Everything but temptation

febrero 21, 2010

Pon un romántico…

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 9:58 pm

Unos se conforman con poner un consolador en sus vidas, otros necesitamos esas vibraciones en forma de caricias y calor de otra manera. El caso es no estar nunca satisfechos con lo que uno tiene más a mano…

Estoy de vuelta de unos desenfrenados carnavales canarios. La gente ligera de ropa, las ganas de divertirse y el alcohol, todo mezclado en su justa medida lo convierten en un paraíso del vicio. Un vicio sano, en todo caso. Ése que te hace alargar tus dedos más de la cuenta entre el gentío para tocarse y dejarse tocar, que dispara los sentidos (y no sólo los sentidos) que invita a juntarse y a perder la ropa, la poca que queda.

Es una moderna danza tribal a ritmo de sonidos electrónicos donde todos llevamos la máscara de quien no somos. Mientras, multitud de manos que no son las tuyas se van apoderando de tu cuerpo. Prueban a intentar saciar su sed hasta dar con las elegidas que te acercarán aún más al paraíso. La noche se tornará en perversión, y la perversión en sexo, mucho sexo. Al día siguiente más de lo mismo salvo que serán otras manos.

Uno despierta del sueño (y de la resaca) una semana después para darse cuenta de que la vida no es sólo eso, o debería decir sexo. Recién llegado a Madrid, ya de bruces contra la realidad/rutina ansío bajarme una peli romántica, solo por sentir que unas manos rozan mi corazoncito. Sólo por saber que esas mismas manos estarán de nuevo ahí al día siguiente, y al otro, y al otro. Lo dicho el caso es no estar nunca satisfechos con lo que se tiene más a mano…

abril 22, 2009

Sí, quiero

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:36 pm

Para mí uno de los verbos más difíciles de conjugar es el verbo querer, y qué grande cuando dos personas lo conjugan al tiempo… Lo digo hoy en que mi memoria evoca un confuso recuerdo pues me ha dado por rememorar esa última vez que hice el amor y no sólo sexo.

Lo más seguro es que aquella noche lo físico fuera de lo más normal pero, de alguna manera, comencé a sentir que había algo más que fue creciendo en mí y creo que por inexperiencia descubrí tarde, demasiado tarde. Será por tratarse de una sensación poco familiar que sólo ahora me doy cuenta, tras hilar insignificantes detalles.

mas-amor

Tal vez, sentí amor y no sexo en el mismo instante en que deseé prologar ese momento sin necesidad de palabras y sólo con besos. Tal vez, descubrí amor, o llamémoslo deseo, cuando mientras cosquilleaba su espalda mi mano (y yo mismo) decidimos ir a más, abrazarlo, y juntarme así para sentir su calor, atrapar su pulso y su vida misma. Tal vez, descubrí ese deseo cuando por primera vez me llené de valor para decir lo que de verdad quería (y sentía) ‘quiero que te quedes esta noche porque-porque…’.

Tapó mi boca sin dejarme continuar para responder por primera y última vez ‘sí, quiero…’.

marzo 23, 2009

Iago y mi bañador favorecedor

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:43 pm


Paseo este mediodía mis ideas por Retiro, en la mano llevo un mail con un puñado de comentarios a mi última entrada. Al igual que mis pensamientos, a cada paso el papel impreso se va templando, absorve de a poco el calor de esta recién llegada primavera…

Y es que ayer mismo Iago me premiaba con tres comentarios el mismo día. Así que como dijera Jack, el destripador, vayamos por partes:

Su comentario:
Bueno, es imposible esa deconstrucción y ese renacer cada semana. Es que no hay otra cosa. Hay que seguir p’alante, con todo lo que llevas en la 
mochila. No creo que se puede renacer de cero cada vez sin contar que el pasado siempre se nos vuelve a presentar, por eso hay que ir almacenando todo en esos cajones del cerebro… YO oigo mucho a los mayores decir eso de “si volviera a nacer pero sabiendo lo que ahora sé…” 
Todos pasamos por malos momentos, momentos que no estamos contentos con nosotros mismos o con los demás, dias que nos arrepentimos de amar, o dias que nos arrepentimos de esos polvos rapidos… Pero no hay otra cosa, es la vida misma. (…)

Recuerdo una peli con un Leonardo DiCaprio que frisaba la adolescencia. A la  pregunta: – ¿qué es lo que quieres ser de mayor? – ,  nuestro joven respondía – ‘yo ya soy mayor…’ -. Mirad, yo no sé si soy ya mayor pero me muevo por tamaños, y busco lo grande. En este mar de equívocos que llamamos vida, lo único que puedo llamar GRANDE  (así con mayusculas) es mi pequeña lista de las personas que he ido conociendo, y aunque sea en la distancia y virtualmente Iago te has ganado un huequecito.

Mi respuesta en su blog: (…) tal vez sea tiempo de darse un respiro por vacaciones, mochila incluida, o sustituirla por una tabla y dedicar mis esfuerzos a luchar contra el mar y sus olas… hasta puede que lo haga realidad…,bss

copia-de-jorge-subiendo-tabla

Y su nuevo comentario: ja Cari, luchar contra las olas en Madrid es como luchar contra los molinos de don quijote…. Lucha por lo que quieras, que aunque mas cornadas da el hombre, no se debe perder la esperanza…! Cuando llega este tiempo yo tb. pienso que coño hago aquí, pero eso se me pasa pronto…. Y cuando me levanto solo en mi cama tb. pienso que coño pasa aquí (bueno, mejor que coño, que pollas, jajaj) pero no hay que desesperar. El amor está ahí, tal vez a la vuelta de la esquina, e igual que sueñas con dominar el mar, puedes ser igual de utopico en el oceando de la humanidad… Solo hay que buscar la tabla adecuada, el viento a favor y un bañador favorecedor, claro, jajajaa (…)

Seguiré tus consejos Iago, y agradecido quedo. Sólo un pequeño detalle, esta vez por liberarme aún más subo la apuesta lo intentaré sin bañador… Besos

marzo 22, 2009

La duda

 

La duda es una película con Meryl Streep, la misma en que se basa la obra de teatro que la temporada pasada encabezaba Pilar Bardem en Madrid. La duda es ese dolor de cabeza que me aporrea al inicio de cada semana y con el que me da por pensar en lo que soy y en lo que hago (y en lo que no). La duda es el tedio en el trabajo, lo repetitivo y la rutina por oposición al deseo de novedades, de giros inesperados, de retruécanos imposibles.

duda

La duda se plantea en mi propia soledad si bien rodeado de gente, a cada paso de una ciudad que no la siento como mía, con cada nueva hoja del calendario, con cada alteración en mis ritmos vitales, en el cambio de estación, en el calor, en cada gota de sudor malgastada con otro.

La duda persiste en mis fines de semanas, en plantearme si es necesario (y útil) conocer el nombre de la otra persona, si es tiempo de cuartos oscuros o perfiles. En si todo es tiempo echado a perder, en lo que no puede ser ni será, en lo que no se puede construir porque no hay cimientos donde apoyarlos, en el placer que no es placer sino engaño.

La duda me cae encima cada lunes en forma de suelo inestable, de argumentos propios que no me llenan, de caminos repetidos que no me llevan a ninguna parte. De mandar (otra vez) todo a la mierda y empezar de nuevo, y van…

marzo 7, 2009

Al aparato

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:16 pm

Me fascina la naturaleza humana, particularmente la de los hombres y su adicción al aparato. Me explico, entro a un baño y veo a un tipo que está al móvil mientras con la otra mano dirige su instrumento (dispara). Parece satisfecho en una de las pocas ocasiones en que los hombres podemos hacer (y bien) dos cosas a la vez.

Me pongo yo mismo a lo que había ido al baño, y en ese instante suena el móvil con su vibrador… Me lo pienso, ¿qué hago?, ¿podría ser capaz de hacer esas dos cosas?… Al final se quedó en llamada perdida. Sí, quise intentarlo pero me empecé a contonear por lo ajustado de los vaqueros y digamos que mi disparo salió por la culata.

movil

Pero hay más… Según una encuesta, uno de cada diez holandeses responde a su móvil mientras practica sexo. Esto ensancha si cabe más, las capacidades de los hombres!!! Podemos estar haciendo una cosa (o intentándolo) y saltar nuestro móvil e intentar quedar bien con las dos cosas que tenemos entre manos!!!

Y el rizo del rizo… a los británicos les preguntaron: si tuvieras que elegir entre el móvil, el sexo, o el chocolate y el alcohol…con cuál de ellos te sería más difícil vivir sin él. Los adolescentes ingleses lo tienen claro: el móvil.

Es sábado noche y, de nuevo, las dudas me asaltan… Si me dieran a elegir, por supuesto que sabría lo que me pide el cuerpo. Primero la llamada de la naturaleza, la de dos cuerpos juntos en el calor de la noche; la segunda, el móvil. De momento, cómo decirlo… la noche se presenta fría respecto a lo primero y me temo que esta noche habré de confiarla al alcohol y conformarme con comerme a mordiscos una buena tableta de chocolate. Buen finde a tod@s!!!

febrero 17, 2009

On off

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , — mytemptation @ 11:22 pm

 

Recuerdo en cierta conocida discoteca ver pasar a alguien con una especie de ecualizadores al cuello que actuaban y se modulaban al ritmo de la música. A mi calenturienta mente le ha dado por pensar que es lo que necesito, eso mismo pero con mis impulsos sexuales… qué digo, ese mismo colgajo para todo el mundo.

