Everything but temptation

febrero 7, 2009

Relato: Amy

Filed under: Relatos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 2:51 pm

 

Dicen que recordar es volver a vivir, recupero un viejo relato de mi antiguo blog… 

La historia comienza en un chat. Él le habla a él, y él le responde a él.

Él quiere intimar, y él también.

Pronto acaba el encuentro, pronto quedan para una cita. Frente a frente, en un bar. Se encuentran incómodos y se descubren mirándose de lejos. Se reconocen enseguida no hay presentaciones, no hay besos. Apenas unas palabras balbuceadas.

Un territorio por descubrir, un territorio por conquistar. Al fondo del bar se dan mutua respuesta, hallan su paraíso, bastan dos sillas de madera en mal estado y una mesa llena de los retazos olvidados de otros, de conversaciones, de vida.

Un cigarro mal apagado aún lanza un hilo de humo. Se afanan por limpiar la mesa, dejarla vacía de tazas y copas. El cenicero se queda.

Se impacientan por hacer de ese espacio algo nuevo, algo que será suyo, íntimo, cálido. Tal vez, un inicio que poder dentro de unos años rememorar. Ahora, un par de cañas les separan, adiós a las frías teclas, al hielo digital, a la pantalla muda. Ahora hay vida, movimiento.

Él bebe una sin alcohol. Él abarca una jarra fría, muy fría, y siente cómo traspasa su piel, y congela su sudor, y paraliza su mano. Al parecer le alivia, suspira, llena de aire sus pulmones y en ese instante encuentra tranquilidad.

Él no sabe disimular, y desciende sus manos que traslucen sudor, y la camisa y todo su cuerpo.

Bajo la mesa no hay testigos, él las restriega contra sus jeans, él repiquetea encima. Continúan separados, ahora la frontera es menos. Tan sólo una mesa, un sencillo trozo de madera.

Él anhela estar juntos.

Él bisbesea, pareciera que sigue el ritmo de la música, que los nervios no lo dejan dar voz a su ansiedad, pero vence ese miedo.

La música del bar muere. Tras la pausa Amy resucita, lo inunda con su inconfundible voz.

Ahora sí, el movimiento es parejo. La mano asoma por encima de la mesa, se abre camino y tropieza con el paquete de tabaco. Lo toma, seguro de sí mismo mientras lo mira a él fijamente sin apartar la mirada, sabe lo que se trae entre manos- ¿Fumas? Inmediatamente, él se echa las manos a la cazadora se palpa, y al fin encuentra. Ofrece calor, fuego, y él recoge sus manos para contenerlo. Él recula, se sirve un cigarro y lo enciende.

Al fin, él exhaló quietud. Al fin, él respiró sosiego.

Esa misma noche él descubrió el poder erógeno del cuello, y él el dulce sabor del amor en forma de uno y mil besos.

Buen finde!!!

Anuncios

9 comentarios »

  1. Se me hizo un poco confuso al no haber nombres y llamarlos a los dos bajo “Él”, pero dentro de mis posibilidades de comprensión me gusta, es bonito 🙂

    Y ahora algo que no puedo dejar pasar por algo con el título de este post:

    All of the boys and all of the girls are begging to if you seek Amy!

    Ya ^^
    Besines 🙂

    Comentario por Adrián C — febrero 7, 2009 @ 3:34 pm

  2. Y cuando digo pasar por algo me refiero a pasar por alto.

    Comentario por Adrián C — febrero 7, 2009 @ 3:35 pm

  3. Si mi memoria no me falla, este fue, sino el primero, uno de los primeros relatos con los que descubrí tu blog y me aficioné a leerte, devorando con mis pupilas cada línea, cada palabra. No sé si el hecho de rescatar este relato significa que has abierto un nuevo ciclo en tu vida, pero sea como sea mis pupilas seguirán leyéndote.

    Besos.

    Comentario por Reikjavik — febrero 7, 2009 @ 3:45 pm

  4. qué pena que eso sólo pasa en los relatos…

    Comentario por pir_ado — febrero 7, 2009 @ 7:27 pm

  5. ¡Uy, Tempty, qué historia tan dulce¡

    Yo he estado en varias ocasiones así. Yo no bebo, así es que me identifico con el chico que no lo hace.
    Mira que me has puesto cachondo porque no sueles escribir esa clase de historias (o al menos yo no las había leído de tu parte).

    Me gustó. Te pido por favor que abordes de vez en cuando esa temática.
    Adoro tu prosa. Y al Banana Smoothie también (qué tipo tan terco, jajajaja).

    Besitos.

    Comentario por Juan de Dios Dávila — febrero 7, 2009 @ 10:42 pm

  6. ¿Estas cosas pasan de verdad?que casualidad,en estos momentos ha salido por mis altavoces la Amy.
    Besos

    Comentario por iñaki — febrero 8, 2009 @ 4:15 pm

  7. Describes a la perfección los nervios y las ganas de la primera cita. Bellos momentos que siempre guardaremos en la memoria.
    Bexo

    Comentario por liriodeagua — febrero 8, 2009 @ 9:02 pm

  8. Bueno hemos coincidido bastante en recuperar el pasado y en el tipo de encuentro entre blogs/blogueros… Juraria que tu hoy tenias como una cita o algo, jajaj. A ver, en tu post los chicos de la cita van un poco aprisa, no? Jajaja o estaban muy salidos. Ah y a lo mejor cuando lo escribiste fumaban, hoy seguramente alguno de los dos, ya lo había dejado, jajaja

    Pero está muy bien plasmado lo que son estas citas mas allá del blog. Seguro que quedaron en el metro de Gran Via, jajaja Bezos.

    Comentario por Iago — febrero 9, 2009 @ 8:46 am

  9. me encanta. yo creo recordar que también escribí un relato sin nombres en la que los llamaba él igual que tu, pero de eso hace ya muchisimo tiempo….
    muchos besos

    Comentario por Mercure22 — marzo 8, 2009 @ 10:45 pm


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: