Everything but temptation

septiembre 17, 2009

4 comentarios »

  1. Huy, si esas cosas se solucionaran con receta médica las consultas estarían saturadas… bueno, más saturadas 😀

    Cuídate y que te sea leve.

    Besos

    Comentario por Nanny Ogg — septiembre 17, 2009 @ 6:02 pm

  2. Qué te mejores.

    Comentario por Bruto — septiembre 17, 2009 @ 6:18 pm

  3. Ha habido un momento, cuando he leído lo que le habías pedido al médico que te recetase calor de pecho ajeno, en el que me he imaginado al médico entreabriendose la bata y diciendo con expresión lasciva: “A mis brazos, morenooooo”, ahora lo más importante es que te cuides esa faringitis para volver a la carga (en todos los sentidos) cuanto antes.

    Un besazo.

    Comentario por Reikjavik — septiembre 17, 2009 @ 8:50 pm

  4. ¡cachondo eres!
    El de la foto no puedes ser tu ni constipado…
    Me ha gustado lo del calor de pecho ajeno; estoy por simular enfermedad para solicitarlo a mi facultativo…

    cuídate,

    Comentario por Tito Carlos — septiembre 18, 2009 @ 8:12 am


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: