Everything but temptation

enero 18, 2009

Veneno en la piel del sábado noche

 

El animal más venenoso sobre la faz de la tierra irónicamente surca los mares. Se trata de la conocida como avispa marina (chironex fleckeri), una medusa que habita las aguas de Australia. Con el equivalente en peso de un grano de sal de su veneno puede matar a un adulto. Este animal contiene en su superficie veinte mil ampollas repletas de un veneno que actúa rápidamente sobre el sistema nervioso y produce una parada cardio-respiratoria. Tiene sesenta tentáculos de hasta tres metros de largo cada uno y suficiente veneno para matar a sesenta personas.

medusa

Es un sábado cualquiera por la noche, disfruto y bailo hasta la madrugada, río y charlo con quien me rodeo pero no le toco (a él no) ni un sólo centímetro de su piel, salvo mis dos besos de rigor que son sentidos.

Mi reacción ante la noche es en ocasiones animal, presa que toco presa que atrapo y deseo para mí. Esta noche me contengo, si lo tocara, si tan sólo mis yemas de los dedos lo alcanzaran lo querría para mí, toda la noche. Lo sabéis (y él también lo sabe) lo puedo resistir todo salvo la tentación (everything but temptation). Me resisto a atacar, me muerde mi propio veneno por dentro y trato de atemperarlo con alcohol y música. Controlo mis tentáculos, modulo mi energía para que no se dispare el veneno, esa necesidad animal que me empuja a atacar…

Por esta noche lo consigo, ya de madrugada Mytemptation se relaja por fin sólo en su cama tras el mérito de haber surcado las aguas del sábado noche con las manos vacías. Respiro relajado y duermo.

Anuncios

11 comentarios »

  1. Bueno,pues si ese era tu objetivo…¡muchas felicidades!
    Porque no es nada fácil,y menos si la tentación te ha rondado de esa forma…

    Besoo =)

    Comentario por Phoenix — enero 18, 2009 @ 11:43 pm

  2. Una noche tranquila y relajada, que sirve para descansar, tiene su recompensa^^.

    Por cierto, la peli de Will Smith me pareció un poco malilla, al final se me hizo larga 😉

    Besos!

    Comentario por Tarn — enero 18, 2009 @ 11:45 pm

  3. Bueno, objetivo cumplido pues, lo que no entiendo es que te hayas marcado una meta así, pero bueno, la vida es superación. Espero que todo vaya bien.

    Besos.

    Comentario por Reikjavik — enero 18, 2009 @ 11:53 pm

  4. En la renuncia está el conocimiento de uno mismo: vemos qué nos es necesario y definimos los límites de nuestra naturaleza.
    En cualquier caso, no me agrada nada ese símil con un animal venenoso hasta lo letal. Será que tengo otra idea de tí.

    Comentario por Sísifo — enero 19, 2009 @ 2:00 am

  5. no sé cómo todavía te quedan hormonas operativas después de la descripción de ese simpático animalito marino…
    a mí me ha dolido de sólo pensarlo…

    Comentario por ana — enero 19, 2009 @ 5:58 am

  6. Esto es lo que cantaba radio futura?…me encanta la visión que das de la noche de sábado…

    Comentario por Didac Valmon — enero 19, 2009 @ 7:55 am

  7. Qué tendrá la piel… cuántas terminaciones nerviosas… Y sin el contacto, aún parece que podemos llegar a sentir el olor de esa piel, y sólo de imaginarla, de saberla, nos llena también de otras memorias.

    Lo peor es cuando esto te sucede no sólo los sábados por la noche. La tragedia, cuando das con una avispa marina, o cuando no das con ella.

    Abrazos.

    Comentario por acelerado — enero 19, 2009 @ 6:31 pm

  8. Presa que no quieras dejámela a mi,que últimamente estoy a la caza..

    Comentario por iñaki — enero 19, 2009 @ 6:58 pm

  9. A mí me ha pasado algo que seguramente lo habrás vivido: sábado en la noche que salgo para ver qué es lo que atrapo (y que me regodee la vista con él), no lo consigo.
    Hay otros sábados en que salgo sin ninguna esperanza de conseguir a alguien, se me aparece la presa.

    Qué extraña es la vida, ¿no?

    Besitos oceanográficos.

    Comentario por Juan de Dios Dávila — enero 19, 2009 @ 7:57 pm

  10. que tiene que ver la accion letal d este animal con lo que te pase a ti un sabado noxe…no lo entiendo…en ved de preocuparte que hay gente que ha perdido la vida con este animal y uno de ellos un niño de 6 años el verano pasado en australia cuentas aqui tu vida amorosa…que poca vergüenza

    Comentario por valencia — enero 23, 2009 @ 12:00 pm

  11. Un beso para los valencianos. Sobre todo para los anos.

    Comentario por Sísifo — enero 23, 2009 @ 1:16 pm


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: