Everything but temptation

abril 29, 2010

Me pica, doctor…

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , — mytemptation @ 9:50 pm

En la consulta del médico un amigo mío recibe tres posibles causas para la extraña irritación que sufre en la piel. El doctor tras relatar las dos primeras deja caer que la tercera sería por haber mantenido relaciones sexuales. Mi amigo entre risas dice ‘doctor, podemos descartar la tercera…’. Pasa que mi colega no mojaba en meses así que el no follar le sirvió para dar con un rápido diagnóstico. Quién iba a pensar que algo así fuera bueno para la salud…

Otro amigo no paraba de rascarse y sucedió que la picazón era realmente sarna y se lo había pasado un follamigo. Nada grave, hasta creo que el rascar le daba cierto gustirrinín.

Cuento todo esto porque lo que de verdad a mí me sucede es que ando a dos velas y no paro de rascarme al mismo tiempo. Y ateniéndome a los hechos ya dudo que nadie me haya pasado la sarna. El caso es que ni a mí me da gustirrinín el rasca-rasca ni el sábado, sabadete lo acabo con la famosa rima. Creo que estoy por ir al médico pero ya dudo de que sea una cosa que me puedan recetar. Puta vida, una solución quiero….

febrero 21, 2010

Pon un romántico…

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 9:58 pm

Unos se conforman con poner un consolador en sus vidas, otros necesitamos esas vibraciones en forma de caricias y calor de otra manera. El caso es no estar nunca satisfechos con lo que uno tiene más a mano…

Estoy de vuelta de unos desenfrenados carnavales canarios. La gente ligera de ropa, las ganas de divertirse y el alcohol, todo mezclado en su justa medida lo convierten en un paraíso del vicio. Un vicio sano, en todo caso. Ése que te hace alargar tus dedos más de la cuenta entre el gentío para tocarse y dejarse tocar, que dispara los sentidos (y no sólo los sentidos) que invita a juntarse y a perder la ropa, la poca que queda.

Es una moderna danza tribal a ritmo de sonidos electrónicos donde todos llevamos la máscara de quien no somos. Mientras, multitud de manos que no son las tuyas se van apoderando de tu cuerpo. Prueban a intentar saciar su sed hasta dar con las elegidas que te acercarán aún más al paraíso. La noche se tornará en perversión, y la perversión en sexo, mucho sexo. Al día siguiente más de lo mismo salvo que serán otras manos.

Uno despierta del sueño (y de la resaca) una semana después para darse cuenta de que la vida no es sólo eso, o debería decir sexo. Recién llegado a Madrid, ya de bruces contra la realidad/rutina ansío bajarme una peli romántica, solo por sentir que unas manos rozan mi corazoncito. Sólo por saber que esas mismas manos estarán de nuevo ahí al día siguiente, y al otro, y al otro. Lo dicho el caso es no estar nunca satisfechos con lo que se tiene más a mano…

diciembre 5, 2009

Corazón abierto

Filed under: sentimientos — Etiquetas: , , , , , , , , — mytemptation @ 11:25 pm

He cambiado de estrategia, sólo una noche de sexo a la semana. Rechazo polvos exprés, evito las noches del aquí te pillo, aquí te mato…

Sé que repetiremos, que cuando digo una noche de sexo será toda una noche, hasta que el amanecer nos descubra entre sábanas. Pero hay más, los abrazos. Ésos a los que tan pronto me he acostumbrado. Ésos que nos unen más, que se prolongan durante horas. Ésos que me rasgan el corazón porque sé que no va a funcionar.

Él los buscó desde el primer minuto, porque le arroja pasión a lo más ínfimo, porque necesita del contacto con el otro, porque dormiría atado a mí durante horas. Me llena, me llena de sentimiento, de besos, de pasión. Pero en la medida en que me arrastra con sus brazos, con su cuerpo desnudo, arrastra mi corazoncito que también quiere su parte.

