Everything but temptation

julio 26, 2009

De princesas y abanderados

Filed under: vida — Etiquetas: , , , , , , , , , — mytemptation @ 7:08 pm

Hubo un tiempo, en época de la serie cuéntame, en que los españolitos vestían su ropa interior de eso mismo, princesas-ellas abanderados-ellos. Llegados al siglo XXI y al vestuario de mi gimnasio parece que las cosas han progresado, a mejor afortunadamente.

Ellos visten con colores llamativos, marcas que todos tenemos en mente (aunque sean del rastro), incluso el finde se nota un esfuerzo por agradar donde lo íntimo asoma en la noche por encima del pantalón. Es más, los cuerpos se complementan con piercings en zonas estratégicamente morbosas, al igual que unos tatuajes unidos a un moreno de verano o de rayos que rayan la perfección.

dolce

Eso es en Chueca donde el culto al cuerpo y al textil se nota. Por circunstancias varias, la semana pasada me tocó acudir a un gimnasio de barrio, el mío. Fue entrar en el vestuario y retrotraerme al siglo anterior. Lo que vi allí me dio tal bajón que mi modesto esfuerzo por ir a la moda chocaba con el resto. Vale que no nos podemos permitir unos Dolce & Gabanna como los de la foto, ni que el equipo de fútbol/rugby cachas nos rodee, pero por dios que las madres dejen de comprar esos abominables slips a sus ya maduritos hijos y que se note un poco en qué siglo estamos… Lo dicho para muestra, una foto.

Anuncios

mayo 24, 2009

Relato: Dos lunas (más)

Filed under: Relatos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 12:24 pm

 

Nunca olvidaré esa primera sensación, en lo íntimo. Nos habíamos conocido esa misma noche, y ya entonces decidimos compartirla en la cama. Pero desde el primer instante todo fue distinto, las connotaciones sexuales desaparecieron para dejar paso a lo que muchos llaman y pocos experimentan… hacer el amor.

Era la forma de rozar con sus yemas cada centímetro de mi piel, era ese ligero temblor que precedió a la penetración, era su mirada extasiada de placer que sólo a mí me dedicaba, eran esos movimientos pausados pero constantes que nos llevaron a lo más alto, era esa sensación de querer atrapar ese instante… Recuerdo el momento de después en que todo quedó en calma y el instante envuelto en un par de palabras, abrázame fuerte.

234

Dicen que hay experiencias que sólo se gozan una sola vez en la vida, un instante que para cuando nos queremos dar cuenta está ya lejos del alcance de nuestras manos y que sólo quedará en nuestra memoria. Aquí lo he querido inmortalizar con un puñado de detalles, con una palabra por cada vez que mi corazón palpitó aún más fuerte. Aquella misma noche entreabrí los ojos para comprobar que no se trataba de un sueño y que de verdad abrazaba lo que mi deseo anhelaba, era un 27 de agosto.

 

El próximo 27 de agosto, a medianoche, al mirar al cielo observaremos que el planeta Marte será la estrella más brillante en el cielo, será tan grande como la luna llena. Será como si la Tierra tuviera dos lunas. Está previsto que la próxima vez que este acontecimiento se produzca sea en el año 2287.

mayo 22, 2009

Guapo Vs Morbo

Filed under: sentimientos, sexo — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 8:14 am

 

Hoy como ando sobrado, y medio cabreado vamos a hablar de ello. Hasta hace unos meses, persona que conocía y con la que me liaba, persona que acababa recurriendo a la misma expresión ‘qué guapo eres…’, siempre esas-tres-mismas-palabras.

Vayamos por partes, uno se considera del montón, ya no sé si del bueno o del malo pues eso lo dicta el otro. Y lo más importante, la coincidencia en la expresioncilla, qué digo, en la cadencia y número de palabras llegó a saciarme porque al oírla reaccionaba siempre desairado con un ‘ya estamos otra vez…’ por lo bajines.

m

Por variar, podrían aludir a que la tengo grande, pero no aplica o va a ser que no, que ya ni sé. Pues nada, que se quedaban en lo físico, en fin. Mira que no habrá cosas bonitas que decir o que soltar en un momento íntimo… pues hasta para eso somos pocos originales, ¿de verdad estamos tan limitados?.

Lo cierto es que gracias a eso he aprendido una sabia lección. He descubierto que me pone un piercing, que me acelera la simple arruga de un vaquero bien puesto, que me recalienta, y cómo, una cicatriz en el lugar más inesperado y llegados al extremo me pone más una expresión de tres letritas f-e-o. Y hay más, que el morbo está por encima de lo físico, y que de verdad mueve el mundo. Que el respiro que torna en jadeo en medio de la noche llena más mis oídos y mi libido que lo bonito de palabras mil veces repetidas.

Abajo las rutinas, viva el morbo y sobre todo esta noche, llámame feo… no veas cómo me pone!!!

febrero 25, 2009

Léeme al oído

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 1:57 am

 

Siempre he gozado con la palabra escrita. Me da vida. Me inspira e inspira nuevas palabras. Basta ver mi perfil, sólo dos aficiones: relatar, escribir.

La escena como sigue, alguien me descubre su faceta personal más íntima. Escribe textos, asegura que parten de la realidad para pasar a evocar un mundo más personal… Una chispa los despierta: una imagen, música, un vídeo, un viejo recuerdo…

 angel

Se ofrece ante mí a leerme en voz alta y no lo dudo, sí quiero. Esta noche me ofrecen todo eso, una voz modulada proveniente de jóvenes y rosados labios a los que fugazmente escruto con mi mirada. Y es que al principio de su lectura, sigo con mis labios el texto sobre la pantalla pero al momento desvío la mirada, desvío todo mi yo al protagonista único (él) que no es consciente mientras lo observo.

