besos de cariño y otros 20.000 en saludos (40.000 si son dos besos…).

Y ya dentro de los imposibles, surfear 20.000 olas desde aquí en Madrid, aunque sólo fuera en sueños a las que seguirían 20.000 sonrisas cada noche al acostarme al pensar que el día que acaba es otro más para recordar.

Y dado que no tengo cámara de fotos, 20.000 recuerdos para elegir en esos días tontorrones en los que la lágrima te llama sin saber el porqué. Ains, creo que de eso cuento con un montón ya, recuerdos, muchos de ellos compartidos en el blog con tod@s de vosotr@s.

Y por empezar con lo primero de la lista, mi primer gracias para vosotr@s, y mi primer muchas gracias también para vosotr@s…. Buen finde!!!

Anuncios

marzo 31, 2009

Sólo en casa

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , — mytemptation @ 8:59 am

Me descubro, de nuevo, abstraído ante mi pasado retratado sobre las estanterías. Yo que ni tengo cámara de fotos me vuelvo a asombrar ante la renovada necesidad de vestir las paredes de mi casa con fotos y cuadros, llenarlas de color. Tener la posibilidad de saborear el recuerdo tras mi mirada perdida en una noche cualquiera como la de hoy.

pisadas

Hace un año por estas fechas comencé a compartir casa conmigo mismo y vivir solo. Supongo que es una especie de aniversario que debiera celebrar, y lo que ha surgido es justo lo contrario recordar el pasado, echar la mirada atrás ante fotos impresas y las almacenadas en el portátil.

Me veo en la playa subido a una tabla de surf, me descubro sonriendo en lugares ya lejanos con gafas de sol, visto ropa que hace algún tiempo he desechado. Rememoro lo que tuve antes de recocijarme con lo que ahora tengo. Supongo que es nuestra naturaleza humana que siempre tiende a comparar. No renuncio a nada de lo que ahora tengo pero si hay que comparar diré que la tengo grande, la sensación de lo que he ido construyendo estos años, la impresión de que lo que está por venir es aún mejor y más grande.

Y por último, un nuevo descubrimiento de este año, el decidir con un no pues esta noche quería disfrutar de la relajante sensación de tener la cama para mí solo.

febrero 15, 2009

Magdalenas

Filed under: sentimientos — Etiquetas: , , , , , , , , — mytemptation @ 10:23 pm

Tengo una pequeña manía y es que hago desaparecer los restos de gente que pasó por mi hogar… No me gustan los recuerdos físicos, ni tan siquiera tengo cámara de fotos. Tal vez, porque inmortalizaría algo efímero que luego no me atreveré a despertar en un álbum a mis ojos, a mis sentidos…

Rechazo las segundas partes, las historias que parecen no tener un final claro. He viajado mucho, me he movido por un puñado de ciudades y pisos de alquiler a los que forzadamente llamaba mi hogar. Pero ahora lo tengo claro, quiero mi trozito de mí mismo y ése está en mi casa, en Madrid, y no lo puedo (ni quiero) compartir con nadie.

bolleria

Que por qué, porque tengo una extraordinaria memoria que se fija en el detalle. Me inspira todo, me evoca todo: una mancha, un color, un puñado de palabras me traen al recuerdo un pasado con el que mi yo se atraganta en éste mi presente.

Allá va otro ejemplo, hará no mucho tiempo pasó unos días alguien conmigo, y me pidió magdalenas para el desayuno. Dicho y hecho ahí estaban pero lo malo de ello es que aquí siguen estando (él no) son muy pocas y casi revenidas. A diario me empujo a dar por finiquitada la historia pero mi impulso natural es conservar algún recuerdo. No las he tirado pero me las estoy zampando pausadamente, saboreando los recuerdos, quedan tres… Tres pedazitos efímeros para el recuerdo.

diciembre 17, 2008

Un año para recordar

Filed under: sentimientos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:20 pm

 

Una sensación me ahoga cuanto más se aproxima el final de este año, que no quiero acabarlo. Siento que me fuera a suceder algo, que hay un gran vacío a la vuelta de la esquina y tan sólo deseo agarrar todo lo mío, y quedarme donde y como estoy. No quiero que asome una fecha de caducidad a todo ello.

Estos últimos días me siento más agradecido con la gente, más sensible, incluso se me salta alguna lagrimilla. Han sucedido tantas cosas este 2008, como siempre mi memoria selectiva se queda con las buenas. Tan sólo son un puñado, pero son tan grandes. Y vosotros que me leéis sois protagonistas a diario, incluso partícipes.

