Everything but temptation

octubre 29, 2009

Repetir

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , — mytemptation @ 2:49 pm

Dicen que hay libros que no entenderemos hasta que no peinemos canas. En ocasiones, hay películas que vistas de nuevo mucho tiempo después las sentimos de otra manera, y puede que incluso nos llenen más.

A mí me ha sucedido, que algo muy-muy bueno surgido de eso mismo, repetir, me deja con la boca abierta y casi sin respiración pues necesito de unos minutos para volver a ser yo por todo lo bueno que ha pasado ante mis pupilas, por lo mucho que ha disparado mis sentidos.

feeling

Pienso que tal vez, y de la misma manera hay relaciones que es imposible que (de momento) se puedan llevar a cabo. La falta de experiencia, de cabeza o sencillamente de edad impiden que conectemos con una persona… Es algo que también me está sucediendo esta temporada. Hay gente nueva de las creo que necesitaría una cierta distancia en el tiempo sabedor de que cuando las vuelva a probar me llenarán como el que más. Evidentemente existe el riesgo de que volver a cruzarnos.

De la misma manera, hay viejos conocidos que los miro de otra manera, mis pupilas y mi respiración me delatan. Mis sentidos se disparan…

Anuncios

junio 8, 2009

La última vez

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:02 pm

…cada objeto insustancial cobra recuerdo en mi casa. Será que en estos días estoy más perceptivo o que me siento solo o que necesito dotar de vida y significado a lo que me rodea en casa.

En los días que estoy sólo el mero hecho de descubrir en el baño un viejo líquido de lentillas impulsa a mi mente, y a todo mi yo, a inquirir quién fue el último que lo usó. Por supuesto, ninguno de esos elementos cobraría significado de por sí. Son sencillos elementos que están en todas las casas pero es el detalle y el momento grabado a fuego en mi cabecita que me lleva a recordar.

vida

Sí, hará un mes alguien pasó la noche y llevaba lentillas. Quién usó el cenicero para alguien, como yo, que no fuma… Efectivamente, esos mismos dedos que rozaron mis labios sostuvieron un cigarro al que yo complementé con un cenicero, quién sabe, tal vez para prolongar el momento.

Es en días grises como hoy, en que me ahogan los silencios y se multiplican los recuerdos. Tal vez, sea el ansia de repetir. Quién rozará ese elemento cotidiano que tengo en casa y dejará su huella durante largo tiempo en mi recuerdo… cuándo sucederá… quién será el próximo…

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.