… sus palabras inundan la estancia en un espacio ya intemporal mientras mis ojos se sacian con su físico, con su arte que derrocha emociones, vida. Que descubre una nueva persona ante mí, que me acaricia muy dentro con sus palabras y con su aliento, que despierta a mí ser a alguien que siente y respira pasión y vida, que exuda juventud por cada uno de sus poros…

Poco más que añadir a la escena. Que fui yo el que se quedó sin palabras (raro, muy raro) acariciado por las suyas, acariciado por sus labios… léeme, léeme al oído.

octubre 29, 2008

Relato: Poros

 

El perfil apuntaba y mis clicks disparaban… era un sitio más de contactos. No sería la primera vez ni tampoco la última. Estudiante, 21 años, sonreía en la foto mientras el humo de su cigarro dejaba entrever sus ojos claros… El mensaje manido: hola me gustaría conocerte te paso mi messenger@hotmail.com. Ahora esperar, puede que incluso respondiera el mismo día tal como había sucedido en tantas otras ocasiones…

La escena se repitió y nos conectamos, era por la tarde y me encontraba sentado cómodamente sobre mi cama, aunque podía percibir cómo los tres grandes espejos del armario me miraban con un aire sombrío… Y con razón, hacía semanas que no mostraban la pasión y el deseo de dos personas que acaban de conocerse y disfrutan del momento. Gozando de sus cuerpos desnudos, recociéndose en los espejos, fantaseando con lo posible y lo mediato.

Reconozco que en esas ocasiones la temperatura del lugar ascendía, mis poros se abrían y dejaban escapar todas esas hormonas acumuladas a lo largo de semanas de abstinencia. Los espejos eran mi segunda piel y rápidamente advertían la situación. Los tenía enseñados, pues comenzaban a reconocer ese calor del momento y a mostrarse diferentes, sólo entonces era cuando los chorretones de vapor condensado empezaban a correr con fuerza hacia abajo. En ocasiones, el placer era tal que dudaba si perdía, por un instante, la visión o eran ellos los que me ayudaban a dibujar mi reflejo en éxtasis, rodeado de pasiones correspondidas, calores mutuos y sudores intercambiados.

Distraído en mis más íntimos pensamientos daba ya respuesta a mi nueva presa sobre el teclado. Aunque me consideraba del montón ganaba en las distancias cortas…incluso las virtuales. Lanzaba mis anzuelos y si picaban les atrapaba sin dejarlos escapar con dobles sentidos, dando vueltas al mismo tema hasta que lograba lo sexual, el deseo… Y de lo virtual a lo carnal un paso mi número de móvil, un lugar, una hora.

Había que apurar la situación, ya habíamos tratado lo sexual en un par de frasecitas pero era el momento de dejar huella y tomar un tema del que ya no le dejaría escapar. Volví a mirar su foto y lo tuve claro:

‘fumas mucho?…’

Del messenger saltó un ‘sí’ rápido pero la maquinita indicaba que iba a decir algo más, llevó unos instantes y de repente ‘fumas porros?’. Era mi oportunidad, mis dedos sin dudarlo saltaron rápidamente ‘quieres quedar?…’. De nuevo la espera ‘para fumar porros?’, ‘sí, claro…’ para eso, para lo otro y lo de más allá, todo ello se amontonó en mi cabeza…

Esta vez mis poros se adelantaron a su respuesta y dejaron escapar una gotita sobre mi frente, la dejé deslizarse pues en ese instante obtuve lo que buscaba ‘vale, pero con una condición’, sólo acerté a decir ‘dime…’, ‘que te hayas hecho una paja antes’. ‘Hecho…’. Lo di por hecho, todo: la paja, el conocernos, los espejos, mis hormonas liberadas, mi pasión y el sexo…

Chic@s siento dejaros con la boca abierta, como en la foto, pero mañana continuará.

octubre 27, 2008

Momentos íntimos

Filed under: sentimientos, vida — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 9:55 pm

Uno de vuestros comentarios me ha hecho pensar, ayer mismo también lo hablaba con una amiga. Hay ciertos actos que se descubren como íntimos cuando estás con otra persona, son acciones sencillas pero llenas de significado…

Me explico, el cómo ayudar a descalzar a una persona (en mi caso unas botas de larga caña) en un dormitorio extraño puede dar mucho significado al grado relación que puede llegar a haber entre dos personas, o lo que pueda o no pueda suceder a renglón seguido…

Pensaba algún que otro ejemplo, retirar una pestaña a alguien sobre su rostro significa cruzar una barrera invisible, en un acto piel sobre piel. ¿No os ha sucedido en alguien coladito por vosotr@s descubrir su mirada retirando ese pequeño elemento? Esos ojos, esa mirada expresan ya mucho más que toda una colección de palabras… Muchos quisiéramos esa mirada cada mañana.

Incluso en el sexo, en algo tan desaforado y rápido lo del condón se resuelve de una manera exprés pero, en mi caso, mi sensación de comodidad, cariño y atracción se modifica (y mucho) cuando son las detallistas manos de otros las que cuidan en ajustar el elemento.

Esta mañana he amanecido con una pestaña en mi cara, y he buscado una mano sensible que la retirara, sólo la he encontrado a través del espejo. Era mi reflejo en un acto rutinario. Y me atrevo a decir que no es lo mismo…

Blog de WordPress.com.