Everything but temptation

noviembre 29, 2009

Relato: Sabadete

Filed under: Relatos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 6:36 pm

Conozco esa mirada de rechazo de un vecino extraño en un portal extraño. Intento que salga la vena amable de los buenos días pero mis pelos y mis ropas mal puestas (y peor vestidas) retratan el final de la fiesta. Con la luz de la calle las pupilas luchan por sobrevivir, al tiempo que intento hacer dos cosas a la vez para pensar dónde cojones dejé el coche.

Creo andar firme y decidido pero los tumbos y eses por la calle asustan a todo el personal. Incluso un viandante osa apartar de mí al perro. Como si me fuera a comer al perro… En ese instante mis tripas deciden aportar su opinión personal al respecto. No he comido nada en catorce horas. Lo único sustancioso fue un limón de una de mis penúltimas copas en una especie de juego sexual (uno de tantos). Había que tirarse el rollo y pasarle la lengua a todo lo que llegara a mi boca. Aunque ya digo no creo que fuera el episodio más patético de esta tragedia que es cada sábado noche.

Hemos transformado el arte de salir en un desgaste personal que deja imágenes como la que describo. Probablemente necesite hasta el martes para recuperarme de todo esto, aunque mi memoria sólo acierta a recordar partes de un todo que avergonzarían mi árbol genealógico de los últimos dos siglos. No recuerdo tan siquiera si he follado (del todo).

Al fin encuentro el coche y me aposento. Coloco el espejo que no se atreve ni a mirarme. Avergonzado, bajo la mirada y me doy cuenta que tengo la bragueta abierta. Tiro de la cremallera y doy por finiquitado este finde… Mi cabeza ha comenzado ya a despertar, y le da por pensar: ‘qué coño cuento el lunes en la ofi. Si es que no me acuerdo de nada…’

Anuncios

agosto 5, 2009

Besos

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 7:02 pm

Miradas cómplices se despiden en la boca de metro. Queda tanto por decir, pero sólo nuestros ojos aciertan a expresarlo. Quién los convirtiera en palabras, y esas palabras en actos…

Siento ese magnetismo mutuo que nos llevaría a pasar todo el día (y la noche) juntos, y más. Pero, en ocasiones, las despedidas se limitan a un roce, a una sonrisa, mientras por dentro te muerdes la lengua y los intestinos para no lanzarte a lo que la lógica del momento pide, que no es otra cosa que dejarse llevar en compañía del otro.

coffee-kiss-sculpture

Estas escenas llevan a que en el futuro reencuentro se añada esa tensión no resuelta. Días después, mi cabeza da por idear momentos románticos en cada rincón de nuestro recorrido, juntos, por El Retiro, ¿cuál será el árbol que cobije el primer beso robado? Y de repente, todo fluye. Ahí está, sin apenas darnos cuenta.

El primero sabe a Calipo (de fresa) que me retrotrae a tiempos pretéritos de adolescencia y hormonas. Al beso robado, le siguen otros besos, y otros árboles. Le siguen la caricia de un dedo y un abrazo con fuerza.

La tarde se torna en noche. Los árboles abren ya camino a la luna llena. Ninguno de los dos quiere que se acabe. Ambos deseamos que esa luna sea eterna…

enero 7, 2009

El morbo del piercing

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , — mytemptation @ 11:09 pm

 

Me sobresalto con una noticia de hoy mismo: ‘advierten del peligro por congelación del piercing’… Lo reconozco, me he liado con gente sólo porque lucía piercing, así, en frío. Y digo bien que lucía porque en esta materia sólo me dejo guiar por sabores (vamos, lo que le gusta a mi lengua) y no tanto por el tacto de otros más ocultos de los que no tengo experiencia. Los que a mí me ponen son los que rodean los labios, lengua incluida.

La noticia que refiero es, en parte, tranquilizadora al limitarlo sólo a los ‘directamente expuestos al frío’, claro que a saber lo que cada uno le gusta llevar expuesto…

piercing

En este tema yo he hecho mi propio estudio y sigo viendo problemas con las temperaturas extremas. Así, en las playas de Canarias, donde me gusta hacer nudismo, descubrí hasta seis y siete aretes colgados del mismo escroto y a mí me daba por pensar que con el calor y un descuido los huevos podían salir, más que al vapor, cociditos… Ahora observo que alguien se ha dedicado a estudiar eso mismo para fechas tan frías como las que nos acompañan con resultados igualmente peligrosos: las piezas metálicas pueden estrangular la circulación sanguínea y acabar pegadas por congelación a la piel.

