Everything but temptation

julio 2, 2009

Que me toque, lo que sea pero que me toque

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , — mytemptation @ 9:24 pm

Intento hacer una escapada nocturna a bares de moda en un lugar de la costa con la intención de llevarme algo para el cuerpo ,y no precisamente la pajita de la que sorbo mi combinado. Pasan las canciones y los minutos cuando ya voy por lo que creo que es la tercera copa de ron. Aún mantengo la cuenta con lo que supongo que voy mejor de lo que creía.

La noche se hace complicada yo que quiero que me toquen y parezco hacerme invisible al resto. Esta noche no sirven de nada las canciones que no animan a arrejuntarse así que me dirijo directamente a la barra. Me parece que unos hielos fríos serán mi única compañía al tacto. Mientras pago la… penúltima copa me dan unas papeletas para un sorteo posterior.

playa

Mi humor va evolucionando al igual que mi contenido etílico en sangre, son las cinco y media de la mañana y ya sólo me rodeo de la sección de oportunidades de un gran almacén. Productos con algún tipo de tara (o muchas taras y tarados) que el alcohol sabe dulcificar. No me dejo engañar por espejismos de luces y alcohol y me encamino a la puerta cuando desde megafonía anuncian que comienza el sorteo.

‘¡Las putas papeletas!’, sobre el fondo de un escenario van cantando números como si fuera el sorteo del gordo de navidad. Yo, mientras, rebusco entre mis bolsillos los números con la promesa que llevaba en la cabeza de que algo me tenía que tocar, aunque no esperaba esto. Veo aparecer el 68 sobreimpresionado en una pantalla. Al tiempo saco mis boletos el 69 y 68 para cuando quiero alzar la voz (que no sale de primeras) han pasado a otro número al no reclamar el mío. Mi compañero de al lado se lleva el premio.

Aguardo a que acaben de sortear el resto de regalos con la esperanza de que el 69 sea definitivamente mi número. Ni pa’trás, el sorteo ha finalizado. Salgo del local al tiempo que lo hace quien me ha robado el regalo, a la luz del día compruebo que es una magnífica… tostadora. ‘Alguien que se lleva algo caliente pa’casa’ me da por pensar con algo de frío, y haciendo eses, mientras tiro para dormirla hasta el día siguiente.

Anuncios

mayo 30, 2009

Cita a ciegas

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 6:19 pm

Recuerdo hace un puñado de años haber quedado para una especie de cita a ciegas. Lejos del actual mundo de webcams y antes de que nos rodearan las redes sociales y los perfiles, lo de quedar con alguien al que no conocías tenía su cosa.

Era un dos por dos, vamos, una cita a ciegas doble con lo que elevamos la apuesta de riesgo y morbo porque hay que repartirse de algún modo. Entre decide tú y te propongo yo, mi colega y yo ni cenamos. Además llegamos un pelín tarde allá en la mismita Puerta del Sol. Lo que vimos no nos decepcionó para nada eran dos bellezas imponentes. Ya perdonados por llegar tarde (sería que lo vieron tampoco les pareció nada mal) tuvimos que poner sobre la mesa la frasecilla de ir a picar algo…

macrusia

Fuimos a parar a una tasca donde ponían unas buenas raciones. Y dado que nuestras citas (que ya no eran ciegas) eran muy exquisitas, pidieron una copita de vino. Nosotros con el hambre, el ansia y la emoción, unas buenas jarras de cerveza y un par o tres tapas bien consistentes…

La foto fue más que patética, nosotros devorábamos hasta las migas de pan mientras hacíamos por intentar dar conversación (con la boca llena), pero es que el hambre y la hora nos mataban por dentro. Apenas les miramos directamente a los ojos pues lo que había que ver estaba sobre el plato. Cuando sorbían su copita de vino nosotros aprovechábamos para pinchar la morcilla. Y claro pasó lo que tenía que pasar que esa noche no nos comimos nada. Eso sí saciados de embutido sí que acabamos.

Aprendí importantes lecciones esa noche: de casa sal comidito, si tu cita pide un copa de vino tírate el rollo haciendo lo mismo y, por favor, cierra la boca mientras pruebes una ración de fritos… Buen finde!!!

mayo 20, 2009

No me entiendo…

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , — mytemptation @ 6:02 pm

 

Converso con un amigo en un garito. Mientras tiro de mi primera copa echo un vistazo alrededor. Continúo oyendo las palabras de mi colega pero mi cabeza ya está en otro lado. Recuerdo empezar una noche en ese mismo garito bebiendo, el mismo día que nos conocimos mi colega y yo, o debiera decir la misma noche pues la luz del día nos descubrió a los dos en la misma cama. Así empezó nuestra relación de amistad, de una manera casual. Ahora somos sólo amigos.

gato

Revelaré la verdad, al tiempo que la memoria recupera ese momento he contado otras tres personas en ese mismo local a las que me he tirado. En el sitio no habrá más de cincuenta. Con ninguna funcionó, con todas estuve más de una vez. Encontrarnos ahora todos en el mismo sitio confirma que todos seguimos patrones similares, que nos parecemos en algo aunque sólo sea ese lugar común que nos proporciona alcohol y charla. Y es ahí, tal vez, donde me equivoque que siempre voy a parar con más de lo mismo.

Acabo el resto de la copa de un trago, y sorprendo a mi colega diciendo que me piro para casa de inmediato. Ya en la cama empiezo a dar vueltas. Cojones, es que ese otro lado de la cama está frío. No me entiendo ni yo mismo…

abril 27, 2009

Tradiciones etílicas

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 3:33 pm

 

Hay una tradición en México que dicta que no se puede comenzar a beber tequila antes del mediodía, es la misma tradición que compañeros mejicanos de mi empresa se saltan ya a la misma hora del desayuno, a eso eso de las diez.

Yo tengo otras tradiciones, siempre a vueltas con mis problemas de sueño. Si a medianoche no he logrado coger sueño copita de vino que me pimplo, y si al rato no ha funcionado pues otra más. Bien pensado no tengo claro el límite de esta regla porque de seguir por ahí en la madrugada puedo llevar una buena y estar en el mismo estado que mis compañeros mejicanos en el desayuno.

 

suenos2

 

Cierto es que hay otros remedios para mis problemas de sueño, por ejemplo nada de lo anterior me sucede si estoy acompañado, no sé qué es o es que vosotros bien lo podéis imaginar pero en lo último en que pienso es dormir… Creo que tiene que ver con echar mano a algo, y  si no puede ser algo caliente pues la forma de lo botella (y su contenido) me sirve de sustitutitvo, ains.

Que me lo estoy viendo una noche más. Esperando la llamada de mis sueños (ésa en la que acabo en buena compañía) se va a transformar en la dieta del sacacorchos (no confundir con la del cucurucho) la de otra noche más en vela en la que me toca recurrir a la copita de vino…

diciembre 16, 2008

Si vas a escribir carta de Reyes, te interesa

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 11:58 pm

 

Me descubro gritando al móvil en plena calle Génova que qué interesante la idea que me dan de regalar un vibrador estas navidades… Y me ha venido a la mente mi primera vez, no con el vibrador si no en esto de los blogs. El título de mi primer post fue ‘El día en que hubo más vibradores que tostadoras en casa’ porque efectivamente hace noventa años en los EE.UU. sucedía eso mismo, y es que el vibrador fue el quinto elemento electrodoméstico en entrar en casa, os recomiendo las fotos…

pinguino_vibrador

Volviendo a los regalos, tuve una racha de regalar saltos de cama o picardías (vaya nombres más feos) a amigas y conocidas. Ellas agradecidas lo primero que hacían era probárselo. No falló ni una sola, ni tan siquiera las que consideraba tímidas y aún recuerdo cuán bien lucía el satén negro sobre sus pieles…

Con los tíos quise probar suerte e inicié la racha de los tangas rojos en fin de año pero desconozco por qué extraña razón ellos eran más inhibidos y no accedían a probárselos, por comprobar con mis ojos la talla y la copa, digo…

