Everything but temptation

octubre 19, 2008

Relato: hamam

Filed under: Relatos — Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , — mytemptation @ 4:38 pm

Dice la tradición que los hamam, baños turcos, contaban en plantilla con tellak, los jóvenes masajistas que ayudaban a lavar a sus clientes, y a los que también envolvía una importante carga sexual… Conocemos por textos de autores otomanos quiénes eran, sus tarifas e incluso cuántas veces hacían llegar al orgasmo a sus clientes además del detalle de sus prácticas sexuales. Aún en turco el término hamam oğlanı, chico del baño, es usado como eufemismo para referirse a homosexual.

 (…)Lo primero que nos apuntaron fue hacia los vestuarios, allí cada uno con disimulo se puso el bañador, la mirada fija de cabeza para arriba no siendo que alguien fuera a cuestionar con sus ojos lo que a otros nos habían dado por naturaleza, lo de las odiosas comparaciones y demás…


Las instrucciones claras, primero la sala de agua templada, luego la más caliente, y más tarde la fría-fría, era cuestión de purgar cuerpo y mente antes de proceder al baño turco con su humedad y con sus vapores purificantes. Una vez llegado allí te relajas, tus sentidos flotan envueltos en músicas instrumentales, los chorros de aguas chocan con los distintos baños, y llegado el momento más pronto que tarde llega el relax, los que lo desean encargan un masaje. Te recomiendan que tras él te duches para eliminar el aceite que el cuerpo no ha absorbido… 

Sobre la camilla el especialista te pregunta qué parte deseas que te relajen, uno que es nuevo en esto anuncia con voz temblorosa que la espalda, un clásico, mientras remuerde su conciencia pensando que podía haber sido un poco más osado…

El masaje comienza con una toalla rozando tu cuerpo para secar la piel al tiempo el sentido del tacto se dispara, al igual que tu vello. Disimuladamente sitúa el extremo de la toalla bajo el dobladillo de tu bañador, ahora sí te pesa, ahora sí estás en sus manos, nunca mejor dicho.

Te indica que dejes colgando los brazos mientras te envuelve en aceite, suavemente va magreando tu cuerpo. Al principio sabes dónde se encuentran sus dos manos, pero pasados unos instantes pierdes la cuenta, y comienzas a pensar que son dos, y tres, y cuatro. Para entonces ya has cerrado lo ojos, se han disparado tus sentidos, y sueñas despierto que aquello no acabe, o que acabe de otra manera…

Un susurro te despierta: ‘el masaje ha terminado’, te incorporas como flotando, sonríes bobaliconamente y te diriges al vestuario. Me cambio, y opto por no ducharme conservaré toda la noche el aceite. Pasas por caja ‘son treinta y seis euros’, vuelves a sonreír, la cuchillada apenas duele. Llegado a casa, me envuelvo en mis sábanas y en mi aceite, y sigo soñando…

Anuncios

8 comentarios »

  1. “El especialista te pregunta…”, “El masaje ha terminado”…¿por 36 euros dices?…reconozco que siempre he tenido curiosidad por probar un sitio así, pero ahora creo que sí, sé que iré, disfrutaré y…..¿lo contaré?…

    Comentario por Winnie — octubre 19, 2008 @ 5:21 pm

  2. Vamos, yo que ya me pongo nerviosito perdido con el masaje que me da el peluquero… no quiero pensar en un sitio de esos.

    Comentario por Manu — octubre 19, 2008 @ 6:39 pm

  3. Bueno, yo hice un módulo de fisioterapia hace unos años y me mandaron de prácticas a un gimnasio, y bueno, para que negarlo, lo cierto es que era un poco hamam oglam. A mucha gente le da morbo saber que alguien sabe dar masajes y la mayoría de las veces no acaba en esa a priori inocente acción. De hecho, me siguen pidiendo masajes alguna que otra vez. Besos del hamam oglam.

    Comentario por Reikjavik — octubre 19, 2008 @ 6:49 pm

  4. Yo quiero un masaje,pero tal como tengo la espalda seguro que me la fastidian mas,un mal masaje es peligroso.
    Besos desde Valencia

    Comentario por iñaki — octubre 19, 2008 @ 11:22 pm

  5. La crítica dijo ésta curiosidad de la pelicula:”Notable film que estuvo en España más de un año en las sesiones nocturnas de los cines” (Javier Ocaña: Cinemanía)

    Comentario por Winnie — octubre 20, 2008 @ 6:06 am

  6. Hola! te aseguro que sí, me lo he pasado genial en Segovia y, tal como dices, un mero paseo por esa ciudad con Ana B. es una delicia, un descanso que me tenía merecido, puesto que no descansaba desde Semana Santa ya. Vamos, una tortura china…

    Por otra parte, te comento tu actualización. Mira tío, dime ya dónde te hicieron ese masaje ya. Dios, quiero sentir eso mismo, que te fusionas con la camilla de tanto meneíto de mano. Eso sí que es relax jajajaja. Hace un año me fui con Ana B. a un balneario en Orense un finde, pero el masaje con aceite que me dieron no se parecía en nada al tuyo jejeje.

    Gracias por pasarte! Un besote!

    Comentario por _Blueyes_ — octubre 20, 2008 @ 12:16 pm

  7. yo seimpre digo a mis colegas lo de ir ala sauna, por probar, jajajjaajaj. me parece curioso todo el rollo ese. el dela sauna y el de los bañso turcos.

    me dicen 36 euros y creo q tnia q aberme arrodillado y comerle la polla. y seguramente ubiese dejaod algoa deber…:P

    molaaaaaaaaaaaaaaaa

    Comentario por CANALLA — octubre 20, 2008 @ 4:29 pm

  8. Ayer estaba comentando este post y justo cuando acabando diciendo que si iba a un hamam, llevaría suelto para poner lo que dejara a deber Canalla, se me fue la luz por toda la urbanización y tardó ¡¡¡¡ cinco horas!!!
    Bueno, hoy lo coloco, creo. Bezos

    Comentario por Iago — octubre 21, 2008 @ 6:59 pm


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: