Everything but temptation

junio 25, 2009

Frases para una noche

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 9:33 pm

‘Siempre he encontrado que la parte menos divertida del amor es ésa en la que tú pierdes por el simple hecho de no entrar en el juego.’

No es una frase mía pero la voy a hacer mía por un rato. Con esto de la noche de San Juan, donde te animan a expresar tus deseos pero también a quemar lo viejo, me ha dado por recordar lo bueno de este medio año. Según dónde, es tradición escribir un deseo y lanzarlo a la hoguera para que se te cumpla. Hoy prefiero poner negro sobre blanco unas palabras con la esperanza de que se repitan.

hogueras

Y es que aunque ya tenga un puñado de frases que resumirían mucho de lo bueno de estos meses, he decidido quedarme con una que aunque forma parte del pasado, de vez en cuando, la tengo muy presente.

Fue una de esas noches mágicas, en la que todo fluyó hasta llegar a envolvernos entre sábanas. Fueron tres palabras que me llegaron muy dentro hasta hacer sonreír a mi corazón, y que sirvieron para cerrar ese día maravilloso que pasó. Cómo era, ah sí, ya en medio de la oscuridad antes de que nos encontrara el sueño: ‘agárrame, agárrame fuerte…’.

Anuncios

abril 26, 2009

Los domingos y el recuerdo

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:58 pm

Los domingos como día más relajado de la semana me da por rememorar la infancia. Siempre me asoma una sonrisilla a la que se junta una enorme sensación felicidad interna gracias a esas pequeñas fotos del recuerdo que retornan del pasado.

Así, recuerdo con cariño cómo mi abuela rezaba por nosotros todos los días y así nos lo decía. Con mi tierna edad suponía que era lo que debían hacer los mayores, entre otras muchas cosas rezar por los nietos. Me sentía reconfortado (y mucho) cada vez que oía sus palabras.

caraculo

En la actualidad, y al menos la gente que me rodea no se lleva mucho eso de rezar. Tal vez, en este nuevo siglo se ha sustituido por otros modos: un fuerte abrazo al reencontrar en el tiempo a alguien, un buen par de besos y nuestra mejor sonrisa al saludar a otro,…

Casi veinte años después tengo claro que nadie reza por mí y aunque recién llegado a Madrid ya me siento arropado por gente que, tal vez, sin necesidad de expresar en voz alta que desea lo mejor para mí. Yo mismo lo hago con mis amigos y conocidos, me emociono ante la posibilidad de que encuentren trabajo, o de cómo ha salido un examen,… Me gusta participar de esas sensaciones, de ese puñado de cosas buenas que nos reserva la vida.

Ojalá, aunque no sea a modo de rezo, ni se cruce religión alguna nos aborde de vez en cuando un grato pensamiento. Así os lo dejo hoy relatado, abandono el domingo aún con la sonrisilla en la cara y enviando a todos mis mejores deseos…

marzo 31, 2009

Sólo en casa

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , — mytemptation @ 8:59 am

Me descubro, de nuevo, abstraído ante mi pasado retratado sobre las estanterías. Yo que ni tengo cámara de fotos me vuelvo a asombrar ante la renovada necesidad de vestir las paredes de mi casa con fotos y cuadros, llenarlas de color. Tener la posibilidad de saborear el recuerdo tras mi mirada perdida en una noche cualquiera como la de hoy.

pisadas

Hace un año por estas fechas comencé a compartir casa conmigo mismo y vivir solo. Supongo que es una especie de aniversario que debiera celebrar, y lo que ha surgido es justo lo contrario recordar el pasado, echar la mirada atrás ante fotos impresas y las almacenadas en el portátil.

Me veo en la playa subido a una tabla de surf, me descubro sonriendo en lugares ya lejanos con gafas de sol, visto ropa que hace algún tiempo he desechado. Rememoro lo que tuve antes de recocijarme con lo que ahora tengo. Supongo que es nuestra naturaleza humana que siempre tiende a comparar. No renuncio a nada de lo que ahora tengo pero si hay que comparar diré que la tengo grande, la sensación de lo que he ido construyendo estos años, la impresión de que lo que está por venir es aún mejor y más grande.

Y por último, un nuevo descubrimiento de este año, el decidir con un no pues esta noche quería disfrutar de la relajante sensación de tener la cama para mí solo.

marzo 1, 2009

Notas sobre la almohada

Filed under: sentimientos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 11:01 pm

 

Ésta ha sido una extraña tarde de poner orden… en mis armarios, en mis papeles y quién sabe si en mi vida, no he parado de dar vueltas pensando en mi futuro más o menos próximo. Dado que no he tenido más respuesta que un fuerte dolor de cabeza, al que no he sabido poner nombre (o resaca o paja mental, que no sabría bien), he decidido recurrir al pasado como fuente de inspiración.

almohadas

Y aquí es donde unas notas, viejas notas del pasado que me han ayudado. Son esos mensajes que a lo largo de muchos años me han ido dejando sobre la almohada. Los conservo, todos, en distintos idiomas, cosa que no puedo decir de mis sms y emails donde destruir ese preciado papelito que contiene un pedazo de mi pasado sería como rasgar un poco mi corazón.