Nueva gente inunda mis pensamientos, nombres que jamás estuvieron en la agenda de mi móvil, de mi messenger, de mi blog y de las que ahora sólo deseo volver a oír su voz o sus palabras un día más, y juntarnos, y compartir nuestro tiempo. Nuevas sensaciones, confrontadas muchas veces, pero sanas que me hacen sentir muy vivo, y dar incluso más de mí.

Muchos años me he conformado con fotos, con recuerdos impresos o digitales que retrotraían mi mente y me hacían sonreír en silencio. Este año es diferente, mis recuerdos están vivos, tienen más voz que nunca pues los puedo seguir tocando, enriqueciéndome de ellos. Y sí, lo voy a conjugar ya mismo, ese verbo que tanto miedo me da. Te quiero. Os quiero.

octubre 21, 2008

Comemos con los ojos o cuánto vale una foto

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 8:46 pm

Le ha sucedido a una amiga con esto de los chats y ciberparejas, todo iba muy bien hasta que se intercambiaron las fotos. Uno establece lazos aunque sean virtuales, y les transmite emociones y los llena de sentimientos, y por la sencilla razón de unos píxeles puestos de una u otra manera la gente (sobre)reacciona. En este caso, el otro decide cortar drásticamente, por lo sano echando los despojos a la papelera del PC, tal vez desconocedor de eso mismo, que más que palabras entre líneas asomaban sentimientos.

Siempre me he preguntado el porqué rompen las parejas, si compartiendo tanto, por qué llegados a la hora de romper la decisión es sólo de una parte, ¿no es algo que se debiera tomar en común? En el fondo (otros más en la superficie) somos egoístas, buscamos lo inmediato y es que comemos con los ojos, qué ironía ¿verdad?

Creo que es buena la argumentación con la que trato de animar a mi amiga, incluso más viniendo de una persona racional como yo, a más b más c es igual a d. Craso error, porque desde hace un par de días me encuentro bobalicón, ha sido ver la foto de un bloger@ y que me he embobado. Apenas conozco unas pocas anécdotas de su vida y comienzo a sentir atracción. El momentum, que dicen los ingleses, pasará pronto, bajarán mis pulsaciones, bastarán un par de días, o tal vez me engañe… La conclusión es clara, que ando debilillo de alma y de espíritu, cubierto de betadine…

Tal vez sea sólo eso, pero también es cierto que la vida nos enseña que dos personas pueden intimar más en una noche con pocas palabras que en una larga tarde de tertulia… Y la noche, la noche también me confunde… Me confunde lo racional y lo físico, ambos luchan dentro de mí y sólo puede haber un vencedor, ¿cuál será el ganador esta vez???

octubre 4, 2008

Viejos viajes

Filed under: sentimientos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 2:26 pm

El sol engañaba esta mañana y, por un momento, pareció despertar recuerdos del reciente veranito. Parecía que las terrazas fueran a estar esperándome y que bastaba con ponerme unos bermudas para completar la foto, pero fue efímero como lo es el bronceado ya desaparecido en nuestra piel o nuestros amores de verano. Ya sólo nos quedan las fotos y los recuerdos. Si a alguien aún no se ha enterado de que estuve en Florencia y la Toscana por extensión, nunca lo sabrá, es un tema quemado, y ya olvidado incluso por los que estuvimos allí.

O tal vez no, la chispa saltó porque hoy me han devuelto una guía de viaje de la Toscana y a modo de resorte su portada en grandes letras me ha inundado con un torrente de recuerdos. Tal y como sucede en la foto, de una bruma han comenzado a emerger recuerdos y en silencio me he sonreído mientras una sensación de placer ha cosquilleado en mis entrañas.

No me gusta esta vida de rutinas donde muchos de mis placeres se acumulan en viejos álbumes de fotos o más recientemente en forma de tarjeta de memoria de mi cámara digital, y que luego aparcaremos para siempre. Pero, al parecer, hoy he encontrado algo diferente que ha disparado esos recuerdos aunque haya sido por un instante.

Ahora la guía de viajes ya está en el estante junto a otras guías llenas de polvo. Sólo será hasta que alguien me pida que le preste una de ellas. Y en ese momento me acercaré a la estantería, toquetearé los lomos de los libros hasta encontrar el correcto. Y una vez allí disfrutaré de ese instante mágico de recuerdo aunque dure lo mismo que sacudirme la mano por el pantalón para deshacerme del viejo polvo acumulado en los libros. Lo dicho, aún estáis a tiempo para pedirme algún libro.

Blog de WordPress.com.