Pienso en mis conocid@s, tened cuidado porque antes que una Wii me sale más práctico el vibrador. Respecto a probarlo quedará en vuestras manos nunca mejor dicho, es igual de interactivo y genera también adicción…

 

Y sí el de la foto es un vibrador.

septiembre 29, 2008

Cristales rotos

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 8:47 pm

 

Mis problemas de sueño se prolongan hasta bien entrada la madrugada, lo he intentado todo salvo la química de farmacia pero me doy cuenta cada día del coste que representa. Me explico, siempre he considerado que una copita de vino por la noche me podía ayudar con lo mío, y sino, al menos, acabaría el día con un sonrisita bobalicona en la cama…

Los números están claros. Con la cristalería estrenada este año, número de copas: seis, sobrevivientes: cero. Cristalería del todo a cien estrenada este verano, número seis, sobrevivientes uno. Y es que mi vicio tiene claras implicaciones monetarias.

Esta noche he vuelto a romper una nueva copa, y ahora ni tengo con qué engatusar a una visita de medianoche. Qué le ofrezco? los vasos época cuéntame del fondo del escurreplatos… También dicen que el sexo ayuda es que pero yo soy más del fin de semana.

En fin, que mi cristalería fina (y también la del chino) parece demostrar por la vía de los hechos que es incompatible con la tecnología, léase lavavajillas en el que encuentro otra vez cristales rotos. Lo sé no se pueden tener bonitos sueños después de venir de fregar con estas manitas pero es que necesito dormir sin sentir el olor del Fairy en mis manos. Prefiero el Don Simón, aunque sea.

No me extiendo más, pero me queda claro una cosa, me está saliendo por un pico esto de conciliar el sueño.

septiembre 15, 2008

Relato: el móvil y el sexo

Filed under: Relatos, sexo — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:45 pm

Era festivo y casi la hora de comer, el día acompañaba y a pesar de estar en las postrimerías del verano aún el sol calentaba en el cogote, y a esas alturas del calendario eso estaba muuuuuy bien. Lo primero que dijo nada más sentarnos es que yo estaba muy guapo… cómo iba a poder salir algo mal un día que comenzaba así.

La rutina se había perdido hoy en descubrirle un nuevo sitio para comer o, tal vez, sólo ese detalle en la carta, no lo recuerdo pero al otro lado de mis ojos sólo encontraba sosiego y felicidad. El sitio del café también lo sugerí yo, un local de moda de la zona. El postre y la copita lo reservamos para casa, y de camino se repitieron las paradas y trasbordos, también nuevas confidencias.

Hacía semanas que decidiera desplazar la cama de mi rutina sexual y extenderlo a otros ámbitos domésticos, para empezar el comedor estaría bien… Corrieron los hielos y el vodka, y también las cortinas. Se deslizaron la ropa y el combinado por nuestra garganta. Era perfecto, el moreno de nuestros cuerpos identificaba hasta dónde habíamos dejado correr el sol este verano, y conformaba una curiosa foto de tostados y blancos.

Su móvil interrumpió la escena, el (poli)tono era el de una canción del verano que, por supuesto, desconocía. Se puso a bailar al ritmo, y descubrió para mí toda su esencia, esa que me hacía repetir cada fin de semana, el perfecto retrato de lo que buscaba y que había encontrado.

La segunda parte continuó ya en mi cama, había decidido desplazarla pero no desterrarla! Al recostarme me reencontré mi lugar favorito y placentero, el de las siestas. Y más pronto que tarde llegó el relax, el regusto de lo bien hecho que se mezcla con las palabras en la intimidad.

En algún momento todo cambió. De repente comenzaron los reproches por algo en lo que sin duda me equivocaba, corrió la ropa por sus extremidades y la sombra por detrás de la puerta, imposible ya de alcanzar. Los pensamientos se apelotonaron pero poco había ya que dialogar.

Mi llamada de móvil no estimularía esta vez de la misma manera a la persona que acababa de desear, cómo decirle que para mí el sexo no importaba que lo que de verdad valoraba era su persona y esa intimidad de después, bajo las sábanas…

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.