Everything but temptation

agosto 16, 2009

Mi baúl… de los recuerdos

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 2:32 pm

Si bien es cierto que hay una canción voy a centrarlo en algo más prosaico, digamos del montón, algo así como el cubo de la basura. Así es, doy por cerrado este curso y me descubro asomando la mirada a eso mismo, al cubo, y es de donde surgen los recuerdos…

Los restos de una cena donde volaron más cosas que el fugaz el tiempo, un puñado de letras escritas que sirvieron para decir un hasta luego, una botella de ron que no sirvió para ahogar mis penas. También asoma alguna que otra alguna funda de un condón, un recibo de compra por un buen puñado de euros que no logro recordar. En fin, que todo se acumula en una unidad que no es sino mi vida algo revuelta.

basura

Como la cosa no puede quedar ahí sólo con restos, me decido a completar esa foto con cosas de las que me debiera haber desecho hace tiempo. Arrojo unas velas que nunca iluminaron una cita más que deseada, un viejo cd de música del que sólo asoman melocalías y malos recuerdos, y una caja de condones a medio usar por eso de aquéllos que no pudieron ser. Seguro que con todo olvido algo…

Cierro la bolsa con doble nudo para que nada se escape y doy cerrojazo a mi puerta. Quedan inauguradas oficialmente mis vacaciones. Hasta el próximo curso.

Anuncios

julio 2, 2009

Que me toque, lo que sea pero que me toque

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , — mytemptation @ 9:24 pm

Intento hacer una escapada nocturna a bares de moda en un lugar de la costa con la intención de llevarme algo para el cuerpo ,y no precisamente la pajita de la que sorbo mi combinado. Pasan las canciones y los minutos cuando ya voy por lo que creo que es la tercera copa de ron. Aún mantengo la cuenta con lo que supongo que voy mejor de lo que creía.

La noche se hace complicada yo que quiero que me toquen y parezco hacerme invisible al resto. Esta noche no sirven de nada las canciones que no animan a arrejuntarse así que me dirijo directamente a la barra. Me parece que unos hielos fríos serán mi única compañía al tacto. Mientras pago la… penúltima copa me dan unas papeletas para un sorteo posterior.

playa

Mi humor va evolucionando al igual que mi contenido etílico en sangre, son las cinco y media de la mañana y ya sólo me rodeo de la sección de oportunidades de un gran almacén. Productos con algún tipo de tara (o muchas taras y tarados) que el alcohol sabe dulcificar. No me dejo engañar por espejismos de luces y alcohol y me encamino a la puerta cuando desde megafonía anuncian que comienza el sorteo.

‘¡Las putas papeletas!’, sobre el fondo de un escenario van cantando números como si fuera el sorteo del gordo de navidad. Yo, mientras, rebusco entre mis bolsillos los números con la promesa que llevaba en la cabeza de que algo me tenía que tocar, aunque no esperaba esto. Veo aparecer el 68 sobreimpresionado en una pantalla. Al tiempo saco mis boletos el 69 y 68 para cuando quiero alzar la voz (que no sale de primeras) han pasado a otro número al no reclamar el mío. Mi compañero de al lado se lleva el premio.

Aguardo a que acaben de sortear el resto de regalos con la esperanza de que el 69 sea definitivamente mi número. Ni pa’trás, el sorteo ha finalizado. Salgo del local al tiempo que lo hace quien me ha robado el regalo, a la luz del día compruebo que es una magnífica… tostadora. ‘Alguien que se lleva algo caliente pa’casa’ me da por pensar con algo de frío, y haciendo eses, mientras tiro para dormirla hasta el día siguiente.

abril 4, 2009

De puertas, listos y guapos

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 8:45 pm

Los listos entrarán en el cielo, los guapos en todos los sitios…

Desconozco si la frasecilla se refiere a algo terrenal o más celestial (aunque Heaven es una popular discoteca) pero yo quiero aplicarla a lo que ahora me toca. Se acerca el sábado noche y uno ya empieza con comeduras de coco: cómo vestir, qué carta jugar…

Lo del juego es por lo de qué cara poner cuando se enfrenta uno a la noche, algunos van de listillos hasta que empiezan a tontear, y otros de guapos hasta que la máscara desaparece pues el alcohol nos pone a cada uno en nuestro sitio (a muchos tirados por el suelo…).

aliens

Vaquero y camisa negra (tengo la camisa negra…) es la opción elegida en un afán de aparentar un poco lo que no se es, ni listo ni guapo. Vamos, no destacar aunque mi intención última es que me abran alguna puerta…

Opciones hay, no pretendo llegar ya al corazoncito de nadie pero sí a los ojos de alguien que a modo de respuesta dilate sus pupilas, y acelere su ritmo cardiaco, casi ná. Claro, eso los guapos lo tienen ganado. Para el resto nos queda a esperar que la noche los confunda o mejor el alcohol… unos confían en que la disco se convierta en la sección de oportunidades de un gran almacén, allá a eso de las cuatro o cinco de la mañana… pero yo no soy una persona de saldos ni rebajas.

