Everything but temptation

abril 29, 2010

Me pica, doctor…

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , — mytemptation @ 9:50 pm

En la consulta del médico un amigo mío recibe tres posibles causas para la extraña irritación que sufre en la piel. El doctor tras relatar las dos primeras deja caer que la tercera sería por haber mantenido relaciones sexuales. Mi amigo entre risas dice ‘doctor, podemos descartar la tercera…’. Pasa que mi colega no mojaba en meses así que el no follar le sirvió para dar con un rápido diagnóstico. Quién iba a pensar que algo así fuera bueno para la salud…

Otro amigo no paraba de rascarse y sucedió que la picazón era realmente sarna y se lo había pasado un follamigo. Nada grave, hasta creo que el rascar le daba cierto gustirrinín.

Cuento todo esto porque lo que de verdad a mí me sucede es que ando a dos velas y no paro de rascarme al mismo tiempo. Y ateniéndome a los hechos ya dudo que nadie me haya pasado la sarna. El caso es que ni a mí me da gustirrinín el rasca-rasca ni el sábado, sabadete lo acabo con la famosa rima. Creo que estoy por ir al médico pero ya dudo de que sea una cosa que me puedan recetar. Puta vida, una solución quiero….

Anuncios

marzo 19, 2010

Las pupas y el médico

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , — mytemptation @ 10:58 pm

Hará unos años el alcalde de mi ciudad natal necesitó en Navidad de varios puntos en la mano tras intentar abrir una lata de almejas. Bueno, eso es lo que trascendió. De ahí a donde hubiera metido la mano va un largo trecho que quedó en el imaginario popular…

En mi caso sucede que desde que ando entre sábanas con un estudiante de medicina los males se me juntan. Necesito de su presencia ante cualquier insignificante escozor. Ains, ayer mismo cocineando me corté ligeramente el dedito, y claro pues llamé de urgencias a su teléfono particular para que viniera sin falta a auscultarme…

Esta misma mañana calenté de más mi taza del desayuno y me he quemado, así que a pasar por consulta: revisión completa!! Y es que no sano, ni salgo de un mal para tener otros tantos amenazando mi salud. Yo le echo la culpa a la primavera que me pone torpe, o tontorrón que ya ni sé.

El proceso de revisión es siempre el mismo. Me sonríe cuando le muestro mi nueva dolencia. Posa sus manos sobre la zona afectada y lo que hace luego me lo voy a saltar pero es todo muy-muy sano. Y aquí ando con ganas de repetir, así que he pensado que me voy a poner, por ejemplo, a limpiar unos mejillones que con un poco de mala suerte… weno ya os contaré cómo acaba la historia 😉

septiembre 17, 2009

enero 14, 2009

Esos pequeños placeres diarios…

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:51 pm

 

Desde que lo descubrí no puedo vivir sin él, es mi pequeño placer diario. Con menos de diez centímetros, alargado y fino, lo puedo disfrutar doblemente cada mañana. Es mi bastoncillo de algodón para los oídos.

Nuestro encuentro fue casual en una tienda de todo a cien, su color rosa tampoco combinaba con nada mío pero acabamos los dos en casa. Fue antes de que descubriera el placer en el cuello, entonces mi verdadero gustirrinín residía un poco más arriba: mis orejas y todo lo que lo contenían… Al principio me encontraba inseguro pero la frecuencia en el uso me otorgó la maña suficiente para que apretando lo justo me lo diera todo, y lo mejor es que al otro lado me esperaba, cada mañana la otra oreja para más de los mismo. Ellas y yo, los tres insaciables.

oido

Como aquella vez en que me dejó mi follamigo sin explicación alguna, en la que me levanté alicaído y mustio tras la noticia y donde por un instante brilló la mejor de las ideas posibles, toquetearme la oreja con el bastoncillo. Sustituir lo mustio por sentirme a gusto.

Fue tal la presión y la intención de mejorar mi estado anímico que el bastoncillo salió pero algodón se quedó dentro. Y así toda la mañana, todo el mediodía y parte de la tarde, cuanto más apretaba más me rehuía el algodón del lío hasta que alarmado acudí al médico. Cómo explicar a mi doctora que el problema no era lo material reflejado en un simple algodón sino algo así como un mal de amores. Bueno no sé si amor, pero sí sexo…

En la consulta, callé por esa vez lo del follamigo, mi recién adquirida soltería y me hice el tonto. La doctora me extirpó el asuntillo mientras me daba cuenta de que esta historia se acababa: sin algodón, sin follamigo, y sin algo de sexo por unas semanas. Supongo que siempre tropezamos varias veces con la misma piedra porque hace poco he recuperado el hábito mañanero de acariciar mis orejas con los bastoncillos…

septiembre 18, 2008

El crecepelo y Frida Khalo

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:15 pm

 Es cierto, soy una de esas personas que ha empezado un tratamiento contra la clavicie, crecepelo que decían antes. Consiste en echarse un liquidito por el cuero cabelludo y hacer un micromasaje, que dicen ahora. En cuatro meses tendré las respuestas que irán de una pelusilla a una tomadura de pelo, nunca mejor dicho.

Estoy ilusionado, el primer día me pegué tal (micro)masaje que casi tengo un orgasmo al tercero esto se ha convertido en una rutina más. Me han asegurado amigos, pues esto siempre comienza con charlitas sin pasar por la consulta del médico, que funciona y que lo mejor es hacerse una foto del antes para que (repito) cuatro meses más tarde llegue el después. Vamos, como en los anuncios quemagrasas o realzacaderas de la tele, que se le ve al tip@ tristón y en blanco y negro para en pocas semanas pasar a ser el amo del mundo.

En una reciente obra de teatro la protagonista resumía: soy fea, lo sé y a las feas no nos lo dicen así pero te consuelan con un pero tiene un pelo bonito... Es cierto hay multitud de frases inspiradas en el tema, recuerdo haber leído que Frida (Khalo) no se depilaba para imitar a las damas de la sociedad azteca, que presumían de bigote. Yo tengo poco de que presumir pero mi cabello ya no cubre mis entradas, desconozco si me dejo arrastrar por una sociedad que no lleva bien eso de que le tomen el pelo (literalmente) pero como aquella actriz, y por ser uno feucho de por sí, confío en que alguien se acuerde de mí para decir …pero tiene un pelo bonito.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.