Mi corazón que tan dolorido se ha sentido este año, ése que tengo lleno de heridas aún sin cicatrizar ha latido de nuevo con fuerza con lo más sencillo: un abrazo… mientras mi fría cabeza trata de acallarlo sin éxito. Porque las historias se repetirán, porque desaparecerá de nuestras vidas, porque con esta puta mala suerte que tengo, todas mis historias acaban de la misma manera… Cosas que le pasan a este tonto enamoradizo.

noviembre 16, 2009

Morb(oso)

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:35 pm

No me había pasado nunca. Volvía de una cena, igual que hace dos semanas en un día cualquiera de diario. Yo conducía y mi acompañante aporreaba a fuerza de pulmón la canción del momento. Puede que el alcohol suavizara algo su voz en el estribillo ‘I got a feeling…’.

Hasta que llegó el semáforo en rojo y tuve que frenar bruscamente. Ni se inmutó, me cogió por mi cabellera y me plantó un beso con lengua. El vodka comenzó a fluir entre nosotros, me gustó y quise saborear largamente ese momento ante la luz en ya en verde. Al siguiente semáforo mostramos nuestra indiferencia más absoluta uno por el otro…

La larga avenida madrileña daría para juguetear a cuenta de los semáforos. Éste sí, éste no, éste me gusta, me lo como yo… A la puerta de su casa los dos sentimos la necesidad del sexo. Mi mano asió su cara con fuerza para que no nos despegáramos en ese nuestro último beso por esa noche. No hubo tiempo para más, uno a su casa y yo a seguir mi camino.

Hoy se ha vuelto a repetir, coche y noche. Cena en el centro. Risas, confidencias, charla distendida. Quizá menos alcohol. Y de nuevo al coche. De repente un frenazo ante el mismo semáforo de la otra vez.

A los dos se nos ha cruzado en el mismo instante idéntica idea, el beso… Transcurrieron los segundos y el momento pasó. Tal vez, no había morbo en el asunto. Tal vez, ninguno de los dos buscábamos compromisos… (Adiós posible pareja, adiós). No hubo tiempo para más, uno a su casa y yo a seguir mi camino. Fin de la historia.

octubre 20, 2009

Y nosotros, ¿qué somos…?

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , — mytemptation @ 7:48 pm

Siento crecer el nivel etílico en mi sangre, el alcohol amplía mi sonrisa y sonrosa mis mejillas dando aún más vida a mi rostro. Es sábado, es noche. Estoy a la vuelta del nuevo curso, y viejas voces me sorprenden con frases como las del título.

Porque nos movemos en un mundo de relaciones múltiples, de follamigos, de encuentros fugaces, de deseos instantáneos saciados antes de que dé tiempo a nada.

Mi teoría (nunca expresada en voz alta) es que la frasecita sobra, que ni uno ni otro podremos dirigir el rumbo de nuestra relación (si es que la hay), y que ella (la relación) será la que nos dirija a nosotros.

iceberg

Cada vez que me han dirigido esa frase me ha inundado un sentimiento de inseguridad por la otra persona. De querer adelantarse, de querer no tropezar, de no salir herido como hacemos periódicamente con esto de las relaciones.

Yo mismo me he encontrado compartiendo cama con alguien y al mismo tiempo mordiendo la almohada para no preguntar qué somos, seguro de que la contestación sería negativa… Seguro de que me sentiría mucho peor escuchando la respuesta en boca de otro: que no había nada entre nosotros. Sólo sexo, o miedo a la soledad, o que la opción de matar el tiempo con alguien es más saludable si se hace en compañía, qué sé yo.