Me acabo mi primera copita de ron en casa, dejo las cartas sobre la mesa y me ajusto la camisa (negra) si los listos entran en el cielo y los guapos en todos los sitios confiemos que al resto no nos den simplemente con la puerta en las narices…

marzo 31, 2009

Lo que queda por decir…

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:39 pm

 

.. si amas a alguien lo dices, lo dices de inmediato en voz alta porque de lo contrario ese momento pasa de largo… dicen que es la mejor escena de La boda de mi mejor amigo.

No creo estar hablando de amor pero hay tantas, tantas cosas que quedan por decir en esta vida. Esta noche me encuentro en una película o, tal vez, en un sueño. Qué sé yo, hay algo que tiene la apariencia de no real…

Primero fueron unas letras en un correo, luego un cruce de emails con un no puede ser o no es el momento… Los correos se convirtieron en un diario personal de mi vida que escribía cada noche. Me descubría ante alguien familiar pero a la vez extraño, me desnudaba un poco más cada día. En mi cabeza (ya entonces callaba lo que pensaba) quedaban expresiones como: soy como el buen ron hay que saborearme poco a poco… y cada noche me dormía tras escribirle un puñado de letras con un sabor agridulce en mi boca, dulce como el ron pero amargo porque sabía a poco.

A quien me quiera entender. Llamadlo blog, llamadlo vida pero en ocasiones quiero convertir esa cercanía en voz, y esa voz en cuerpo para decirle al oído… quiero conocerte.

marzo 24, 2009

Relato non-stop: noche y día

Filed under: Relatos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:55 pm

Un acento distinto llenaba el dormitorio en la penumbra que acariciaba mis oídos antes incluso de que sus manos acariciaran mi piel… La vista perdida, quién sabe si por el alcohol o por el calor o por la pasión, o la mezcla de todos en la fiebre del sábado noche. Nos besamos mientras sus manos aprenden a recorrer mi cuerpo, es su mano la que juguetea conmigo…

Y de repente todo cambió. Era de día, la luz se filtraba por toda la casa, ya no había susurros sino gemidos, no hay vista perdida sino ojos bien concentrados en su objetivo, el placer se torna en algo relajado y conocido, se abre a mis pulmones y a mis gemidos, sólo un detalle la mano no ha cambiado de sitio…

amor

Pestañeo y es, de nuevo, de noche. El sabor de sus besos me recuerda a un ron cercano, más de islas afortunadas que de los mares del caribe. Su rostro joven comienza a fijar su deseo en mí, nos descubrimos ya sin ropa y las manos se convierten en garra sobre lo que sienten y sobre lo que ven. Quieren poseer esa carne, arañar si cabe más hondo, en mis más profundos sentidos. Y lo noto, noto el deseo a cada rayón que deja en mi piel, que sólo al principio duele, a cambio agradecido dejo muescas de mis dientes en la suya…

La luz se transforma y me despierta al día, veo mi cuerpo enrojecido pero sin dolor, el placer del deseo dibujado también en su piel, en sus ojos, incluso en su respiración. Son ya cuerpos conocidos bajo ritmos aprendidos, bajo ritmos repetidos…

Vuelve la noche, relajado después del éxtasis, y sin embargo con ganas de repetir. Cierro los ojos pensando en el deseo, en cómo me gustaría despertar mañana, en que ese sabor de ron mezclado con pasión permanezca en mí más de esa noche. Lo tomo por la mano mientras sestea y lo formulo en un susurro, soy yo quien pide un deseo: ‘lo mismo mañana’. Despierto y… la luz se filtraba por toda la casa, ya no había susurros sino gemidos…

octubre 11, 2008

Mytemptation: el ron

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:58 pm

Creo que hoy es uno de esos días en los que necesito liberarme, el esfuerzo en el gimnasio suele ayudar, la duchita justo después incluso más, llenar el estómago con una buena comida ni te cuento… Pero hoy necesito algo más, y empieza por ron y termina por em(ron)acharse. 

Necesito esa liberación cuyo peregrinaje empieza rellenando las cubiteras en la nevera y pasa por el Carrefour. Mientras otros discuten su selección para la noche, yo ya estaré agarrado a mi botella de Brugal, y no la sotaré hasta escuchar el sonido de los hielos en el vaso y un chorrete que se desliza entre ellos.

Mañana me levantaré con una estúpida sonrisilla en la boca, pasaré mi mano por los labios para quitarme esa molesta baba, y ya está. Habré alcoholizado mi mente sin pensar más allá de lo que suceda esta noche de sábado, de risas y de frío, todo a cambio de apenas diez euros. Qué bien sienta.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.