Qué vida más fácil nos esperaría si con quien nos cruzáramos de frente disparara nuestro ecualizador (es sólo un eufemismo) y nosotros el suyo. De verdad que sería un asunto que aliviaría dolores de cabeza y malos rollos, y si pasas de todo pues le das un rato al off, y punto.

onoff

Lo comentaba hace un momento en el messenger, yo es que debo de tener sólo dos neuronas (o ecualizadores). Sí, como en el chiste: on y off. Qué sucede que se me ha quedado encasquillado el on y no veas que calenturientamente mal lo estoy pasando… porque vale se me puede estar recalentando un poco la cabeza y que la noche me confunda, es algo normal. Pero es que llega un momento en que el on se me extiende a todo lo demás y uno ya no sabe cómo poner remedio. Así que he decidido tirar por la calle de en medio, y estaré (oh, sí) en los carnavales de Gran Canaria este finde. Dicen que sólo hacen falta ganas de divertirse y poca ropa… a ver si alivio calores… y tensiones.

enero 25, 2009

Regla rota, manos rotas

Filed under: sentimientos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 11:34 pm

 

Hay una regla que se ha roto con el año, justamente este finde. Es la que muchos de vosotros conocéis como la regla de los quince días, vamos que tengo sexo cada dos semanas. Con la tontería he conseguido engatusar a más de uno para que mi regla siguiera adelante pero tras muchos meses sencillamente se ha roto…

roto 

Después de hacer añicos la porcelana del chino hace unos días, hoy he debido levantarme con el pie izquierdo o de manos. Ha sido desayunar y me he cargado el azucarero, la noche previa ya había hecho lo mismo con un par de copas a cuenta del sábado noche. Mismamente el móvil recién estrenado de un amigo, fue cogerlo por primera vez, pues oye mis manos prefirieron dejarlo caer al suelo. Y me ha dado por pensar que últimamente cosa que toco cosa que se rompe…

Me han llenado de piropos referidos a mi físico pero no logro recordar ni uno sobre mis manos… En las típicas encuestas, las manos (¿con el culo?) es lo primero que se mira en un hombre pero lo mío creo que es algo más personal. Así, mi memoria se emociona con sólo ver pasar las manos por la piel desnuda de alguien y comprobar lo rápidamente que se acomodan. Mis manos encuentran cosquillas, buscan la pasión y el roce hasta convertirse (piel ajena y manos propias) en un solo, seguir un mismo ritmo, provocar el masaje y la sensualidad…

La repetición de pieles desnudas ha hecho que mis manos aprendan. Ahora son muy listas, rechazan la tecnología (por los móviles) y la tiran con brutalidad al suelo, de la misma manera que lo hacen con el cristal (vasos, azucareros,…). Saben lo que buscan desde hace años y se me hace imposible engañarlas: piel, calor, contacto, deseo…

noviembre 3, 2008

La primera vez o derretir el hielo

Filed under: sentimientos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 8:06 pm

 

Este finde una persona me contaba el cuidado que tomó con su pareja en su primera vez, no en cuestión de cariño o pasión sino más bien una cosa más banal, una cosa de pies, de pies fríos…

Y si bien es verdad que un momento erótico, con auténtico morbazo, es descalzar a alguien sabiendo que luego te lo vas a calzar. Es igual de cierto que una de las peores sensaciones que podemos sufrir un otoño tan frío como el que estamos padeciendo es que alguien se cuele en nuestra cama (eso siempre está siempre bien…), y nos congele el sentido y todo lo demás con unos pies fríos.


¿Se os ha venido a la mente, como a mí, esa sensación de sobresalto? Es como para salir corriendo si se trata de la primera vez. A mí es que se me caería todo para abajo, se me baja el morbo y todo lo demás… Y volvemos a lo mismo hay pequeños actos que no valoramos y están cargados de algo especial. Retirar a alguien una pestaña es muchas veces un acto involuntario… pero hay otros que también dan significado (y mucho). Algo tan deliberado como el que se froten las manos antes de acariciarte una tarde de otoño para compartir un calor mutuo.