Por terminar ya, recordar mi primera y, de momento, última experiencia en la tienda de tatoo&piercing. Por cuestiones laborales lo quería sólo para el verano… Bilbao, 2007, junio:

Un paso p’alante, entro decidido en la tienda – Hola, buenos días, preguntaba por un piercing en la lengua –.

Pues sí, mira es un momento, lo único te recetamos antiinflamatorios que no seas alérgico. Te molestaría una semana y, al principio, tendrías que estar a dieta de líquidos­… Serían veinte euros (la dieta más barata del mundo!!!).

Un pasito p’atrás – Supongo que tendréis gente, habrá que pedir hora y eso… –.

Lo cierto es que tengo el studio ahora mismo vacío, mientras amaga con agarrarme el brazo…

(Recula, recula!!!), camino hacia atrás en busca de la puerta ­– Yo, yo… Bueno, si sólo quería preguntar… que gracias… agur (tropiezo incluido) –.

 

En fin, algún día llegará… y que vuestros ojos lo vean!!!

diciembre 28, 2008

Un año para el recuerdo (IV): Ese gran descubrimiento, el cuello

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:58 pm

 

Siempre había estado ahí, entre una cara bonita y un cuerpo bonito, en medio, ni lo uno ni lo otro, hasta que una noche lo estiré cuando estaba con alguien y allá que se lanzó. Me había advertido previamente que era eso lo que le gustaba morder, ahí. Por probar… y me atrapó.

cuello

Era una sensación tan fuerte que la primera reacción fue repelerlo con mis manos, alejarlo de mí. Y me dominaron las manos y me descubrí en el goce forcejeando. La presión seguía, no había pausa pero me gustaaaaaba y taaaaanto. Y mostraba más de mí, y estiraba el cuello, y yo más cachondo… Aprendí pronto y ya no hacían falta las palabras. Desde entonces mi lengua llega como guiada desde la base del cuello hasta la oreja pero es sólo el inicio, pues luego asoman los dientes, y no puedo parar. Y mis manos siempre alerta para prolongarlo, y me llegan los gemidos de la otra persona al oído y yo sólo quiero más, morder, disfrutar… hasta ese preciso instante en que mi cuello sea el protagonista.

Entonces pierdo la cabeza, no siento el resto del cuerpo y me centro en mi cuello en ofrecerlo, en estirar ese trozo de piel, en que esa sensación de placer no se detenga… ni ahora, ni mañana, ni el año que viene. Repetiré.

 

PD. Mañana, en Un año para el recuerdo: El blog y los blogeros.

diciembre 1, 2008

Nuevos besos

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 10:21 pm

 

Es curioso cómo, a veces, nos sorprenden las personas. El escenario mi cama, el encuentro entre dos. El reto, uno muy sencillo: un beso. Cómo te gusta más, y yo soy el que he de elegir. Me dejo enseñar.

El primero es suave apenas roza mis labios, se detiene en mi lengua sólo un instante, lo intuyo pero su sensación permanece en mi boca. El segundo atropellado, con sorbos de pasión y con bocanadas de deseo el que yo acompañaría de manos, gemidos y algún que otro instrumento que me dejo por el medio.

beso

Y resulta que esa noche me quedo con lo primero con la dulzura del encuentro, con el sabor momentáneo del anhelo. Quiero más y ahora me piden que yo haga el esfuerzo. Abro la boca y comienzo a acariciar sus sentidos, mi lengua tienta sus labios, entra con miedo. Me asusta lo nuevo pero ardo en deseo. Lo impulsivo se torna en voluptuoso, lo ardoroso será hoy algo ciego. Hoy tengo quién me enseñe, quién me descubra algo nuevo. Es un amor de una sola noche y antes de empezar tengo satisfecho mi apetito, estoy lleno de besos esta madrugada… de nuevos besos, de besos nuevos.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.