Everything but temptation

marzo 19, 2010

Las pupas y el médico

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , — mytemptation @ 10:58 pm

Hará unos años el alcalde de mi ciudad natal necesitó en Navidad de varios puntos en la mano tras intentar abrir una lata de almejas. Bueno, eso es lo que trascendió. De ahí a donde hubiera metido la mano va un largo trecho que quedó en el imaginario popular…

En mi caso sucede que desde que ando entre sábanas con un estudiante de medicina los males se me juntan. Necesito de su presencia ante cualquier insignificante escozor. Ains, ayer mismo cocineando me corté ligeramente el dedito, y claro pues llamé de urgencias a su teléfono particular para que viniera sin falta a auscultarme…

Esta misma mañana calenté de más mi taza del desayuno y me he quemado, así que a pasar por consulta: revisión completa!! Y es que no sano, ni salgo de un mal para tener otros tantos amenazando mi salud. Yo le echo la culpa a la primavera que me pone torpe, o tontorrón que ya ni sé.

El proceso de revisión es siempre el mismo. Me sonríe cuando le muestro mi nueva dolencia. Posa sus manos sobre la zona afectada y lo que hace luego me lo voy a saltar pero es todo muy-muy sano. Y aquí ando con ganas de repetir, así que he pensado que me voy a poner, por ejemplo, a limpiar unos mejillones que con un poco de mala suerte… weno ya os contaré cómo acaba la historia 😉

diciembre 5, 2009

Corazón abierto

Filed under: sentimientos — Etiquetas: , , , , , , , , — mytemptation @ 11:25 pm

He cambiado de estrategia, sólo una noche de sexo a la semana. Rechazo polvos exprés, evito las noches del aquí te pillo, aquí te mato…

Sé que repetiremos, que cuando digo una noche de sexo será toda una noche, hasta que el amanecer nos descubra entre sábanas. Pero hay más, los abrazos. Ésos a los que tan pronto me he acostumbrado. Ésos que nos unen más, que se prolongan durante horas. Ésos que me rasgan el corazón porque sé que no va a funcionar.

Él los buscó desde el primer minuto, porque le arroja pasión a lo más ínfimo, porque necesita del contacto con el otro, porque dormiría atado a mí durante horas. Me llena, me llena de sentimiento, de besos, de pasión. Pero en la medida en que me arrastra con sus brazos, con su cuerpo desnudo, arrastra mi corazoncito que también quiere su parte.

Mi corazón que tan dolorido se ha sentido este año, ése que tengo lleno de heridas aún sin cicatrizar ha latido de nuevo con fuerza con lo más sencillo: un abrazo… mientras mi fría cabeza trata de acallarlo sin éxito. Porque las historias se repetirán, porque desaparecerá de nuestras vidas, porque con esta puta mala suerte que tengo, todas mis historias acaban de la misma manera… Cosas que le pasan a este tonto enamoradizo.

diciembre 15, 2008

Mytemptation enamorado

Filed under: sentimientos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 12:33 am

 

Muchas veces la vida se llena de pequeños automatismos, cosas que hacemos prácticamente sin pensar por poco significativas…

Hoy cuando procedía a la rutina semanal de cambiar las sábanas me he sorprendido renegando a cada paso de lo que hacía, mientras mis sentidos se mostraban  desconcertados. Y es que por primera vez en varias semanas las sábanas apenas muestran arrugas, la vista no me engañaba. Vale, uno que ha dormido toda la vida solo es consciente de que no ha habido muchos calores ajenos que las hayan surcado. La semana más fría del año y así de mal lo hemos pasado. También es cierto que he caído como un leño y que el frío no me ha permitido moverme mucho, cualquiera aterrizaba, qué digo rozaba al tacto, un sólo centímetro ajeno a mi diámetro corporal, eso era introducirse en el Ártico.

Mientras extraía la funda de la almohada, instintivamente la he llevado a la cara para olerla, y extrañado he oído una especie de click, como se iniciara una musiquilla… Hoy yo recordaba a alguien que el olfato es el sentido que más se queda clavado en nuestra memoria, hay olores que nos retrotraen con fuerza al pasado. Y así ha sucedido, me ha golpeado el recuerdo, uno muy particular, el de mi chico. Ése que quería que estuviera allí ahogándome a besos, con ese (re)gusto a nicotina que tan tontorrón me pone. Ahora sí estaba seguro, resonaba en mi oído una melodía era algo así como I didn’t know I was looking for love until I found you… No supe que estaba buscando amor hasta que te encontré…

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.