Nunca he encontrado la respuesta deseada cuando mi corazoncito me ha impulsado a preguntar. Nunca he satisfecho positivamente la curiosidad de quien ha osado preguntármelo…

octubre 18, 2009

Nuevo curso

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , — mytemptation @ 8:49 am

Es algo natural, tendemos a valorar etapas: que si el nuevo año, que si el nuevo curso (atrás quedan mis tiempos adolescentes), que si el cumpleaños: los 18, los 40, los 80 años… Todo ello daba lugar a intentar responder preguntas tan inquietantes, en su momento, como si lograré tener sexo alguna vez, liberarme de mis padres por más de un fin de semana, o que si se me levantará de la misma manera a partir de los treinta. Dado que hoy es mi cumpleaños pues toca reflexionar un poco. Comencemos por lo más próximo.

ver para creer

Hoy me he levantado sólo, vamos sin compañía (otra vez). Nadie me ha preparado un desayuno que es uno de mis grandes anhelos el día de mi cumple, tomad nota por si queréis quedar bien un día (y una noche). Llevo años teniendo claro que sabría recompensar (y cómo) un acto tan sencillo como ése. También tengo los pies fríos que gustosos se restregarían con lo más caliente que me quisierais ofrecer. En fin, que tengo un problema de temperaturas y claro, como estáis leyendo no sé autorregularme. Que necesitaría de otro (u otros), tampoco vamos a escatimar en cuestión de números.

Por lo demás, uno va notando su evolución, hasta llegar a grandes descubrimientos, por poco creíbles, que parezcan: y es que no sólo de alcohol y resacas vive el hombre… Como en la foto, ver para creer.

Sí, sé que estáis esperando ese pequeño detalle. Hoy como todas las mañanas se me ha levantado (y cómo). Hasta he respirado con alivio…

octubre 1, 2009

Hombre blanco, soltero, busca…

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 7:23 pm

Iniciado el nuevo curso uno decide intentar venderse (y van…) de la mejor de las maneras posibles. Agotado el verano de cuerpos duros y amores fugaces es el mejor momento para gritar a todos (a ver si algun@ se va ya enterando) de lo que encierra este cuerpecito y su corazoncito. Vamos, definir lo que hay en pocas palabras y lo que vamos buscando.

Lift speech (el discurso del ascensor) es un concepto americano en el que te sitúan en un ascensor junto a alguien a quien tratas de impresionar. El momento dicta que sólo se tengan alrededor de treinta segundos para expresar tu mensaje. Por tanto necesitas ser breve pero intenso, claro pero yendo a saco. Creo que me explico.

deseo

El primer problemilla que veo es meter (algunos dirían encerrar) a la persona de tus sueños en el mismo ascensor. Cada uno tiene sus armas de persuasión, y ascensores hay hasta en Zara, así que hasta con un poco de mala suerte…

La segunda parte es la compleja, qué decir. Ehhhh, mira que soy un chico muy majo. Ehhhhhh, vamos que un encanto, pero al mismo tiempo supercañero. Ehhhhhhhh no hablo de sexo, no pienses mal… que también me mola, sabes… Ehhhhhhhhhh, y mira que soy un chico de gimnasio en plan sanote aunque la noche me pierde, claro que sin excesos… Ehhhhhhhhhhhh.

Total que he ido recapacitando en cuáles serían mis palabras llegado el momento, a ver qué pensáis:  ’No tengo mucho que decir, tan sólo mírame a los ojos y bésame…’.

Ahí os dejo eso. 😉

septiembre 29, 2009

Mojito

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , — mytemptation @ 1:59 pm

Cerrojazo al verano, es sábado y es noche y qué mejor manera de despedirnos de lo bueno (y también de lo malo) que una buena fiesta del mojito en una terraza: ron, lima, hierbabuena, azúcar moreno, hielo picado… Como la experiencia en esto de los alcoholes es un grado, choca la primera de las instrucciones que recibimos aún sobrios: marcar los vasos por nuestros nombres. Nadie entiende el porqué pero más tarde quedará claro, pues al tercer mojito agarrarías hasta el macetero con tal de seguir con la fiesta. Será el azúcar (o más bien la mezcla de ron) que envuelve boca y sentidos y de la que el cuerpo siempre te pide más.