Porque un puñado de gente que pasó por mi vida, amig@s y más que amig@s, en mi ausencia, decidió dejar su voz y su letra para mí sobre una simple almohada. Tal vez, éste sólo sea en un intento vano de que me dediquen más notas pues yo agradecido las conservo (y conservaré) en el recuerdo, las recupero periódicamente en mi memoria, las pongo cara (y también sonrisa), e incluso a veces les dedico una lagrimita por no haber podido dar respuesta a aquellos que no volverán, a aquellos que ya se fueron.

febrero 14, 2009

Francis Bacon

 

El mejor tiempo empleado este año han sido, sin duda, mis dos horas para la exposición de Francis Bacon en El Prado. Sólo se puede resumir en una palabra, GRANDIOSA: en los grandes formatos utilizados por el artista, en sus trípticos famosos, en la cantidad de documentos, explicaciones, fotografías, salas dedicadas a la exhibición (hasta tres), número de obras expuestas, en la  gente que llenábamos a primera hora de una mañana de diario….

Me aíslo del resto de la gente y me sumerjo en un mundo de sombras e ignotas formas, pronto me envuelve una miríada de extrañas sensaciones. Mis sentidos se comienzan a acostumbrar, mi cabeza a racionalizar su mundo tan particular. Empiezo a comprender y relacionar lo que hay detrás de un genio, a cada paso quiero más, y quiero compartirlo con alguien muy especial… En Madrid dejé algo pendiente con una persona y fue esta misma visita justo el día de la inauguración.

04

La misma mañana al salir de casa me he sentido extraño, el mismo palestino que cubre mi cuello lo había utilizado durante una semana esta persona. Huele a él, me retrotrae a él, a su recuerdo, a su sonrisa, a su belleza, a sus formas, a eso que compartimos y dejamos abruptamente. Mi subconsciente entiende bien poco y en el metro de camino a la exposición se disparan las evocaciones con cada efluvio aún presente de su colonia, de su recuerdo. Es el instante en que mi cuerpo abre sus sentidos con sólo acariciar el textil sobre mi cuello, ahora es cuando esa pérdida se hace más presente…

¡Malditas sensaciones y recuerdos! cómo pude no haber caído en que es él quien está conmigo, el que al final comparte el arte y el recuerdo. Cierro los ojos, y me embriago de recuerdos y emociones, de un pasado evocado y de lo que no habrá jamás, ni futuro ni presente.

Bacon que moriría precisamente en Madrid en 1992 fue retratado ocho años después en una película ‘El amor es el demonio’ que en estos momentos también retrata mucho de lo que siento… demonios!!!

PD. La obra no es de Bacon precisamente sino de quien me abruma en el recuerdo.

enero 30, 2009

Relato: un regalo

Filed under: Relatos — Etiquetas: , , , , , , , — mytemptation @ 8:52 pm

Buscó en la caja de las sorpresas, esa caja de zapatos blanca que guardaba todo lo importante en su vida. Rebuscó entre recuerdos del pasado y anhelos de futuro, y al fin halló. Le regaló la pulsera el día en que se conocieron, sencilla, hecha con un elástico y con unas cuentas de madera de diversos colores: moderna, juvenil… un complemento perfecto a lo que acababa de iniciar entre sus brazos esa misma noche.

pulseras

Me descubrí alargando mi brazo, y me sentí embriagado de gozo y felicidad cuando vestía mi muñeca con la pulsera. Desde esa noche ya no me abandonaría, cuando no estaba él su recuerdo acariciaba mi piel en forma de pulsera. Al traje formal en la oficina le sentó bien el cambio, las reuniones con ejecutivos se notaban distintas al alargar el brazo para saludar, ellos se sorprendían por el pequeño detalle que saltaba con mi apretón de manos yo sonreía calladamente rebosando felicidad.

El tiempo pasó, el primer enganchón fue insignificante apenas un rozón. Más tarde sucedió que hubo que darla un poco de sí, molestaba una de las cuentas. Aún después, hube de holgarla me tiraba de la muñeca. Y así pasó el tiempo, y evolucionó nuestra relación, hubo tiras y aflojas, algún roce de más, alguna marca que dejó huella hasta que la situación se volvió insoportable… Una mañana acabado de levantar la pulsera se deslizó hasta caer al suelo, había modificado tanto su forma natural que se había transformado en algo desconocido y extraño. No esperé, hice una llamada y quedé para ponerlo en claro. Dolió, dejará marca pero los dos nos convencimos de que era el mejor regalo que podíamos darnos.

Blog de WordPress.com.