Everything but temptation

julio 30, 2009

No me gusta

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 6:48 pm

No me gusta vivir sólo. No me gusta despertar sólo por las mañanas y tener que prepararme un café frío. Menos me gusta estar sin compañía las noches y dormir con los pies aún más fríos.

No me gusta enfrentarme a un verano donde lo más caliente soy yo mismo intentando dormir por la noche. Ni que las únicas gotas de sudor que me recorran sean las mías, y no precisamente por la presencia de otro cuerpo cercano, ni por su roce.

el mar

No me gusta la expresión estoy entre dos relaciones porque significa que no estoy con nadie, ni que tampoco sabré cuándo será la próxima vez que esté ‘en’ una relación.

No me gusta ir a comprar al súper solo porque sé que nadie me estará esperando con las manos tendidas para ayudarme a mi regreso. Ni habrá nadie para cotillear lo que he comprado y lo que no, me encantaría que ese alguien me tirara de las orejas por no haber comprado más condones.

Conclusión: quiero más condones porque sabré que me he quedado sin condones, quiero más condones porque así no quedarán escritas las palabras ‘no me gusta’ por algún blog perdido este verano.

Anuncios

julio 2, 2009

Que me toque, lo que sea pero que me toque

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , — mytemptation @ 9:24 pm

Intento hacer una escapada nocturna a bares de moda en un lugar de la costa con la intención de llevarme algo para el cuerpo ,y no precisamente la pajita de la que sorbo mi combinado. Pasan las canciones y los minutos cuando ya voy por lo que creo que es la tercera copa de ron. Aún mantengo la cuenta con lo que supongo que voy mejor de lo que creía.

La noche se hace complicada yo que quiero que me toquen y parezco hacerme invisible al resto. Esta noche no sirven de nada las canciones que no animan a arrejuntarse así que me dirijo directamente a la barra. Me parece que unos hielos fríos serán mi única compañía al tacto. Mientras pago la… penúltima copa me dan unas papeletas para un sorteo posterior.

playa

Mi humor va evolucionando al igual que mi contenido etílico en sangre, son las cinco y media de la mañana y ya sólo me rodeo de la sección de oportunidades de un gran almacén. Productos con algún tipo de tara (o muchas taras y tarados) que el alcohol sabe dulcificar. No me dejo engañar por espejismos de luces y alcohol y me encamino a la puerta cuando desde megafonía anuncian que comienza el sorteo.

‘¡Las putas papeletas!’, sobre el fondo de un escenario van cantando números como si fuera el sorteo del gordo de navidad. Yo, mientras, rebusco entre mis bolsillos los números con la promesa que llevaba en la cabeza de que algo me tenía que tocar, aunque no esperaba esto. Veo aparecer el 68 sobreimpresionado en una pantalla. Al tiempo saco mis boletos el 69 y 68 para cuando quiero alzar la voz (que no sale de primeras) han pasado a otro número al no reclamar el mío. Mi compañero de al lado se lleva el premio.

Aguardo a que acaben de sortear el resto de regalos con la esperanza de que el 69 sea definitivamente mi número. Ni pa’trás, el sorteo ha finalizado. Salgo del local al tiempo que lo hace quien me ha robado el regalo, a la luz del día compruebo que es una magnífica… tostadora. ‘Alguien que se lleva algo caliente pa’casa’ me da por pensar con algo de frío, y haciendo eses, mientras tiro para dormirla hasta el día siguiente.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.