condones

Aparece una cámara de fotos y posamos con sonrisa bobalicona y colores en las mejillas más que ardientes. Así nos descubrirán en el facebook a la mañana siguiente. Pero antes de que llegue el día queda completar la noche. Me ausento entre falsas excusas porque yo tengo mi plan X (sí, con equis de sexo). Me descubro en casa de mi andalú que habla con la zeta, y que me conquistó con una sola frase: ‘zi ez que erez muy guapo…’ cómo me ponen sus zetas!! Yo ya voy con calor en el cuerpo sólo falta compartirlo. Cuando comienzo a quitarme la ropa otra de zuz frasez acaba por arreglar mi sábado. Los excesos de curro del andaluz (trabaja los sábados) me anuncian ‘zi ez que no tengo ganas ni de chingá…’, y así me quedo compuesto y sin ‘eso’. Recojo mi dignidad y mi ropa, y regreso a casa sin saber por qué en la fiesta del mojito soy el único que no moja…

septiembre 23, 2009

De la noche en blanco a la noche en vela

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , — mytemptation @ 12:01 pm

La noche nos despide a los dos sobre la cama. Unas ligeras caricias de buenas noches y poco más. Esta noche no habrá sexo. Lo sé por el frío de roce de su mano, hoy toca charlita.

Aprovecho la bandido de la oscuridad para deslizar mis dedos sobre la mesilla y alcanzar los tapones. Estoy acostumbrado, escupirá palabras durante un rato sin esperar respuestas. Un ligero sonido de mi garganta a modo de asentimiento le seguirá a cada una de sus frases. Hasta que su voz se vaya apagando, hasta que mis ronquidos se vayan encendiendo.

una-luz-en-la-oscuridad

Desde que descubrí esta regla en la cama no faltan siempre unos tapones a mano en el dormitorio. Los dos liberamos tensión y no nos perjudicamos. El sueño comienza a inundar mi cuerpo pero, en ningún momento, olvido aportar mis ruiditos en esta extraña conversación.

De repente, algo cambia en vez de darme la espalda y callar me planta un beso en la boca, de lo más tierno que puedo recordar. Me temo lo peor y rápidamente despego el tapón de cera de mi oído. Sólo que oigo silencio.

Ahora soy yo el que me paso toda la noche en vela pensando en la que me habrá caído. He despertado la paz en la cama a cambio de haber dicho SÍ (más bien gruñido) a algo que ni sé lo que es… Cojones, menuda papeleta.

agosto 8, 2009

Relato: el sexo perjudica seriamente a la salud

Filed under: Relatos — Etiquetas: , , , , , , , , , , — mytemptation @ 7:02 pm

Llegó el día de la confirmación oficial, la combinación de sexo y tabaco perjudicaba seriamente a la salud. Se decidió informar a los medios y a la ciudadanía un fin de semana para no generar un exceso de alarma. En un mes, los condones llevarían los mismos lemas que las cajetillas de tabaco nos tenían acostumbrados…

El estupor fue general pero siempre existió la sospecha. Los casos se habían multiplicado desde comienzos de siglo y las pruebas ahora resultaban más que evidentes. Se recomendó la sencilla regla de optar por uno o por otro, tabaco o sexo, sexo o tabaco.

malboro

Yo lo tuve claro desde el principio sexo, sexo, sexo. Es más, no llegué a probar el tabaco salvo unos pocos porros en la adolescencia a los que no sube sacar demasiada sustancia… Pero el lunes se presentaba terrible, para entonces sería evidente que la gente habría tomado una decisión. El humo de los cigarros por la calle llevaría a identificar a los valientes que habrían decido seguir adelante con su vicio y renunciar al otro. Las miradas se fijarían en bolsos y bolsillos para comprobar si contenían o no cajetilla. Si el bulto que asomaba era el del vicio, o era otro.

Chequeé en mi memoria, uno a uno, los nombres de mi chorvo-agenda para poder valorar los daños, y pronto me di cuenta de que más del setenta por ciento fumaba. Me dio tal bajón que casi pierdo el sentido. En la agenda había nombres irrenunciables de los que aún no sabía cómo me iba a poder privar. Fue tal el estado de nerviosismo que mi acompañante en la cama me sorprendió al alzar su voz: “Tranquilo, verás como todo se calma. ¿Un cigarrillo…???”.

Older Posts »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.