Hace poco me ha sucedido, aún lo recuerdo. Cómo calentaba su mano mientras me miraba, cómo incluso antes de tocarme derretía a mí y a mis sentidos. Desde aquí quería agradecerlo. Qué más deciros, que me gustaría repetir: la persona, las manos, las miradas, mi calor y su frío.

octubre 30, 2008

Relato (continuación): Porros

Filed under: Relatos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 7:51 pm

Aunque ha habido alguien que me ha inspirado (Gracias!), desgraciadamente esta vez no puedo decir basado en hechos reales. Confío que os guste…

Había anochecido, el cambio de hora nos engañaba ya a media tarde. Recién salido de la ducha me dirigí al dormitorio, desnudo me observé, y perfilé una sonrisa. Me gustaba lo que veía, sabía que me quedaba algo por hacer pero me autoconvencí de que no sería necesario… Ni paja, ni ducha fría. Antes de lanzarme a la calle me volví a remirar en el espejo, mi sonrisa se había ensanchado, me atrevería a decir que mis dientes asomaban por detrás expectantes…

Habíamos quedado en un parque pero lo que mi presa desconocía era que estaba casi donde mi cama le esperaba ya. El saludo a la boca de metro fue frío, pero sólo hizo falta un instante para que todo cambiara. Retiró sin yo quererlo una gota de sudor de mi frente y sentí su calor humano. Nuestros ojos se cruzaron al tiempo que restregó sus dedos para deshacerse de mi carga. Y en ese momento mis poros se cerraron, contuvieron su torrente las hormonas y todo ascendió muy rápidamente a mi cabeza.

Recuperé mi raciocinio, lo sensato. Me recordé paseando con mi primera novia, la primera vez que juntamos nuestras manos, con curiosidad pero también con miedo. El temblor inicial para enlazar nuestros deditos, y recuerdo que apreté y apreté que sólo quería recordar ese instante de calor y sentimiento.

Pasé de sentir delirio a algo tan sencillo como el deseo de no apartarnos, de rozarnos toda la noche sin más que juntar nuestras manos. Y creo que mi acompañante también sintió ese calor, primero fue el roce al pasarme el mechero, o tal vez fuera la llama que le siguió. Y en el rincón más oscuro del parque, iluminados por un pequeño porro encendido comenzamos a hablar de la vida, de uno, de otro, de nosotros…. Los porros también ayudaron, nos liberamos, nos liberaron…. A lo más que osé esa noche fue a prolongar el roce de nuestros dedos al pasarnos el porro entre calada y calada, el mismo roce que cuando era crío. Bastó y fue suficiente, a la tarde le siguió la noche y a ésta la madrugada. Y helados de frío decidimos recogernos cada uno siguió su camino.

La despedida de lo más sencilla mi mano tomó la suya, a su apretón le siguió el mío. Por supuesto, los besos llegaron pero mucho más tarde y hubieron de aguardar el tiempo justo hasta que fueron sentidos. Sólo el amor sabe por qué los hizo esperar aún semanas, semanas de sentimiento, de manos, de calor sentido.

Lo más sorprendente, los espejos. Cómo cambiaron de actitud. Antes los miraba y devolvían eso mismo frío, ahora era verlos los dos juntos y devolvían sólo candor, su amor y el mío.

octubre 9, 2008

Tirar de la manta

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , — mytemptation @ 9:20 pm

Hay cosas difíciles de entender como cuando comienza la época de frío, y como esta mañana en que alguien olvida llevar un buen abrigo. La reacción inconsciente es abrazarse para darse calor algo que NO SIRVE DE NADA!!!, pero es la reacción que se espera (sobre todo ellas) es como dar solución al problema: en vez de quedarse con cara de pánfilas y pasar frío adoptan esa pánfila postura y siguen pasando el mismo frío…

En fin, que no iba a hablar de esto sino de mi polar o duvet. El caso es que esta madrugada me entró el frío y tiré de armario para inaugurar la temporada de invierno en mi cama. No nos engañemos, que me hubiera gustado inaugurar la temporada de otra manera, así con sudores, gritos y jadeos pero como esto de dormir solo tiene muchas desventajas pues he encontrado al menos un fiel acompañante, y viejo conocido. Es ese duvet que me cubre y que me quita el frío. Podrá parecer estúpido, pero llegado el frío me tapo del todo, incluso siento su peso sobre mí, y me quedo frito con una sonrisa bobalicona, incluso babeo. Mira que me conformo con poco…

Resumiendo, por lo que queda de temporada tengo un nuevo amante sobre mi cama que me mima y me da calor en su compañía, dicen que no es bueno aferrarse a las mismas cosas pero hasta que encuentre un sustitutivo me quedo con lo que tengo.

Older Posts »

Blog de WordPress.com.